El Fondo de Pensiones Montepío alcanza en el último año una rentabilidad del 4,59%

Fondo de Pensiones “Montepío” cierra 2016 con una de las mejores rentabilidades del país

Con 5.716 familias partícipes,  el plan de pensiones es una de las fórmulas de ahorro más populares de Asturias y con mejores rendimientos a 15 años: Mil euros de 2004 son hoy 1.400. En este último ejercicio logró un punto más que su referencia nacional. 

2019 ha sido un año muy bueno para la economía del Grupo Montepío, una de las mayores actividades de economía social de Asturias, con cerca de diez mil familias asociadas. Si a mediados del curso, la entidad social de raíces mineras cerraba su cuarto ejercicio consecutivo con beneficios en sus actividades (Balneario de Ledesma y los destinos de sol de Los Alcázares y Roquetas de Mar y (tercero para) Residencia de Felechosa, empresas en las que trabajan cerca de 300 personas con un volumen de negocio de 12,6 millones, un 1,6% más), el cierre del ejercicio ha traído otra buenísima noticia para sus mutualistas: El Fondo de Pensiones de la entidad ha logrado una rentabilidad en 2019 del 4,59% TAE, más de un punto por encima del Benchmark, es decir de su  índice de referencia.

El impacto positivo es alto, pues el Plan de pensiones del Montepío, dotado con 17 millones de euros y gestionado por CASER para la entidad asturiana en condiciones exclusivas, llega hoy a 5.716 familias asturianas partícipes, que si bien un alto porcentaje lo son con aportaciones modestas (entre 40 y 50 euros mensuales) complementarias a su cuota básica como mutualistas, la mayoría son de largo recorrido, algunas de ellas vigentes desde mediados de los años 90. Junto con su carácter popular para las familias de origen minero asturianas, precisamente ese, en el ahorro a través de una “hucha constante”,  es una de las grandes virtudes del Plan de Pensiones del Montepío. Así, el rendimiento del Fondo a 15 años, que de nuevo esta en los primeros puestos de su especie en el marco nacional de este tipo de productos financieros. Así, la Rentabilidad a 15 años se sitúa en el 2,65% TAE (la media de los 358 fondos de pensiones nacionales existentes es de 2,11%). O lo que es lo mismo, todos los mutualistas que tenían 1.000 euros en este plan en 2004, hoy se ha convertido en casi 1.400 euros (1.397,50 €, un 40% más).  

Los datos han sido acogidos con mucha satisfacción en el Montepío, por lo que supone este rendimiento para un amplísimo colectivo y tras venir en 2018 de un año financiero a nivel nacional horrible para el conjunto de planes y fondos de inversión: el 95% había caído en rentabilidad negativa.

La cultura ahorradora del mutualismo minero asturiano a través del Montepío es una de las más altas de España. Recientemente el Observatorio Inverco indicó que solo el 16,2% de los españoles mantenía una parte de sus ahorros para la jubilación en Planes de Pensiones Individuales, porcentaje que se eleva al 20% si incluimos los Planes de Pensiones de empleo (los ofrecidos por las empresas a sus trabajadores), siendo la edad media de los suscriptores o partícipes de 50 años.

Este es el balance completo realizado por nuestra gestora sobre el Plan de Pensiones del Montepío: incluye análisis, evolución y previsiones estratégicas.

RECUPERANDO RESULTADOS

El año 2019 ha sido completamente opuesto a las fuertes caídas de los activos financieros vividas hace un año, cuando presentamos el contexto económico global nos deparó el peor balance en el histórico de un fondo acostumbrado a ganar. Este, sin embargo, ha sido un año tremendamente positivo, de fuerte recuperación, propiciado sobre todo por la actuación de los diferentes Bancos Centrales y la mejora de los factores de riesgo que actuaron el año anterior. Como es tradicional en estas fechas, presentamos en estas páginas el balance y análisis que nos aportan los expertos de nuestra entidad gestora Caser Seguros. A principios de diciembre, nos hacían sonreir de nuevo con rentabilidades próximas al 4,5%, casi un punto por encima del índice de referencia.

El año arrancó con un panorama muy positivo, con subidas superiores al 15% en la mayoría de mercados de renta variable, impulsados por avances en los factores de riesgo que hasta entonces habían dañado la rentabilidad de los mercados;  y también por el importante sustento de los Bancos Centrales-BCs.  La Reserva Federal en EE.UU. indicaba el cese del ritmo de subidas de los tipos de intervención y el Banco Central Europeo-BCE retrasaba las posibles subidas que se descontaban para este año, ampliando las medidas de estímulo para la economía. Del mismo modo, se extendía el plazo para la salida de Reino Unido de la UE; mientras China y EE.UU, alertados, por el fuerte descenso de actividad económica, comenzaban a dialogar.

La  segunda mitad del año continuó con el fuerte ritmo de subidas de los activos financieros, propiciado por el cambio de rumbo de los distintos BCs, que apoyaban la continuidad del ciclo económico ante la menor dinámica  de crecimiento como consecuencia de las tensiones comerciales China/ EE.UU.  Como efecto, se produjeron caídas en las rentabilidades de los bonos de gobierno (la curva de bonos de gobierno alemán se situaba en rentabilidad negativa hasta el 10 años) y subidas en precio, es decir, fuertes ganancias en los activos de renta fija  y fuertes subidas en la renta variable, también, superiores al 15% ante la búsqueda de activos de riesgo y la  mejora de las previsiones de crecimiento futuro apoyado por los BCs.

