Llega la Escuela de Pacientes Activos, un servicio para toda la familia mutualista

El programa sociosanitario del Principado ya ha comenzado su andadura en la Mutualidad en la Residencia de Mayores de Felechosa poniendo en marcha talleres punteros de reconocimiento internacional en el campo de la prevención y el cuidado de la salud, muy apreciados por enfermos crónicos y cuidadores.

Tras el éxito de los seis talleres desarrollados esta pasada primavera en Felechosa, el Montepío ha llegado a una alianza con la Dirección de Salud de Asturias para incorporarlo en los próximos meses a nuestra cartera de servicios y actividades, acercándolo a las familias mutualistas. Nuestro colectivo es un público diana, muy propicio y que aprecia estas acciones en vanguardia social. Porque la salud es el gran tesoro de la vida.

Con más de 180 residentes y una comunidad familiar y vecinal muy activa, la primera experiencia resultó muy positiva para la Residencia de Felechosa y su público. El éxito de estas acciones, que se impartieron en los meses de abril y mayo, fue decisiva para dar un paso más a su implantación en el conjunto de la Mutualidad, como un servicio más gratuito para su colectivo mutualista, con más de 10.000 familias, y aprovechando la cobertura territorial  que  ofrecen  sus  Juntas Locales, como espacios abiertos a la comunidad. Cabe recordar que hace un año el Montepío ya puso en marcha una Asesoría múltiple legal y familiar, también gratuita.

En este caso, la Escuela de  Pacientes Activos de Asturias cuenta con los contenidos y apoyo de la Consejería de Sanidad y tiene como misión en esas sesiones impulsar, coordinar y compartir contenidos formativos en salud y de programas de autogestión de enfermedad, donde se dota a las personas participantes de conocimientos y habilidades en patologías crónicas.

Esta Escuela de Pacientes es un proyecto integrado en uno mayor: La Escuela de Salud de Asturias y en la Atención Primaria de Salud. Además de introducir herramientas de autogestión de la enfermedad, en personas que padecen procesos crónicos de enfermedad, para su abordaje se pretende priorizar la activación del paciente, empoderar su labor y la de sus cuidadores, facilitándoles formación y recursos para capacitarles como transmisores de conocimientos a sus iguales.

Su éxito contribuirá sin duda a mejorar los indicadores de control de enfermedad,  de autoeficacia y  de calidad de vida de los pacientes que acudan a la formación de la Escuela de Pacientes. Y muy probablemente ayudará a disminuir los reingresos hospitalarios y aumentar los niveles de adherencia terapéutica en los pacientes formados.

Estos  talleres  se  basan  en  actividades y dinámicas participativas. La ayuda mutua y el éxito refuerza la confianza de los participantes en su capacidad para manejar la enfermedad y contribuye de forma positiva a mantener una vida activa y saludable. Los monitores de los talleres son personas que también padecen una enfermedad crónica y han sido previamente formados en el programa.

Los   participantes en nuestra Residencia de Felechosa han  valorado de forma positiva la  adquisición de esas habilidades y herramientas de manera personalizada a sus casos concretos, ayudando a adoptar estilos de vida más saludables y al mejor manejo de su enfermedad, unas pautas que sin duda redundarán en un cambio sustancial en su calidad de vida. Montepío y Consejería de Salud ya trabajan para extender este programa a la totalidad del colectivo mutualista, aprovechando la red de juntas locales de la entidad en Asturias.

Si tienes una enfermedad como Hipertensión arterial, Diabetes, EPOC o cualquier otra enfermedad crónica, o si eres cuidador-a de algún-a  enfermo-a de tu entorno puedes beneficiarte del Programa Paciente Activo.

Actívate por tu salud: Apúntate gratis a Paciente Activo

El Programa de Paciente Activo es un proyecto de la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad del Principado. Su objetivo principal es mejorar la calidad de vida de personas afectadas por patologías crónicas. Se basa en el desarrollo de actividades dinámicas y participativas a través de 6 talleres semanales de 2 horas y media de duración.

Los talleres son totalmente gratuitos para todo aquel que desee participar, con flexibilidad de horarios. Los contenidos fundamentales de estos talleres son: la comunicación efectiva, uso adecuado de medicamentos, práctica de ejercicio físico, importancia de la alimentación saludable, aprendizaje de técnicas de relajación y desarrollo de pensamiento positivo, de tal manera que cada asistente adquiera habilidades para la resolución de problemas, toma de decisiones y realización de planes personales.

Mediante la participación en los talleres las personas con enfermedad crónica o sus cuidadores consiguen   adquirir   habilidades y herramientas para adoptar estilos de vida más saludables y aprenden a manejar mejor su enfermedad, logran mejores resultados de salud, con lo que mejora sustancialmente su calidad de vida.

¡Da un paso adelante por tu salud o por la salud de los tuyos y apúntate!

Más información e inscripciones en:

plansocial@montepio.es y 985 96 54 85 (laborables de 9 a 15 horas)

Asamblea 2018: El 92% apoya la gestión y la Reforma de Estatutos se aprueba con el 87% de votos

El Montepío de la Minería Asturiana celebró hoy viernes, día 22 de junio, en Oviedo su Asamblea anual, una convención de referencia para sus 10.300 familias mutualistas y que además de ser el máximo órgano de elección (cada tres años) y de decisión, es el marco de presentación del balance y chequea a todas las actividades desarrolladas por esta entidad social, sin ánimo de lucro, y que opera sus diferentes servicios bajo las marcas de Balneario de Ledesma, Destinos de Sol de Los Alcázares y Roquetas de Mar, Residencia SPA de Mayores de Felechosa y Fundación Obra Social, además del propio Montepío como Mutualidad.

Entre los puntos abordados en el Orden del Día figuraron la presentación por parte del Presidente de la entidad, Juan José González Pulgar, del Informe de Gestión  donde figuran las Cuentas Anuales del Montepío y sus Sociedades Dependientes (Balance Consolidado, Cuenta de Pérdidas y Ganancias Consolidada, y todos los informes de auditoría de cuentas anuales individuales y cuentas consolidadas e informe de la Comisión de Control, junto con el presupuesto para el ejercicio en curso. También se presentaban a aprobación la Elección de tres miembros titulares y tres suplentes de la Comisión de Control, la creación de una página web corporativa (homologada para avisos oficiales) y la Propuesta y aprobación de una modificación de los Estatutos del Montepío para la introducción de dos nuevos artículos, referente a la creación de página web corporativa, de creación de la Comisión de Auditoría, el nombramiento de auditor para los ejercicios 2018 y 2019.y modificación de varios artículos que sustancialmente propician a los Socios que ahora lo son con el concepto familiares ser por primera vez elegibles para órganos de dirección, quedando a su vez explicitada la naturaleza de quienes son o tienen derecho a ser Socios Protectores, recayendo los mismos en el papel de los sindicatos mineros y de la Asociación Profesional de Vigilantes de Minas. Y a su vez, garantizando el patrimonio del Montepío al ser requisito indispensable que aquellos asuntos económicos de trascendencia y volumen tengan que pasar por Asamblea y cuenten con su aprobación y respaldo.