La Reserva Federal iniciaba el primer ciclo de descenso de los tipos de intervención desde 2015; y el BCE bajaba de nuevo los tipos de intervención y depósito, e iniciaba de nuevo su programa de compras cuantitativas. Como consecuencia de ello y las actuaciones de los BCs sobre un panorama cauto, los mercados financieros interpretan un sustento para alargar los distintos ciclos económicos alcistas. O  dicho de otro modo, se adelantan y ponen freno a un deterioro macroeconómico mayor tras las medidas de estímulo propuestas. Al acabar 2019 los ojos están puestos en una decisión electoral en Reino Unido (parece descartado un Brexit Duro) y en ver cómo evoluciona ese diálogo entre EE.UU. y China para enfriar la guerra comercial con la retirada de aranceles en fases, decisiones que sin duda marcarán los escenarios en 2020.

RENTABILIDAD POR ENCIMA DEL ÍNDICE

A pesar de venir de un año tan complicado como fue 2018, fue una decisión acertada mantener en 2019 el nivel de exposición en renta variable, confiando en un escenario  de  crecimiento  global  sostenido y de  inflación moderada.  Normalizados los riesgos, por fin llegaron las rentabilidades atractivas, en un entorno favorable por las mejoras de los beneficios empresariales. En renta fija, continuamos con nuestro plan de ligero incremento gradual de duración en Europa. En otras inversiones, continuamos invirtiendo en las estrategias más líquidas relacionadas con búsqueda de valor relativo.

Como consecuencia de lo anterior, el Fondo Montepío llegó al primer día de diciembre con  una rentabilidad del 4,47% frente al 3,49% del índice de referencia. Por tanto, un acierto mantener la  estrategia  de alinear  la  cartera  con  nuestras  expectativas macroeconómicas de  crecimiento  e inflación, trasladándose esta vez sí,  al precio de los distintos activos financieros.

Respecto a la posición del Fondo frente al resto de fondos de Pensiones similares (de renta Fija Mixta a finales de septiembre), el nuestro se sitúa en el primer cuartil a 10 años (2,46% de rentabilidad anual frente a 1,63% de la media de fondos de renta fija mixta) y en el segundo cuartil a tres y cinco años.

ESTRATEGIA Y POSICIÓN

El Fondo Montepío ha permanecido durante el año invertido en línea con el índice de referencia, aunque gestionando el nivel  de inversión conforme los mercados ofrecían oportunidades.  Se ha mantenido sobreexposición táctica a EE.UU. durante gran parte del año, comenzando la reducción progresiva a finales de abril.  Posteriormente se redujo la exposición a renta variable en Europa, como estrategia de preservación de rentabilidad tras las fuertes subidas del año.

Actualmente el nivel de inversión se sitúa en el 14,7% del fondo frente al 15% de la referencia.  Cabe destacar que el cambio de asignación por zona geográfica establecido a inicios del año frente al anterior (mayor inversión de EE.UU. y  Japón frente a España y Países Emergentes) ha sido positiva para el fondo.

 En Renta Variable: pese a la incertidumbre que generaba el mal resultado del año anterior, se mantuvo el nivel de exposición en este segmento, siendo clave en el resultado logrado, ante el crecimiento global sostenido y la inflación moderada, dando por fin las rentabilidades esperadas atractivas en un entorno favorable para mejoras de los beneficios empresariales.

En  Renta fija, continuamos manteniendo el sesgo hacia duraciones bajas, como protección ante escenarios de subidas de tipos de interés. Y mantuvimos el nivel de inversión en otras que ofrecían descorrelación en las caídas y rentabilidades esperadas superiores a la renta fija. El Fondo ha ido incrementando progresivamente el nivel de duración hasta situarla ligeramente superior al índice de referencia, al vender los tramos 1-3 y 5-7 años y comprar en los tramos 3-5 y 7-10 años.

Por tipo de activo, continuamos viendo mayor valor en la renta fija corporativa a corto plazo (hasta 18 meses) que en los bonos de gobierno mientras que optamos por bonos de gobierno en los tramos medios (3-5 años).  Del mismo modo, se ha reducido la exposición a sectores más cíclicos, manteniendo la visión positiva en el sector financiero.

Otras Inversiones: el Fondo invierte el  10%   de sus activos   en otras inversiones, con el fin de aportar una descorrelación (diversificación de seguridad) frente a los mercados tradicionales de renta fija y renta variable con menor volatilidad. En este apartado, destacamos la buena evolución de los fondos de préstamos con garantía en Europa; y en menor medida en EE.UU. y en menor medida los de valor relativo así como el cierre a mitad de año de la estrategia abierta de compra de dólar iniciada en Septiembre de 2018 con un retorno superior al 4%.

En El Montepío, de sus 10.000 familias mutualistas, 5.700 tienen Fondo de Pensiones y a ellos hay que sumar 1.062, participan del llamado plan de ahorro joven o de jubilados, un seguro de ahorro colectivo, con interés técnico garantizado, vigente, pero solo para los que lo contrataron antes del finalizado año.

Ante este elevado porcentaje de participación y éxito en el producto, la entidad explora ahora nuevas fórmulas para sus asociados o la captación de nuevos mutualistas entre la segunda generación (los jóvenes de familias mineras pero que se dedican ya a otras profesiones) con productos de ahorro como los planes indexados o de renta vitalicia, incluso más flexibles, que permita al Montepío llegar a ese público nuevo, que además ve con buenos ojos el posición de la entidad hacia una economía social con acciones vinculadas a la solidaridad y al trabajo en red. El Global Investment Survey de Legg Mason, el 61% de los ‘millennials’ españoles utiliza o ha utilizado los servicios de un asesor financiero, lo que supone un crecimiento del 45% en la demanda de estos servicios respecto a la generación anterior de los ‘baby boomers’.

Finalmente, no hay que olvidar que los planes de pensiones aportan la ventaja de que se pueden desgravar al hacer la declaración de la Renta, es decir, reducen la base imponible, lo que permite mejorar la rentabilidad financiera. Un último apunte: si en el peor de los casos no llegáramos a la edad de jubilación, ese importe ahorrado no se perdería, pues el plan de pensiones pasaría a ser propiedad de nuestros herederos legítimos.

 

 

,

Becas: 1 de enero se abre el plazo para Universidad y Ciclos Grado Superior

La Fundación Obra Social Montepío informa que este martes, 31 de diciembre, se cierra el plazo para la recepción de solicitudes de beca dentro de la convocatoria de ayudas al estudio destinadas a familias mutualistas con alumnos/as en Bachiller y en Ciclos Profesionales de Grado Medio. El final de esta convocatoria supone la apertura, con fecha 1 de enero de 2020, del plazo de solicitudes de la Línea destinada a Universidad y Ciclos Profesionales de Grado Superior, y cuya duración se extenderá hasta el próximo 15 de febrero de 2020. Como en las anteriores, las familias mutualistas pueden solicitarlas en la sede central del Montepío, juntas locales de la entidad y on line, a través del espacio habilitado por la Fundación dentro de la web corporativa www.montepio.es. La Fundación también ofrece como soporte el mail fundacion@montepio.es; o el teléfono de ayuda y soporte 985 96 54 85, laborables de 9 a 15 horas.

El programa de becas Montepío para el curso 2019-20 se inició el 1 de octubre con la convocatoria de las ayudas para familias con ayudas en Primaria y Secundaria y las ayudas para familias con niños/as con Necesidades Educativas específicas-NEE, unas becas que pueden solicitarse también hasta el 15 de febrero de 2019.

La Fundación Obra Social Montepío destina este curso 35.000 euros a ayudar de manera directa en la educación de más de 200 familias. Estas son las Bases de la convocatoria que estará vigente a partir del 1 de enero para Universidad y Ciclos de Grado Superior, orientado a la compra de libros de estudio de texto o digitales, material didáctico e informático.

Descripción Atendiendo a la Política Social que siempre ha caracterizado al Montepío y Mutualidad de la Minería Asturiana, se concederán ayudas destinadas a la compra de libros de texto, material didáctico e informático de nuestros socios.

 Objeto Esta beca tiene por objeto ayudar a financiar los costes del curso académico 2019-2020 con ayuda para la adquisición de libros de texto y material didáctico e informático para alumnos de Educación Postobligatoria presencial (Universidad y Ciclos Formativos de Grado Superior) de centros docentes de carácter público o concertados.

Estudios Universitarios: No se incluyen en esta convocatoria los estudios de tercer ciclo o doctorados, los estudios de especialización ni los estudios destinados a la obtención de títulos propios de las universidades.

Ciclos formativos de Grado Superior: Tiene derecho a ayuda todos los ciclos formativos de grado superior de formación profesional, los de artes plásticas y diseño, y los de enseñanzas deportivas.

El curso 2019-20 contará con una financiación de 5.000 €.

El número total de becas a conceder será de 35, para aquellas solicitudes que obtengan la mayor puntuación en el baremo establecido. La coincidencia de puntuación se resolverá con preferencia de la solicitud con menor renta familiar. La cuantía de las mismas será por un importe fijo y lineal.
o Universidad: 15 ayudas de 200 euros por alumno.
o Ciclos Formativos de Grado Superior: 20 ayudas de 100 euros por alumno.

Si quedase remanente en las ayudas de Universidad se podrán incrementar en la misma cuantía en Formativos de Grado Superior y viceversa.

La Fundación Montepío recuerda que el 31 de diciembre finaliza el plazo para la recepción de solicitudes de beca de Bachiller y en Ciclos Profesionales de Grado Medio. El final de esta convocatoria supone la apertura, a 1 de enero de 2020 de la destinada a Universidad y Ciclos Profesionales de Grado Superior, y cuya duración se extenderá hasta el próximo 15 de febrero de 2019, cuando quedarán cerradas todas las convocatorias, incluida la de NEE que se mantiene abierta desde el 1 de octubre.