La Asamblea supuso un respaldo a la gestión y proyecto que dirige González Pulgar desde la crisis de 2014, resultando el informe de gestión aprobado con el apoyo del 92.55% de los Mutualistas acreditados para la participación. En contra se registraron el 5,30%, y el cupo de abstenciones se quedó en el 2.15%.

Balance de actividad

Antes de su aprobación, el Presidente del Grupo Montepío, Juan José González Pulgar, presentó defendió ante los mutualistas presentes y acreditados para la votación en esta Asamblea (116) (a los que se suman los representantes elegidos de las entidades Socios Protectores), el balance anual de actividad (referente al ejercicio 2017), y que por tercer año consecutivo ha registrado beneficios globales (482.665 euros) y ganancias en cada una de sus actividades: Mutualidad, Fundación, Balneario de Ledesma, Residenciales del Mar Menor y Roquetas de Mar y Residencia de Mayores de Felechosa.

González Pulgar señaló que estas cifras “son objetivamente mejores a los del año pasado” explicando la evolución de las líneas estratégicas en las que viene trabajando la entidad desde la crisis ejecución y la necesidad de ejecución de un plan de choque en 2015. Pulgar defendió la reforma estatutaria por la necesidad de adaptarse a la nueva realidad de su masa social, las familias mineras, “y a un proyecto de apertura y relevo generacional que facilitan por primera vez la elegibilidad (además de voz y voto) de los mutualistas familiares (de segunda generación, no adscritos al régimen minero): De los 10.300 socios, 2.020 son activos laboralmente y el colectivo de mutualistas de segunda generación ya pesa más de un 13%, con 1.328 familias.

El presidente del Montepío defendió la propuesta de la dirección para la Reforma de Estatutos, una hoja de ruta que supone “una transición ordenada y prudente de la Mutualidad a la nueva realidad económica y social, con una apertura hacia el relevo natural de la familia minera (hijos y nietos de los que un día cotizaron al régimen de la minería) y con una potenciación de su Fundación Obra Social como soporte legal a las empresas S.L, a las políticas sociales y con una mejor fiscalidad y ahorro empresarial para seguir desarrollando ese compromiso social inherente a su fundación y raíces”.

Este proceso de apertura fue ratificado por la Asamblea con el 87,30% de los votos a favor (11,50% en contra y una abstención) y su aplicación arrancará en 2019 tras el proceso electoral que vivirá ese año (al consumarse el tercero del actual mandato de Pulgar).

Los cambios Estatutarios también suponen una reducción del número de miembros en la Comisión Regional (de 23 a 15, más un profesional independiente), la regulación participativa de los socios protectores de la entidad (la organizaciones sindicales de acuerdo con su representatividad histórica en minería), estableciendo además medidas de control y garantía sobre el patrimonio y fondos de pensiones e inversión, que suponen casi 20 millones en la gestión del Montepío, consignado como productos financieros de ahorro de las familias mutualistas.

En cuanto a la evolución de los datos generales, el Presidente del Montepío destacó el aumento de la cifra de negocio, que alcanzó los 12,48 millones de euros (60.366 euros más que el ejercicio anterior), reduciendo la deuda acumulada en 2015, al inicio del plan de choque, en 1,79 millones de euros. González Pulgar señaló que los beneficios del Grupo Montepío hubieran sido mucho mayores sin la carga de la deuda (hoy de 14,33 millones), pues 572.906 euros se han ido en gastos financieros. La amortización de los créditos fue de 852.961, lo que eleva Éste capítulo a 1,42 millones de euros.

Una de los datos más destacados apuntados por el Presidente es que el Montepío ha logrado reducir en tres años su deuda en 1,8 millones de euros gracias a sus ejercicios positivos.

Foto aérea del Balneario de Ledesma

Por actividades, el Balneario de Ledesma, histórico buque insignia del Grupo –120 empleos, 13.000 clientes anuales y su gestión se remonta a 1980 y en propiedad desde 1990), recoge una cifra de negocio de 5,71 millones, con 40.856 euros menos que el anterior, debido a una merma de ingresos vía programa Imserso y la subida de gastos en personal, reparaciones/inversiones y amortizaciones. Los resultados antes de impuestos llegan a los 279.974 euros.

La Residencia de Felechosa, que acumuló en sus primeros tres años importantes pérdidas, presenta hoy beneficios modestos (10.306 euros), por segundo año consecutivo, con más ingresos en estancias y en funcionamiento de su unidad de atención a la discapacidad. Paralelamente han aumentado a sus gastos de personal, debido a que su plantilla ha crecido hasta los 90 empleos –una de las empresas que hoy tienen mayor actividad de las nacidas en las Cuencas al calor de los fondos mineros- debido a que hay más ocupación y hemos apostado por aumentar calidad y diversificar servicios con un centro integral de atención de mayores que sigue modernos programas europeas de envejecimiento activo e intercambios culturales e intergeneracionales con sus residentes, lo que provoca movimientos superiores en muchas ocasiones a los 400/500 personas días, cifra nada desdeñable para no ser un complejo geriátrico urbano.

En cuanto al análisis de los dos residenciales de la marca Destinos de Sol, el complejo de 240 apartamentos de Los Alcázares registró 65.302 euros de beneficio y Roquetas de Mar (apartahotel de 125 apartamentos) de 35.621 euros, el primero ha visto reducidas sus ganancias en 12.614 euros, en gran parte, según manifestó el Presidente del Montepío, por el daño generalizado que supuso la pérdida de banderas azules en las playas del Mar Menor, que afecta a todo el destino, y por el envejecimiento de su cliente cautivo (el mutualista) “de ahí la necesidad de abrir la actividad a nuevos colectivos y operadores de viajes”, subrayó. En el caso contrario el Residencial de Costa de Almería, que aumenta de nuevo ingresos en 41.784 euros (dio pérdidas hasta 2015, que se abrió con los nuevos planes estratégicos al mercado de touroperadores europeos) pese a que han aumentado sus gastos de personal.

 ¿Por qué con mejores resultados en ingresos y en cifra de negocio consolidada -60.366 euros- el beneficio del Montepío en 2017 es menor en 153.693 euros que el año anterior? Juan José González Pulgar fue rotundo: “Los gastos extraordinarios no previstos que supone nuestra presencia en los casos judiciales conocidos se llevan 126.760 euros, el aumento en los gastos de personal 29.912 euros, las inversiones y amortizaciones 50.355 euros y la devolución de lo que se le debía a la plantilla del Balneario de Ledesma 60.793 euros; todo cargas del pasado que suponen otros 267.820 euros que nada tienen que ver con el funcionamiento profesional actual de las actividades”. Y añadió: “Los datos son objetivamente mejor para nuestro Grupo, que sin las cargas, cerraría con 720.485 euros, que reflejan un tendencia creciente y consolidada”.