Pueden consultar las Bases Reguladoras en este link: https://bit.ly/2F65PqA

Así como el pliego de solicitud aquí: https://bit.ly/2tbrL0S

Guajes mineros, un proyecto sociocultural global e intergeneracional que tendrá su expo

La Fundación Obra Social Montepío desarrolla en 2020 el proyecto La Memoria de los guajes mineros, un proyecto sociocultural que tiene como objetivos poner en valor y preservar la memoria industrial y social de la minería,  recuperando una de las páginas más controvertidas de la historia no solo en Asturias, sino también en los países que afrontaron la primera gran revolución económica mundial a lomos del vapor con la dedicación infantil a labores primarias o secundarias de explotación y aprovechamiento del mineral en los principales países industrializados del mundo, desde el mismo inicio de la minería moderna, en el siglo XIX, hasta la mitad del XX.

EXPOSICIÓN: LA MEMORIA DE LOS GUAJES MINEROS 

Si pertenece a un Centro educativo (colegios o institutos), cultural o Asociación, y esta interesado en los contenidos de este proyecto para su programación, póngase en contacto con fundacion@montepio.es. A lo largo del primer trimestre de 2020 pondremos en marcha la exposición temática con contenidos divulgativos sobre los niños y niñas mineras en el mundo y la explotación infantil antes y ahora.

Un fenómeno, el de la presencia de los niños en minas, pozos y escombreras, que los estados del denominado primer mundo, de Alemania a Estados Unidos, de Reino Unido, Rusia o Polonia a Francia y España, han ido frenando y prohibiendo mediante normativas de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) por las terribles repercusiones derivadas para la salud de los pequeños mineros. Una aberración que desgraciadamente, y pese a las denuncias internacionales y los mandatos de la ONU y de las ONG globales, aún se mantiene en muchas zonas en vías de desarrollo por situaciones de pobreza o explotación infantil.

Los guajes, como se conocían a los niños mineros asturianos y leoneses, término que ha dejado huella en esta historia clave en la industrialización española por el papel estratégico del carbón en la modernización de los países en los dos últimos siglos, son aún personajes del presente. Muchos de ellos aún viven y conservan la memoria de aquel tiempo, en el que trabajar con 10, 12 o 14 años, y en unas condiciones laborales extremas en muchos casos, exposición de accidentes, ambientes pulvígenos, humedad… era una necesidad de supervivencia para ellos y sus familias. La mayoría no pudo ir a la escuela, al menos lo suficiente, y casi todos se han ido de este mundo o aún sufren esa terrible sensación de infancia hurtada. Pero desde la Fundación Montepío no queríamos abordar este asunto desde una perspectiva localista, basada en la memoria de nuestras familias mineras, sino enlazar la misma con lo ocurrido en otras zonas carboneras del mundo, de las más próximas en Francia, Alemania o Gran Bretaña, a Estados Unidos, con una economía otrora emergente -que de hecho se convertiría en la primera potencia mundial- pero donde también se dedicaron infantes a la explotación infantil. Niños mineros por tanto no cómo una necesidad de pobreza en las familias, que también, sino como un fenómeno de necesidad productiva y económica que pasaba por encima y pisoteaba acuerdos sociales que debieran ser tan sagrados como el respeto a la infancia. Una lacra que pese a estar en el siglo XXI, aún sigue ocurriendo desgraciadamente en muchas partes del planeta, y no solo con niños mineros.

Reiteramos que la utilización de fotos de guajes mineros de otros países tiene como fin dar un enfoque global a esta situación para lograr una perspectiva amplia, intergeneracional y universal para que las nuevas generaciones de hoy comprendan mejor el fenómeno antes y ahora, buscando conciencia y compromiso social.

Por todo, consideramos una justicia social y una oportunidad para la sensibilización en un tema humanitario de primer orden dedicar este proyecto, con el calendario homenaje y posterior exposición, a la memoria de los guajes mineros, los niños y niñas que dedicaron los que debieron ser sus mejores años, los del aprendizaje en sueños e ilusiones, a sacar adelante a sus familias, al progreso y modernidad de nuestra tierra y país que vendría sin que nunca quedase compensado para ellos la cuenta de ese esfuerzo dedicado. Sin olvidarnos por supuesto de los que no están y de los que pagaron de forma prematura en sus carnes y con su vida las consecuencias de accidentes o de enfermedades profesionales tan duras y difíciles como la silicosis.

Desde el compromiso de la Fundación Obra Social Montepío con la historia minera, nos marcamos con este Calendario de 2020 no solo honrar la memoria de los guajes mineros y dar luz a una parte de esa historia industrial, sino concienciar a las nuevas generaciones, en un diálogo intergeneracional posible y necesario (nietos con abuelos) sobre éste legado y la importancia de luchar y denunciar la explotación infantil en cualquiera de sus formas, reivindicando la educación, el juego, la salud y la protección, como elementos fundamentales en la formación de los niños y jóvenes.

Comencemos por el origen del término GUAJE (GUAH.E)

En Asturias, sinónimo de rapacín, neñu, fíu de alguien o persona moza que ayuda a otra, mientras aprende el oficio. También, por su juventud, al ayudante del picador minero. Voz asturiana referida al niño minero, derivada del término inglés washer /guaser (el lavador) por referirse a una de las labores más encomendadas a los niños, junto con la de escoger o clasificar carbón, durante las primeras sociedades industriales. Palabra importada y transformada por deje popular desde aquel origen carbonero en Asturias y en España, de la mano de empresas como la Asturian Coal and Iron Company, o la Asturian Mining Company, con domicilio social en Londres y minas y fundición en Mieres.

En su evolución terminó por generalizarse en las Cuencas mineras hasta convertirse en un sinónimo de niño/a, sin importar ya que fuera minero o «the kid» en inglés, utilizándose en muchos casos como apodo (como al famoso futbolista David Villa).

En Estados Unidos, sin embargo fueron bautizados como “trapper boys”.  En Inglaterra se les llamaba hurriers, y a comienzos del XIX eran habituales incluso en el interior de la mina. Con 3 o 4 años de edad, se arrastraban en la oscuridad por claustrofóbicos túneles, empujando con su cabeza pesados carros (cargados del carbón que se había extraído. Inhalaban polvo, destrozaban sus rodillas por el rugoso suelo e, incluso, perdían frecuentemente el pelo por la zona de su cabeza que empleaban para empujar la vagoneta. Los que aún no eran suficientemente fuertes como para tirar o empujar el corf, se dedicaban a abrir y cerrar trampillas para que después pudiera pasar la vagoneta. Recibían el nombre de tramperos. Una trampera, Sarah Gooder, de 8 años, le confesó a un inspector que sentía miedo en la mina: “Tengo que trabajar sin luz y me da miedo… Voy a las cuatro y a veces las tres y media de la mañana, y salgo a las cinco y media de la tarde”. El 8 de junio de 1847, el Parlamento británico aprobó una norma que establecía, para mujeres y niños, una jornada laboral máxima de 10 horas. Sin embargo, muchos dueños de las fábricas, aprovechándose de la escasez de inspectores, frecuentemente no cumplieron los términos de las leyes. Por desgracia, también ocurriría en España. Y ahora en otros países, de los llamados en vías de desarrollo.

Evolución histórica en España

Ley de 1873 No podían trabajar los menores de 10 años. Los menores de 13 años,  jornadas de cinco horas al día. Los de edad entre 13 y 15 años, jornada de ocho horas al día. Para las niñas, entre 14 y 17 años. Los efectos de esta Ley fueron mínimos, pues no se pusieron medios para cumplirla.

Ley de 1900, prohibición del trabajo en minas a menores de 10 años; y para menores de 16 años en trabajos subterráneos. Prohibido el trabajo nocturno para menores de 14 años.

La Ley de 1910 ya prohibió la mina de interior a menores de 18 años, pero su normativa siguió sin eliminar las irregularidades, pues había una connivencia clara entre padres y empresas para aceptar niños por debajo de edad permitida. Eran generalizadas las falsificaciones de las fechas de nacimiento.

En 1913 se registra en Minas de La Unión de Murcia el fallecimiento de un menor de 11 años. Hasta 1920, cambian las cosas poco a poco, pero por factores diferentes, como un avance tecnológico, maquinaria con motores eléctricos, mecanización de tajos etc. Así como una acción pública de mayor control de la legislación, inspección la escolarización y cambios en la demografía, sensible mejora de las rentas familiares y disminución de la fecundidad en las familias, No obstante la presencia de niños fue común hasta los años 50.

En 1885, de las 490 minas productivas en Asturias, trabajaban según los partes históricos 661 “muchachos” (forma de dulcificar, por no decir niños) en el interior y otros 192 en el exterior. En 1886 en Murcia, 3.840 muchachos de interior y 389 exterior. En 1901 en Asturias, de 12.000 mineros, mil eran mujeres y 2.200 niños. Las cifras mantendrían proporciones, aunque las plantillas se dispararon a 28.883 mineros en 1919 y 34.000 en 1920.

La presentación del proyecto, en la Consejería de Derechos Ciudadanos del Principado de Asturias

La semana conmemorativa del #DíaUniversaldelNiño fue el marco elegido por la Fundación Obra Social Montepío para presentar el  proyecto sociocultural “La memoria de los Guajes Mineros”, una iniciativa que arranca con publicación del Calendario 2020 del Montepío, como primer homenaje a los niños y niñas que dedicaron los años de su infancia, los de los sueños, al duro trabajo en las minas del carbón.  Como ocurrió el año pasado con “la mujer y la mina: la historia del carbón en femenino plural”, el Montepío, además de avanzar en la divulgación de la memoria social, minera e industrial, quiere en esta ocasión abrir una puerta en el tiempo hacia la reflexión y la denuncia desde una perspectiva solidaria, elevando la mira desde el pasado al tiempo presente y a la actual explotación infantil actual en el mundo.

La presentación, el viernes 22 de noviembre, tuvo lugar en un escenario propicio para dar altavoz al proyecto: La sede de la Consejería de Derechos Ciudadanos y Bienestar Social del Principado de Asturias en Oviedo. La propia titular de la cartera, la Consejera Melania Álvarez García, oficio de madrina ante los medios de prensa, gestó que agradeció el Presidente del Montepío y su Fundación, Juan José González Pulgar. 