Pulgar fue optimista en cuanto a que hay margen de maniobra para mejorar resultados: “Los planes estratégicos están funcionado y han hecho que todas las actividades hayan entrado en beneficio y este año hemos dado un paso más con la profesionalización empresarial de las direcciones de centros clave para ello, con proyectos abiertos al mercado privado y a de los convenios con las entidades sociales con las que tenemos acuerdos de colaboración (más de 30) que la mayoría son del ámbito sociosanitario y a los que vamos a tratar de hacerles una oferta ad hoc a sus necesidades con precios especiales, que ya está dando resultados”.

González Pulgar recordó que más allá de la actividad de economía social del Grupo (genera más de 250 empleos en sus centros en Asturias, Almería, Murcia y Salamanca), la Fundación ha asumido ya el plan solidario, que en el último año prestó ayudas a 2.186 personas, con partidas que sumadas hacen un valor global de 246.001,59 euros. “Un esfuerzo muy importante y de gran valor por lo que supone como herramienta de ayuda a las familias y como reivindicación y continuidad del papel que desempeña la entidad”, dijo: 156.571 son ayudas de las llamadas contingencias mineras (complementos por subsidios, orfandades, viudedades de minería); y 74.430 de ayudas adaptadas a las nuevas familias (becas –se concedieron recientemente 155, de 100 y 200 euros para universitarios-, natalidad, matrimonios, programas respiro y de discapacidad y complementos para dar atención residencial a personas mayores).

González Pulgar insistió a los mutualistas que el “escenario que hoy vive el Montepío es bien distinto por varias razones: en el sector minero, abocado desgraciadamente a la desapariciónel sindical, marcado por las fusiones de las distintas federaciones industriales, donde el peso minero ha quedado diluido con la excepción del SOMA. Socio protector que mantiene su autonomía en UGT, y la renuncia de CC OO a su derechos de protección al Montepío; y  social, por el envejecimiento de la venía siendo nuestra base social”. Y añadió: “Un escenario cambiante que tiene el reto del mantenimiento de la esencia original, su proyecto social y la preservación de sus raíces y del patrimonio que durante años y años han logrado crear con sus cuotas toda la familia minera, gracias también al apoyo y presión política ejercicio por sus socios protectores sindicales (recordó la compra del Balneario, la Residencia en fondos mineros y el primer acuerdo con la Seguridad Social), un patrimonio de más de 60 millones de euros en instalaciones, y hasta casi 100 en fondos de Planes de Pensiones y ahorro y recursos, y que no puede estar al albur de los movimientos especuladores y financieros, un asunto que es necesario blindar -para movimientos de más de 3 millones de euros serían necesitan consenso de todas las partes- en ese necesario cambio en los Estatutos hacia los nuevos tiempos y necesidades, de ahí el mantenimiento de la tutela y control de los socios protectores –a los que se sumarían el cupo elegido de representantes familiares mutualistas-”

Más allá del Balance económico, el Presidente del Montepío también entró en algunos asuntos destacados de los cuales extraemos algunas párrafos de su intervención:  

Situación social y de las comarcas mineras 

“La gestión del Montepío se realiza en un contexto económico determinado y en un marco territorial muy definido. Estos dos indicativos afectan directamente a la Mutualidad. Por eso es fácil concluir que el escenario no ha sido nada fácil durante este último año. Nuestras comarcas mineras siguen teniendo una pérdida de población imparable, unas tasas de envejecimiento elevadas y por ello una tasa de mortalidad de las más altas de España. A ello debemos añadir el proceso de descapitalización humana que sufre nuestra región con la marcha de nuestros jóvenes: En el año 2015 se marcharon 7.750 asturianos de edades comprendidas entre los 21 y 40 años. Por todo ello, no vamos a dejarnos llevar por la interpretación economicista de que España crece y sale de la crisis. Lo hará cuando todas las personas con menos ingresos lo noten. Nuestros mutualistas son en un porcentaje muy elevado pensionistas que no solo han asumido recortes en su pensión, sino que muchos de ellos han sido el sostén y salvaguarda de toda la familia, también de sus hijos y de sus nietos. Es en esta realidad tampoco favorable en la que Montepío ha tenido y debe de gestionar sus empresas y conseguir rentabilidades que le permitan ir desarrollando los planes estratégicos que estamos llevando a cabo desde el año 2015.”

“En la Residencia de Mayores de Felechosa crecen sus ingresos en 230.000 € por el aumento de las estancias temporales, programas respiro y grupos de discapacidad. Este crecimiento económico ha sido llevado en su integridad a la potenciación de la actividad y sobre todo a la calidad en la atención, con más personal y la puesta en marcha de nuevos servicios complementarios que dotan al complejo de una potente oferta. Eso nos hace afirmar que hoy contamos con una residencia en vanguardia, que ofrece servicios socio-sanitarios muy potentes, con unidades de discapacidad, nutrición, psicología, enfermería, logopedia, fisioterapia, terapia ocupacional e hidroterapia y podología. Nuestro modelo es europeo y conecta con las políticas e iniciativas más avanzadas en envejecimiento activo. Ofrecer servicios y actividades en comunidad abierta permite tener a nuestros mayores, conectados e integrados en la vida social del Alto Aller, una aportación social para ellos que es irrenunciable para nosotros”.

Inversiones

“El proceso de inversiones en las instalaciones del Montepío es una necesidad de mercado y competitividad. Pero modernizar las instalaciones requiere cuantiosos recursos económicos. Cuando estos recursos son escasos, como es nuestro caso, deben priorizarse con mucho tino las actuaciones, sabiendo que se va a necesitar en los próximos años, para contar con unas instalaciones dignas, modernas y competitivas, acordes a la hora de captar nuevos flujos de clientes privados. Las primeras inversiones en el Balneario fueron orientadas a dotarnos con instalaciones sostenibles, enfocadas, además de a dar servicio, al ahorro y la eficiencia energética, con la instalación de sistemas de biomasa. hora le toca el turno a ir remodelando espacios comunes, habitaciones y servicios que den prestación a nuestros clientes. Aunque ese criterio es común a todos los centros del Grupo, el ejemplo más significativo por el volumen de negocio y tamaño de las instalaciones lo constituye el Balneario de Ledesma. No estamos actuando ni a ciegas ni a base de voluntarismos, sino contando con la orientación y asesoría profesional que un proyecto como nuestro Balneario requiere”.

Fundación, Plan Social y becas de investigación.