La Consejera de Asturias felicitó al Montepío por esta iniciativa y destacó que con “la historia de los guajes mineros, algunos abuelos hoy, recuperamos y cultivamos la memoria en blanco y negro de este país para desde una perspectiva intergeneracional, identificarnos con su trabajo, lucha y compromiso por una sociedad mejor, porque como sociedad tuvimos tiempos difíciles que logramos superar, bueno es reconocer su trabajo para llegar al tiempo presente y desde esa conciencia luchar contra la explotación infantil en el mundo presente».

 El Presidente de Montepío por su parte hizo un repaso al porqué de dedicar un calendario a los guajes mineros: “son una página aún viva de nuestra historia, pues son nuestros padres y abuelos, los que no hablan de un tiempo difícil, de sueños rotos”.

Recordó Pulgar que el Montepío emite desde hace décadas un Calendario tradicional que, con el tiempo, se ha convertido en un elemento emblemático por su esperada presencia en las casas de las familias mineras asturianas y por divulgar esa memoria industrial y carbonera a través de láminas con fotografías de alto valor histórico, de colección.

En 2019, el Montepío, con su nueva Fundación Obra Social, canalizadora de toda la actividad solidaria y cultural de la entidad, decidió dar un giro a ese Calendario y aprovechar su impacto (4.000 almanaques de pared y 10.000 de bolsillo para un público fiel, con muchos coleccionistas en España incluso que lo siguen) para tematizar aún más el mismo con un objetivo de poner el foco sobre un asunto de sensibilización social, todo ello manteniendo esa fidelidad a las raíces mineras y solidarias del Montepío, pero ya desde una perspectiva y un compromiso más amplio y moderno, en sintonía con el mundo más global e interconectado actual.

Tras el éxito del calendario y la posterior exposición “Mujer y mina”, que ponía énfasis en el injusto papel asignado a la mujer durante largo tiempo en el ecosistema minero, el reto para 2020 era fuerte: “pero creemos que con “La memoria de los guajes mineros-Calendario 2020”  vamos a recuperar emociones y los más trascendente, trabajar las acciones y el compromiso sobre un aspecto social importante a nivel mundial, la explotación infantil”, señaló Pulgar.

Con estos contenidos, la Fundación Montepío aborda otra de las páginas más controvertidas de la historia del sector: la dedicación infantil a labores primarias o secundarias de explotación y aprovechamiento del mineral en los principales países industrializados del mundo, desde el mismo inicio de la minería moderna, en el siglo XIX, hasta la mitad del XX. Un fenómeno, el de la presencia de los niños y niñas en minas, pozos y escombreras, que los estados del denominado primer mundo, de Alemania a Estados Unidos, de Reino Unido, Rusia o Polonia a Francia y España, han ido frenando y prohibiendo mediante normativas de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) por las terribles repercusiones derivadas para la salud de los pequeños mineros. Una aberración que desgraciadamente, y pese a las denuncias internacionales y los mandatos de la ONU y ONG globales, aún se mantiene en muchas zonas en vías de desarrollo por  pobreza o explotación infantil.

Los guajes, como se conocían a los niños y niñas de la minería asturiana y leonesa, es un término que ha dejado huella en esta historia clave en la industrialización española por el papel estratégico del carbón en la modernización de los países en los dos últimos siglos. 

Su eco aún les convierte en personajes del presente. Muchos de ellos aún viven y conservan la memoria de aquel tiempo, en el que trabajar con 10, 12 o 14 años, y en unas condiciones laborales extremas en muchos casos, exposición de accidentes, ambientes pulvígenos, humedad… era una necesidad de supervivencia para ellos y sus familias. La mayoría no pudo ir a la escuela, al menos lo suficiente, y casi todos se han ido de este mundo o aún sufren esa terrible sensación de infancia hurtada.

Pulgar destacó que este proyecto “está dedicado a la memoria de los guajes cuya infancia fue hurtada en un tiempo en el que las prioridades no eran la escuela, sino contribuir a combatir la miseria familiar. Historias de trabajos peligrosos, insalubres, con horarios interminables; y de sueños e ilusiones rotas”

Por todo, el Montepío considera este Calendario como un elemento de lucha hacia la justicia social partiendo de la propia memoria de los guajes mineros, niños y niñas de otro tiempo que dedicaron los que debieron ser sus mejores años, los del aprendizaje, sueños e ilusiones, a ayudar a sacar adelante a sus familias, al progreso y modernidad de nuestra tierra y país que vendría sin que nunca quedase compensado para ellos la cuenta de ese esfuerzo, tantas veces insalubre e esclavo.

Sin olvidarnos por supuesto de los que no están y de los que pagaron de forma prematura en sus carnes y con su vida las consecuencias de accidentes o de enfermedades profesionales tan duras y difíciles como la silicosis.

Finalmente, ante este nuevo reto de la Fundación Obra Social Montepío con la historia minera, se marca con este Calendario 2020 no solo honrar la memoria de los guajes mineros y dar luz a una parte de esa historia industrial, sino concienciar a las nuevas generaciones, en un diálogo intergeneracional posible y necesario (nietos con abuelos) sobre este legado y la importancia de luchar y denunciar la explotación infantil en cualquiera de sus formas, reivindicando la educación, el juego, la salud y la protección, como elementos fundamentales en la formación de los niños y niñas y de los jóvenes en su conjunto.