La Fundación Obra Social del Montepío es una realidad tangible. Con su funcionamiento y la asunción del plan social, conseguimos que una necesidad legal, de deslindar esta actividad de la que realiza la Mutualidad como empresa de previsión social, se transforme en un marco de oportunidades. Permite dar un encaje jurídico a nuestras sociedades mercantiles: Balneario, Residencia de Felechosa y Residenciales de Los Alcázares y Roquetas. A través de la Fundación gestionamos el plan social y solidario, abriendo el abanico a nuevas posibilidades en este campo, otorgando además un reintegro en forma de ahorro económico, un monto importante por las devoluciones fiscales que su naturaleza lleva aparejadas. La Obra Social y Solidaria del Montepío es una seña de identidad, una referencia histórica y de origen, de nuestras raíces como mutualidad. Entre nuestras ayudas históricas están las contingencias generales, más las creadas: ayudas al estudio, becas de inmersión lingüística, estancias de mayores en la residencia, natalidad, matrimonio… Pero el Plan Social del Montepío transciende  hoy nuestro colectivo, gracias a los convenios que nos unen con la sociedad actual, irradiando nuestra acción a asociaciones que trabajan en diversos campos. También lo hacemos a través del acuerdo con el IMSERSO y el programa de Termalismo Aocial. Convenios que nos permiten facilitar las propuestas con ofertas y con servicios especializados: grúa en piscinas, dietas…. En contingencias generales, el Montepío hemos destinado 156.571 € en vales de carbón, subsidios invalidez, fallecimiento, viudedad, y jubilación. En otras ayudas sociales, se han destinado 92.430 €, de las cuales, 18.000 euros fueron a investigación y el resto a155 becas. En total, una partida de 249.001,59 de la que nos sentimos muy orgullosos”. Dentro del Plan Social, hemos puesto en marcha el proyecto de becas de investigación: a la que hemos destinado 18.000 € destinados a crear gracias al acuerdo con la Universidad de Oviedo, la primera historia del mutualismo minero asturiano, de la tradición de montepíos del carbón pretéritos al nuestro. Dicho trabajo será elaborado por el profesor Luis Benito García Álvarez mutualista y adscrito al departamento de historia de la Universidad de Oviedo. Desde esa perspectiva, el convenio de colaboración con la Universidad abre un campo nuevo para la colaboración. El coste del primer proyecto es de 18.000 € y será financiado a partes iguales entre Montepío LíberBank y Caser, entidades de referencia de nuestra mutualidad. En un futuro próximo y para nuevas iniciativas en el campo de la innovación estamos avanzando en un proceso de negociación con la FINBA, Fundación para la investigación biosanitaria de Asturias. Es un órgano participado por el Gobierno del Principado, a través de la consejería correspondiente, el Hospital universitario central de Asturias-HUCA; y que cuenta con el apoyo de las empresas más importantes del sector en Asturias. El proyecto contempla nuestra participación en el Comité científico para innovación, donde todos los años decidiremos a qué iniciativa apoyaremos con nuestros recursos, siempre relacionada con el sector socio-sanitario y, mayoritariamente, con los proyectos de envejecimiento activo”.

Fondo de pensiones

“Seguimos la tradición de defender un modelo conservador para el Fondo, con un riesgo limitado, pues el 70% de los recursos, se invierten en renta fija. Los resultados son meritorios en un escenario de crisis económica y donde todos conocemos la escasa rentabilidad que hoy en día dan los productos bancarios, con el dinero en depósitos prácticamente a cero. Es un Fondo el del Montepío a modo de producto complementario, una hucha ajena a especulaciones, y que no aspira a ser sustituto de la pensión, pues somos firmes defensores de las pensiones públicas. Nuestro Fondo de pensiones tiene hoy un patrimonio que rondan los 19 millones. Para quienes quieran rescatar su plan de pensiones o contratar un producto de ahorro distinto, el Montepío cuenta con una propuesta alternativa a buen seguro mejor: el seguro o plan de ahorro colectivo que mantenemos con Caser: tiene un interés técnico garantizado del 2,5%, un rara avis hoy del mercado, con libertad de fecha a la hora del rescate, que incluye seguro de vida, y que podemos ofrecer en exclusiva hasta el año 2023. Eso sí, solo se puede participar a través de las tres cuartas partes de la cuota mutualista y es un producto que alcanza en el tercer año del contrato rentabilidades por encima del 2%”.

Asesoría legal y familiar

“Hemos puesto en marcha este año un nuevo servicio de Asesoría en temas múltiples para los mutualistas y que se hace de manera presencial en las Juntas locales y personalizada, lo que facilita mucho con respecto a otras Asesoría más frías, telefónicas o por mail. El servicio de Asesoramiento legal múltiple y familiar del Montepío es un servicio gratuito para nuestros mutualistas, donde encontramos asesoramiento en asuntos civiles, como divorcios, orfandad, custodia, herencias, liquidaciones de impuestos y también asuntos bancarios, como cláusulas de suelo, gastos hipotecarios etc. También admite consultas sobre el fondo de pensiones del Montepío. La consulta es gratuita y en caso de requerir pasos judiciales o administrativos se podrán hacer con un presupuesto previo, que llevará incorporado un descuento del 20% sobre precio de mercado. En los primeros meses de funcionamiento finales del año 2017 se realizaron alrededor de 50 consultas siendo las juntas locales de Mieres, Gijón, Moreda, las más solicitadas. También se realizan desplazamientos y asesoría presencial a nuestro residentes mayores en Felechosa, un servicio con una carga social importante por la ayuda que supone a este colectivo.

Asuntos judiciales

Pulgar destacó que “los mutualistas debemos ser los primeros en defender nuestra entidad por que los corruptos son las personas, ciertas personas, no las instituciones, y máxime cuando nuestra dirección y nuestro colectivo quiere llegar hasta el final del Caso Hulla, que se sepa todo, porque ya empezamos a ver en algunas líneas editoriales como este caso va más allá en sus conexiones con lo que se ha podido hacer con la obra de la Residencia. No entrar en eso o demonizar al Montepío por lo que supuestamente pudieron hacer esas personas concretas responde hoy más a unos intereses políticos, tremendamente injustos con la historia del colectivo mutualista minero, que a querer realmente conocer y depurar todo en los tribunales cuanto antes, como así venimos exigiendo y demandado”.

“Su lentitud resulta extraordinariamente agobiante. Algunos de estos expedientes están afectados por la prejudicialidad penal, es decir una paralización en algunos casos, hasta que los asuntos penales se diriman. Está afectado por esa razón el expediente de reclamación de fondos mineros al Instituto del carbón por importe de 3,3 millones de euros (la última partida de la obra) y la demanda interpuesta por Alcedo de los Caballeros, que reclama al Montepío una deuda por ampliación de las obras realizadas en Los Alcázares y Roquetas por 636.000 €. No obstante, sigue su curso la demanda interpuesta por el Montepío a la empresa de Alcedo de los Caballeros, relacionada con los fallos en la fachada de la Residencia de Felechosa, por un monte económico de 1,6 millones de euros. A nadie se le escapa estas alturas que el Caso Hulla tiene dos campos de juego: uno, en sede judicial y otro en el escenario político, donde muchos pugnan por colocarse en la foto y colgarse alguna medalla inmerecida. Tras el Caso Hulla, hablemos claro, se esconde un interés político de derribar a uno de los últimos símbolos más emblemáticos de la minería y de sus familias, un proyecto colectivo, que representa nuestros valores históricos y solidarios como familia minera. El Montepío representa un capítulo más dentro de una estrategia más general de demolición del sector minero, no solo del sector productivo del carbón, hasta su agonía. Con ello se hace desaparecer de la historia todo lo que la minería representa a nivel político social y sindical, una fuerza que siempre ha dado miedo a los poderes fácticos. Es evidente también que nuestros enemigos han tenido dentro de casa magníficos socios colaboradores, que han dañado miserablemente nuestra historia. Nuestra colaboración con la Fiscalía es sincera y activa, pero no vamos a asumir un papel de cándidos o ingenuos. Tenemos nuestra propia estrategia judicial para defender los intereses del Montepío. No vamos a asumir sin pelear esa condición de responsables civiles subsidiarios que con precipitación y exceso se nos quiere imputar.  En tal caso, tenemos tanta responsabilidad como el Ministerio de Industria y el Instituto del Carbón, que tenían desde el principio la obligación de controlar los fondos públicos aprobados y de realizar la labor técnica de policía sobre la obra ejecutada, para la que otorgaron una subvención de 30,9 millones de euros a fondo perdido. Curiosamente, sobre esta responsabilidad, la de la Administración, nadie se pronuncia, formando parte de un olvido intencionado.  Que nuestra actitud por ir más allá en el esclarecimiento de la causa no era del agrado de la Fiscalía era previsible. Pisamos terreno político. Lo mismo que lo son las dificultades y trabas que nos ponen a la hora de ejercer nuestro derecho a ser acusación particular, primero defendiendo los intereses del Montepío frente a la supuesta acción de su ex presidente y ahora en el Residencial de Los Alcázares. Pero si en el primero, tuvieron que plegarse a la realidad legal,  en el segundo, aún por determinar, estamos convencidos que bajo los mismos argumentos, tendrán que darnos también la razón. Por tanto, estamos dando la batalla en Sede judicial, con criterios razonados, y rigor profesional, tomando nota de las testificales de las personas investigadas. La última reciente, la de Juan Antonio Fernández, que reconoce en su declaración haber ganado con las obras del Montepío 7 millones de euros, de los que 4,9 son producto de obra de Felechosa. El dato no nos pasa desapercibo, pues en esta obra ha demostrado ser un “magnífico empresario” que, en tiempos de crisis, cuando las mejores empresas estaban pasándolas canutas por falta total de obra pública y privada, tenía márgenes de beneficio del 16% cuando el resto de empresas obtenían márgenes por debajo del 6% con tal de poder seguir funcionando. Por todas estas razones, no vamos a consentir que se nos arrincone y que en la calle se nos haga un juicio político injusto, desproporcionado, para erosionar nuestra imagen. El reo no es el Montepío y daremos respuesta social. No estamos solos y hay voces en defensa de nuestro proyecto: ayer fueron los vecinos de Felechosa, en defensa de su Residencia, y en su momento lo será la familia mutualista arropada por los sindicatos comprometidos. Que no les quepa la menor duda al Instituto del Carbón y a su Ministerio de Industria que no vamos a renunciar al cobro total de la subvención, porque somos parte perjudicada, por qué no hay ninguna sentencia condenatoria y porque su reclamación de los 3,3 millones de euros está prescrita. Además, sus argumentos son falaces, puesto que los fondos mineros son colectivos y universales, dirigidos a la sociedad de las comarcas mineras en su conjunto, como lo fueron el resto de proyectos, y no solo para los mutualistas del Montepío.  Con el paso del tiempo y el avance del proceso, cada vez es más evidente que el Instituto del Carbón, con esa estrategia de exigencia de devolución de cantidades al Montepío lo único que pretende ocultar es su propia responsabilidad sobre el control de la obra”.

La Asamblea finalizó en Oviedo a las 14 horas (comenzó a las 10h en su primera convocatoria y acreditaciones) sin más novedad y con el seguimiento de los principales medios informativos asturianos. Entre los socios protectores, estuvo presidente el Secretario General del SOMA-UGT, José Luis Alperi, y de la Asociación Profesionales de Vigilantes de Minas, Emilio Álvarez Otero, entre otros representantes sindicales de diversas sensibilidades.

Nuestra Obra Social llegó a 2.186 personas en el último año: 249.000 € en ayudas

La política social del Montepío prestó ayuda en el último año a 2.186 personas, con partidas que suman un valor global de 249.001,59 €. Por primera vez, en esta partida se incluye un fondo de 18.000 € destinados a programas de investigación, una línea que se pretende potenciar a lo largo de los próximos  meses hacia el campo social y sanitario.

El compromiso del Montepío con el legado de su Obra Social y Solidaria es firme con la creación y puesta en marcha de la nueva Fundación, que recoge el testigo del plan recuperado y activado en 2015 con nuevas líneas de ayuda que van más allá de las tradicionales contingencias comunes de minería. El prolijo camino continúa, prueba de ello es el balance de actividad en el ejercicio 2017, con unas cifras que hablan por sí solas del alcance del proyecto. En ese resumen siguen firmes capítulos Nuestra Obra Social llegó a 2.186 personas en el último año La política social del Montepío prestó ayuda en el último año a 2.186 personas, con partidas que suman un valor global de 249.001,59 €.

Por primera vez, en esta partida se incluye un fondo de 18.000 € destinados a programas de investigación, una línea que se pretende potenciar a lo largo de los próximos meses hacia el campo social y sanitario. como el pago de las prestaciones históricas para complementar asuntos que quedaron fuera del marco de régimen de la minería y que necesitaron del respaldo solidario de nuestra Mutualidad. Pero
ya cobran fuerza aquellas que pertenecen a la actualización de esas ayudas a las necesidades de las
familias mutualistas de hoy: becas al estudio y formación, ayudas a nuevas parejas, nacimientos, estancias de atención a mayores en la Residencia de Felechosa o “programas respiro”.

Dentro de esas 2186 personas, todos ellos mutualistas, no se computan las ayudas indirectas,
que sin duda harían aumentar considerablemente el número final de beneficiarios, ya que sumarían a
quienes participan de los programas destinados a favorecer a asociaciones o colectivos con quienes
el Montepío mantiene convenios de colaboración y a los que se conceden descuentos y facilidades
en el uso de las instalaciones y servicios sociosanitarios, de los que dispone la mutualidad.