En este proyecto han colaborado con el Montepío el Archivo Histórico Minero y el Muséu del Pueblu d`Asturies, con la cesión de contenidos fotográficos, buena parte de ellos del fotógrafo Valentín Vega Ruiz y de los potentes archivos mineros de Virginia (Estados Unidos), y de colecciones de Francia y Alemania. El Montepío ha querido ampliar sus contenidos fuera de Asturias para que los espectadores de hoy puedan comprender que el fenómeno de la explotación infantil no era localizado, sino global. Y con esos mismos ojos hay que mirarlo hoy en día.

Asesoría Legal del Montepío, un servicio gratuito para las familias mutualistas

Asesoría Múltiple Legal y Familiar, nuevo servicio del Montepío

La Mutualidad potencia y amplia con ello las prestaciones a sus asociados gracias a un acuerdo con Egolegal Abogados que permite ofrecer a través de la red de juntas locales un asesoramiento personalizado y directo, presencial y confidencial

El Montepío y Mutualidad de la Minería Asturiana cuenta desde hace meses con una nueva prestación con el fin de potenciar y ampliar las coberturas y su relación con sus 10.000 familias mutualistas: un Servicio de Asesoría Múltiple Legal y Familiar cuya finalidad será la de ofrecer un asesoramiento a los mutualistas y familiares en materia legal, fiscal y su plan de pensiones. Se trata de un asesoramiento personalizado, que se acometerá de manera directa, presencial y confidencial en las sedes y juntas locales de las que el Montepío dispone, con una coordinación desde la central en Oviedo, que permitirá garantizar una atención de proximidad a las familias en sus comarcas de residencia.

El Montepío puso en marcha este nuevo servicio gratuito para los mutualistas gracias al acuerdo de colaboración alcanzado en su día con la firma profesional y especializada asturiana EGOLEGAL ABOGADOS, fundada en 1981. ¿Cómo funciona? Si tras el primer contacto y asesoramiento con estos profesionales el mutualista necesitase y requiriese los servicios de éste Despacho, EGOLEGAL ABOGADOS facilitará un presupuesto sin compromiso, que el mutualista decidirá si lo acepta o no con total libertad, pero ya asesorado jurídicamente sobre la materia de su consulta. Este presupuesto contará con un descuento de un 20% sobre los honorarios estipulados en la tarifa mercado, para que, además de la gratuidad inicial, se garantice una ventaja si a posteriori de la consulta fuera necesario emprender una acción legal.

Sin duda, este nuevo Servicio Legal porta un importante valor añadido a la cobertura y los servicios que el Montepío ya ofrece a sus miembros.

Los asuntos a tratar por el nuevo Servicio de Asesoría Múltiple Legal y Familiar del Montepío serán:

  • Separaciones, divorcios (incluyendo ante notario), custodia de los hijos (incluyendo compartida).
  • Modificación de medidas después del divorcio (pensiones compensatorias, alimentos y visitas).
  • Liquidaciones de gananciales y separación de bienes.
  • Herencias: liquidaciones de impuestos y distribución de los bienes.
  • Propiedades, alquileres de pisos, casas y fincas. Desahucios.
  • Puesta al día de documentación en catastro y registro de inmuebles.
  • Problemas penales de los menores.
  • Penal: Asistencia a detenidos, alcoholemias, estafas, juicios rápidos….
  • Reclamaciones por accidentes de tráfico, caídas en la calle y en establecimientos, en transporte público…
  • Impuestos.
  • Planes de Pensiones y Ahorro del Montepío
  • Asesoramiento bancario.

Once las dieciséis Juntas Locales del Montepío (Gijón, Siero, Langreo, Mieres, Pola de Laviana, Pola de Lena, Cangas del Narcea, Moreda-Aller, Sotrondio y El Entrego) ofrecerán de manera rotatoria a lo largo de las semanas este servicio, actuando Oviedo como sede de guardia para facilitar una cobertura eficaz. En verano el servicio se ofrecerá en julio, solo en Oviedo, dejando inhábil solo agosto.

¿Tienes alguna consulta que realizarnos? Llama al 985 96 54 85 (laborables, de 9 a 15 horas). O escríbenos a montepio@montepio.es

El Montepío está muy contento con el funcionamiento de esta prestación, que se suma a los ya tradicionales del Grupo (salud, vacaciones, descanso, atención social y a mayores, planes de pensiones y ahorro…) y al asesoramiento tradicional que desarrollan las juntas locales con la gestión en materia de Seguridad Social y mutualismo. Y lo está porque la Asesoría Múltiple Legal y Familiar es un servicio muy demandado hoy en día por las familias, ya implantado con éxito por asociaciones y colectivos y mutualidades similares al Montepío en Europa. La principal fortaleza frente a otros es que en este caso es que la asistencia no es telefónica,  sino presencial, personalizada e  inmediata, prestada por abogados del propio despacho, que garantizan calidad y rigurosidad en sus servicios profesionales, así como una gestión eficaz de los asuntos legales, información continua sobre el estado de los asuntos (por mail o teléfono), siempre con el objetivo de agotar las posibilidades de resolución amistosa antes de acudir a la judicial. Y la segunda fortaleza es que, de ser necesarios pasos judiciales posteriores, el citado descuento del 20%, que garantiza al mutualista una ventaja sobre el precio de mercado, en caso de necesitarlo

Es importante recalcar que los mutualistas podrán consultar gratuitamente sobre todos los problemas jurídicos personales que surgen en su día a día. Son abogados especialmente dedicados al Derecho de Familia, Matrimonial y Hereditario. Actualmente, cuentan también con especiales legales en los ámbitos Penal y Administrativo. Con esto, dan solución a todo, el abanico de dificultades legales que pueden aparecer en nuestra vida cotidiana.