El análisis

El Montepío destinó en el último año natural 156.571,49 € al capítulo de contingencias comunes, que supusieron un beneficio para 510 personas o familias. En este capítulo, el mayor número se computa a las prestaciones por fallecimiento (210), a los complementos por los convenios especiales de jubilación (166) y a las indemnizaciones o prestaciones heredadas por derechos del vale de carbón (95). También se han abonado subsidios por invalidez permanente total, orfandad o convenios especiales de viudedad.

También se concedieron ayudas a la natalidad a 3 jóvenes familias mutualistas, y otras 2 al matrimonio.
También se facilitaron ayudas “respiro” a 23 personas que necesitaban estancias curativas en el Balneario de Ledesma (estancias de mínimos) y 2 a las llamadas vacaciones terapéuticas para personas
con discapacidad.
En cuanto al capítulo de personas mayores que necesitan una plaza geriátrica y cuya renta no llega para
cubrir el coste mínimo, nuestro plan social aprobó 13 partidas con carácter complementario que posibilitan la estancia en la Residencia de Felechosa.

Los costes cubiertos para este apartado de ayudas alcanzaron los 28.513 €. La educación y las becas suponen otro de los pilares, que ha beneficiado en estas últimas semanas a 155 familias, con 18.700 € de desembolso global.

Las ayudas en Educación

En este curso 2017-18 se presentaron 213 solicitudes y se concedieronayudas al 72,7 % de ellas (155 becas) con un importe global de 18.700 €.

El 26,3 % (56) fueron denegadas: 34 por tener otra ayuda a la educación ya otorgada por el Montepío
(participar con dos hijos en dos convocatorias a la vez), 6 por superar la familia el nivel de renta máximo y 16 por otras causas, generalmente por incumplir los requisitos académicos y/o no contar con la antigüedad mínima de un año de afiliación a el Montepío. Otras 2 fueron canceladas. En la etapa de Educación Obligatoria (Primaria y Secundaria), la Comisión de Asuntos Sociales valoró 137 solicitudes (76 y 61, respectivamente), de las cuales fueron aprobadas 104 (el 76 %). Se denegaron 31 (el 22,63 %), 23 de ellas por tener otra ayuda de las otorgadas por el Montepío (a otro hermano/a), 5 por superar
el nivel de renta y 2 por incumplir requisitos académicos y 1 por no contar con la antigüedad exigida.
En cuanto a la Educación Postobligatoria (Bachillerato y Ciclos Formativos de Grado Medio) se recibieron 27 solicitudes, el 89 % de Bachiller: 15 fueron aprobadas (12 de Bachiller y 3 de Grados Medios, el total de las recibidas). Las 12 denegadas se debió los estudiantes tenían otra ayuda concedida
por el Montepío a un hermano/a o por incumplir los requisitos académicos.

Finalmente, en la Educación Postobligatoria presencial (Universidad y Ciclos Formativos de Grado Superior) se recibieron en el Montepío 49 solicitudes (Universidad 44 y Ciclos Superiores 5): 36 fueron aprobadas (el 73,47 %) y se denegaron 13 (el 26,53 %). De las 44 universitarias, solo fueron denegadas 10, 2 por tener otra ayuda del Montepío, 1 por superar el nivel de renta máximo y 7 por incumplir los requisitos académicos. Mientras que en los ciclos de las 5 que se denegaron 3 lo fueron por incompatibilidad de ayudas y 2 por incumplir los requisitos académicos.

La descripción de las ayudas

Acceso a plazas subvencionadas en Felechosa Para dar facilidades a los socios mutualistas con recursos económicos limitados, se ha previsto la creación de plazas cuyo coste puede ser cofinanciado por la aportación del socio mutualista, los familiares del mismo y por la propia entidad, complementando los recursos del demandante. También se establecen tratamientos especiales en tarifas, descuento en plazas-pareja y convenio con el ERA.
Vacaciones respiro-terapéuticas En el Balneario de Ledesma y el Complejo Residencial La Minería, con tratamientos de rehabilitación para las personas con discapacidad y un familiar.
Desempleados Para mutualistas que estén en una situación de desempleo de larga duración sobrevenida, se facilita la exención de la cuota manteniendo todos los derechos.
Vacaciones solidarias Para facilitar a los mutualistas con pensiones o recursos limitados estancias de descanso vacacional en los residenciales del Montepío.
Becas al estudio Prestación cuyo fin es ayudar a las familias mutualistas con los costes de material académico y libros de los alumn@s matriculados en colegios, institutos o universidades públicas o concertadas.
Cursos y campamentos en inglés Tarifa social para familias mutualistas o colegios o institutos de las comarcas mineras en cursos “Wake up” y campamentos de verano especializados en el idioma inglés, educación y aventura.
Programas intergeneracionales Proyectos destinados a crear espacios de convivencia que faciliten el intercambio de experiencias entre personas de distintas generaciones, especialmente mayores, en la Residencia de Felechosa y el Balneario de Ledesma, con alumnos/as estudiantes y asociaciones de padres y madres, y personas con discapacidad.
Nuevas parejas Para mutualistas que contraigan matrimonio o se inscriban como pareja de hecho.
Natalidad o adopción Prestación para familias en las que se produzcan nacimientos o adopciones. Se tienen en cuenta aquéllas con situaciones especiales.
Termalismo social y ambulatorio Programa para el acceso a tratamientos de salud por hidroterapia termal, orientado a poblaciones sensibles en municipios, asociaciones de enfermos crónicos y otros. Tarifas de “Minimis” para mutualistas con bajas pensiones en estancias en el Balneario.
Programa de salud y deporte Actividades de salud, deporte e hidroterapia en las instalaciones de la Residencia de Felechosa.
Convenios de colaboración Plan de hermandad con distintos colectivos, con los que el Montepío establece acuerdos de colaboración, tanto para ofertar sus servicios vacacionales o de termalismo social, como para facilitar el acceso de los mutualistas a precios y promociones comerciales.
Contingencias mineras Ayudas tradicionales, prestaciones (históricas) e indemnizaciones -por fallecimiento, vale de carbón, etc- derivadas de contingencias comunes propias de la actividad sector para trabajadores mutualistas del carbón, viudas y huérfanos.