Estancias Bienestar en Destinos de Sol Montepío, y disfruta hasta marzo de precios increíbles

Aún nos queda invierno, una temporada que resulta muy interesante y propicia para un montón de personas que pueden dedicar su tiempo a cuidarse y a disfrutar de uno de los placeres de la vida: viajar y conocer. Para todos, pero en particular para esas personas que gozan de más libertad para la elección de su tiempo de vacaciones, el Montepío ha diseñado las Estancias Bienestar-Destinos de Sol/Montepío, una fórmula vacacional saludable y plenamente mediterránea para disfrutar de estos meses que nos restan hasta la primavera con el mejor clima de nuestra península y con destinos que nos ofrecen paisajes y rincones plagados de historia, cultura y gastronomía…Estancias amplias en días, sin estrés, de casi una quincena o un mes, y que nos permiten conocer a fondo rincones maravillosos de España, como con el Mar Menor y la Costa Cálida de Murcia o la Costa de Almería y su impresionante Paisaje protegido del Cabo de Gata por lo que podrían costar 3 o 4 noches de hotel. Y lo mejor, en un apartamento para ti, a tu ritmo y con tus costumbres…

La luz y el valor del clima de nuestros destinos: fuente de salud y bienestar

¿Es posible una larga estancia saludable con un viaje que nos permita conocer y disfrutar? SI: Con Destinos de Sol Montepío disfruta de estas magníficas Estancias Bienestar en nuestro apartahotel de Roquetas-Costa Almería (125 aparamentos) o en el Residencial de Los Alcázares del Mar Menor (240 apartamentos de diversa tipología en la urbanización Los Narejos).

Y disfruta de tus Estancias Bienestar, con un poco de HIDROTERAPIA:

El Residencial de Roquetas de Mar cuenta con piscina interior climatizada, solárium y zona cardiovascular, de estar y lectura, wifi, cafetería…

Y el Residencial de Los Alcázares NOVEDAD para todos los que reserven Estancias bienestar en este destino pueden consultar la posibilidad de acceso especial a SPA PUNTA CALERA en condiciones especiales concertadas (con suplemento y previa reserva de la sesión hidroterapica, excepto domingos y festivos).

Esta es la oferta para mutualistas:

Recuerda que puedes hacerte mutualista cumpliendo las condiciones básicas de vinculación con la familia minera asturiana desde 18, 50€ mes: con los mejores precios asegurados en cualquier época del año y un montón de servicios.

Pero si no eres mutualista, también puedes disfrutar de nuestros buenísimos precios para Estancias Bienestar.

Mira que oferta: desde 23,15 euros por día -para un mínimo de 14 noches- por apartamento con capacidad para 2 adultos y peque.

Para más información u otro tipo de soluciones residenciales -estancias con más o menos noches- y reservas, nos puedes llamar al 985 96 54 85 (para mutualistas, laborables de 9 a 15 h)

O directamente en la Recepción de nuestros Residenciales de

Los Alcázares 968 334 502 o Roquetas de Mar 950 334 112

También on line en la web www.destinosdesol.es (para obtener precio mutualista, código MUT2019 -se solicitará comprobación de estar al corriente de la cuota en el check in) o en reservas@montepio.es

La luz y el valor del clima de nuestros destinos: fuente de salud y bienestar

Y es que no es un tópico. No es lo mismo afrontar un día soleado y luminoso que una jornada gris y lluviosa. Y es que el clima puede llegar a influir mucho sobre el organismo, pues tanto la temperatura como la humedad ambiental influyen de forma muy notable en nuestro ánimo. No les falta razón a los mayores, que siempre tienden a echar la culpa de todos los males al tiempo, desde un dolor de huesos a una jaqueca en toda regla.Ya Hipócrates definía el clima como el conjunto de circunstancias atmosféricas propias de una región capaces de influir sobre los seres vivos. Basada en estos principios, la climatología médica es la ciencia que estudia la influencia que el clima ejerce en los seres humanos, tanto por sus efectos terapéuticos como por sus posibles perjuicios para la salud.  De todos es sabida la influencia que factores climatológicos variables como la altitud, latitud, continentalidad o costa tienen sobre la salud. Y es que la Ciencia ha llegado a demostrar como el ser humano tiene un confort climático caracterizado por parámetros de temperatura (20-25ºC), humedad (40-70%), velocidad del aire (0,15-0,25 m/s) y presión (1.013,2 mb), baja contaminación y predominio de iones negativos en la atmósfera. Muchos de estos parámetros se logran en los meses de otoño e invierno en nuestros destinos saludables, sin hablar de la importancia de la luz del sol, al menos 15 minutos al día, como imprescindible para sintetizar la vitamina D.

Los Destinos de Sol-Montepío te están esperando

Los Alcázares del Mar Menor

Roquetas de Mar, el Mar que sueñas