 

MAS INFORMACIÓN SOBRE LAS AYUDAS Y LAS CONVOCATORIAS EN EL MENÚ OBRA SOCIAL DE ESTA PÁGINA WEB

Orden del día de la Asamblea General de Mutualistas a celebrar en Oviedo el 22 de junio

En cumplimiento del acuerdo adoptado por la Comisión Regional del MONTEPÍO Y MUTUALIDAD DE LA MINERÍA ASTURIANA (Mutualidad de Previsión Social a Prima Fija), en reunión celebrada el día 18 de mayo de 2018, se convoca Asamblea General ordinaria, que se celebrará el viernes, día 22 de junio de 2018, en Oviedo, en el Salón de Actos Fundación Cajastur Liberbank – Oviedo, sito en la calle San Francisco nº4 (entrada por la calle Mendizábal nº3, al lado derecho del Teatro Filarmónica), a las 10 horas, en primera convocatoria, y de no alcanzarse el quórum de asistencia previsto en los Estatutos, como es previsible, a las 11 horas del mismo día y en el local expresado (previsiblemente se constituirá en segunda convocatoria),  con el siguiente

 ORDEN DEL DÍA:

1º.- Constitución de la Asamblea General e Informe del Sr. Presidente.

2º.- Examen y aprobación, en su caso, tanto para las Cuentas Anuales del Montepío de la Minería Asturiana, Mutualidad de Previsión Social a Prima Fija (Balance y Cuenta de Pérdidas y Ganancias, Estado de cambios en el Patrimonio Neto, Estado de Flujos de Efectivo y Memoria ) y de las Cuentas Anuales Consolidadas de Montepío de la Minería y Sociedades Dependientes (Balance Consolidado, Cuenta de Pérdidas y Ganancias Consolidada, Estado de Cambios de Patrimonio Neto Consolidado, Estado de Flujos de Efectivo Consolidado y   Memoria Consolidada ), correspondientes al ejercicio de 2017;  del Informe de Gestión, tanto individual como consolidado del ejercicio 2017, de la gestión del órgano de administración del mismo año y de la aplicación de resultados, presentación del informe relativo al grado de cumplimiento del Código de Conducta de las entidades sin ánimo de lucro para la realización de inversiones temporales en el ámbito del mercado de valores, informes de auditoría de cuentas anuales individuales y cuentas consolidadas e informe de la Comisión de Control. Presupuesto para el ejercicio 2018.

3º.- Elección de tres miembros titulares y tres suplentes de la Comisión de Control

4º.- Propuesta y aprobación en su caso, de la creación de página web corporativa y modificación del art.26 de los vigentes Estatutos del Montepío, en lo referente a la convocatoria de la Asamblea General.

5º.- Propuesta y aprobación en su caso de modificación de los Estatutos del Montepío: introducción de dos nuevos artículos, 6 bis, referente a la creación de página web corporativa, y 49 bis, de creación de la Comisión de Auditoría, y modificación de los artículos 10, 22, 23, 26, 28, 29 y 39, habilitando a la Comisión Regional y a su Presidente, indistintamente, para que procedan a la tramitación ante el órgano correspondiente del Principado de Asturias de las propuestas que se acuerden, subsanen los aspectos sobre los que sean requeridos, eleven a públicos los acuerdos y realicen las actuaciones precisas hasta la total inscripción en el Registro Mercantil.

6º- Nombramiento de auditor para los ejercicios 2018 y 2019.

7º.- Ruegos y preguntas.

8º.- Lectura y aprobación, si procede, del acta de la Asamblea, de conformidad con lo establecido en el Artículo 36 de los Estatutos, y designación de tres socios para la firma del acta.

Las candidaturas para la elección de cargos de la Comisión de Control, objeto de elección, deberán ser presentadas en las dependencias del MONTEPÍO Y MUTUALIDAD DE LA MINERÍA ASTURIANA (Mutualidad de Previsión Social a Prima Fija), sitas en Oviedo, Plaza del General Primo de Rivera nº 2, antes de las quince horas del 12 de junio de 2018.

Todos los socios tienen a su disposición la documentación contable que se somete a la consideración de la Asamblea General, así como la relativa al resto de las propuestas, que puede ser examinada en la sede social hasta el día inmediatamente anterior a la celebración de la Asamblea General.

 Oviedo, 18 de mayo de 2018

 

EL PRESIDENTE,                                                                                           EL SECRETARIO,

Juan José González Pulgar                                                                                  D. Víctor Montes Díaz

El Montepío cierra su 3er ejercicio con beneficios y presenta el plan de reforma a la Asamblea del 22-J

El Grupo Montepío presentó esta mañana en su sede central en Oviedo su balance anual de actividad (referente al ejercicio 2017), y que por tercer año consecutivo ha registrado beneficios globales (482.665 euros) y ganancias en cada una de sus actividades: Mutualidad, Fundación, Balneario de Ledesma, Residenciales del Mar Menor y Roquetas de Mar y Residencia de Mayores de Felechosa.

El presidente del Montepío, Juan José González Pulgar, ofreció estas cifras “objetivamente mejores a los del año pasado” explicando la evolución de las líneas estratégicas en las que viene trabajando la entidad desde la crisis ejecución y la necesidad de ejecución de un plan de choque en 2015. Y también, el adelanto de las propuestas de futuro diseñadas para la modernización de las citadas actividades y la adaptación de la Mutualidad a la nueva realidad de su masa social, las familias mineras, un proyecto de apertura y relevo generacional que contempla cambios estatutarios que facilitarán por primera vez la elegibilidad (además de voz y voto) de los mutualistas familiares (de segunda generación, no adscritos al régimen minero), la reducción del número de miembros en la Comisión Regional (de 23 a 15, más un profesional independiente), la regulación participativa de los socios protectores de la entidad (la organizaciones sindicales de acuerdo con su representatividad histórica en minería), estableciendo además medidas de control y garantía sobre el patrimonio y fondos. Todos estos balances y propuestas, así como el informe de gestión y el nacimiento y puesta en marcha de la Fundación Obra Social Montepío (que asume la labor solidaria y cultural llevada a cabo hasta ahora por la Mutualidad), han sido ya elevados por la dirección liderada por González Pulgar para su ratificación por la Asamblea General de mutualistas que tendrá lugar en Oviedo en poco más de un mes, el viernes, 22 de junio de 2018, y donde están llamados a participar los 10.314 mutualistas que hoy mantienen su compromiso con este proyecto de profundas raíces históricas en el movimiento obrero asturiano. De esos, 2.020 son activos laboralmente y el colectivo de mutualistas de segunda generación ya pesa más de un 13%, con 1.328 familias.

En cuanto a la evolución de los datos generales, el Presidente del Montepío destacó el aumento de la cifra de negocio, que alcanzó los 12,48 millones de euros (60.366 euros más que el ejercicio anterior), reduciendo la deuda acumulada en 2015, al inicio del plan de choque, en 1,79 millones de euros. González Pulgar señaló que los beneficios del Grupo Montepío hubieran sido mucho mayores sin la carga de la deuda (hoy de 14,33 millones), pues 572.906 euros se han ido en gastos financieros. La amortización de los créditos fue de 852.961, lo que eleva Éste capítulo a 1,42 millones de euros. El Montepío ha reducido en tres años gracias a sus ejercicios positivos casi 1,8 millones de euros.

Por actividades, el Balneario de Ledesma, histórico buque insignia del Grupo –120 empleos, 13.000 clientes anuales y su gestión se remonta a 1980 y en propiedad desde 1990), recoge una cifra de negocio de 5,71 millones, con 40.856 euros menos que el anterior, debido a una merma de ingresos vía programa Imserso y la subida de gastos en personal, reparaciones/inversiones y amortizaciones. Los resultados antes de impuestos llegan a los 279.974 euros.

La Residencia de Felechosa, que acumuló en sus primeros tres años importantes pérdidas, presenta hoy beneficios modestos (10.306 euros), por segundo año consecutivo, con más ingresos en estancias y en funcionamiento de su unidad de atención a la discapacidad. Paralelamente han aumentado a sus gastos de personal, debido a que su plantilla ha crecido hasta los 90 empleos –una de las empresas que hoy tienen mayor actividad de las nacidas en las Cuencas al calor de los fondos mineros- debido a que hay más ocupación y hemos apostado por aumentar calidad y diversificar servicios con un centro integral de atención de mayores que sigue modernos programas europeas de envejecimiento activo e intercambios culturales e intergeneracionales con sus residentes, lo que provoca movimientos superiores en muchas ocasiones a los 400/500 personas días, cifra nada desdeñable para no ser un complejo geriátrico urbano.

En cuanto al análisis de los dos residenciales de la marca Destinos de Sol, el complejo de 240 apartamentos de Los Alcázares registró 65.302 euros de beneficio y Roquetas de Mar (apartahotel de 125 apartamentos) de 35.621 euros, el primero ha visto reducidas sus ganancias en 12.614 euros, en gran parte, según manifestó el Presidente del Montepío, por el daño generalizado que supuso la pérdida de banderas azules en las playas del Mar Menor, que afecta a todo el destino, y por el envejecimiento de su cliente cautivo (el mutualista) “de ahí la necesidad de abrir la actividad a nuevos colectivos y operadores de viajes”, subrayó. En el caso contrario el Residencial de Costa de Almería, que aumenta de nuevo ingresos en 41.784 euros (dio pérdidas hasta 2015, que se abrió con los nuevos planes estratégicos al mercado de touroperadores europeos) pese a que han aumentado sus gastos de personal.

¿Por qué con mejores resultados en ingresos y en cifra de negocio consolidada -60.366 euros- el beneficio del Montepío en 2017 es menor en 153.693 euros que el año anterior? Juan José González Pulgar fue rotundo: “Los gastos extraordinarios no previstos que supone nuestra presencia en los casos judiciales conocidos se llevan 126.760 euros, el aumento en los gastos de personal 29.912 euros, las inversiones y amortizaciones 50.355 euros y la devolución de lo que se le debía a la plantilla del Balneario de Ledesma 60.793 euros; todo cargas del pasado que suponen otros 267.820 euros que nada tienen que ver con el funcionamiento profesional actual de las actividades”. Y añadió: “Los datos son objetivamente mejor para nuestro Grupo, que sin las cargas, cerraría con 720.485 euros, que reflejan un tendencia creciente y consolidada”.

A la pregunta de los medios de comunicación sobre si el Montepío tenía “margen de maniobra para mejorar resultados”, González Pulgar fue categórico: “Si, los planes estratégicos están funcionado, han hecho que todas las actividades hayan entrado en beneficio y este año hemos dado un paso más con la profesionalización empresarial de las direcciones de centros clave para ello, con proyectos abiertos al mercado privado y a de los convenios con las entidades sociales con las que tenemos acuerdos de colaboración (más de 30) que la mayoría son del ámbito sociosanitario y a los que vamos a tratar de hacerles una oferta ad hoc a sus necesidades con precios especiales, que ya está dando resultados”.

El presidente del Montepío también entró a abordar otras cuestiones que a su juicio “se tergiversan en la prensa” al hilo de informaciones del Caso Hulla”. “El Montepío vienen pagando religiosamente sus compromisos fiscales por la Residencia de Felechosa, tanto a nivel nacional como municipal, como no puede ser de otra manera. Con el Ayuntamiento de Aller, el IBI desde 2012, 336.100 euros y con la Hacienda Pública, por el impuesto de Transmisiones Patrimoniales, en 325.359 euros, y con el de Sociedades (desde 2015) en 567.278 euros”. Y añadió con ironía: “Me gustaría que el sr. Montoro considerase a su vez abonarnos la deuda que el Instituto del Carbón mantiene con la última fase de la obra”.

González Pulgar recordó que más allá de la actividad de economía social del Grupo (genera más de 250 empleos en sus centros en Asturias, Almería, Murcia y Salamanca), la Fundación ha asumido ya el plan solidario, que en el último año prestó ayudas a 2.186 personas, con partidas que sumadas hacen un valor global de 246.001,59 euros. “Un esfuerzo muy importante y de gran valor por lo que supone como herramienta de ayuda a las familias y como reivindicación y continuidad del papel que desempeña la entidad”, dijo: 156.571 son ayudas de las llamadas contingencias mineras (complementos por subsidios, orfandades, viudedades de minería); y 74.430 de ayudas adaptadas a las nuevas familias (becas –se concedieron recientemente 155, de 100 y 200 euros para universitarios-, natalidad, matrimonios, programas respiro y de discapacidad y complementos para dar atención residencial a personas mayores).

Finalmente, el presidente del Montepío desveló la propuesta de la dirección para la Reforma de Estatutos, una hoja de ruta que supone “una transición ordenada y prudente de la Mutualidad a la nueva realidad económica y social, con una apertura hacia el relevo natural de la familia minera (hijos y nietos de los que un día cotizaron al régimen de la minería) y con una potenciación de su Fundación Obra Social como soporte legal a las empresas S.L, a las políticas sociales y con una mejor fiscalidad y ahorro empresarial para seguir desarrollando ese compromiso social inherente a su fundación y raíces”.

Habló González Pulgar del “escenario distinto que vive hoy el Montepío por varias razones: en el sector minero, abocado desgraciadamente a la desaparición; el sindical, marcado por las fusiones de las distintas federaciones industriales, donde el peso minero ha quedado diluido con la excepción del SOMA. Socio protector que mantiene su autonomía en UGT, y la renuncia de CC OO a su derechos de protección al Montepío; y  social, por el envejecimiento de la venía siendo nuestra base social”. Y añadió: “Un escenario cambiante que tiene el reto del mantenimiento de la esencia original, su proyecto social y la preservación de sus raíces y del patrimonio que durante años y años han logrado crear con sus cuotas toda la familia minera, gracias también al apoyo y presión política ejercicio por sus socios protectores sindicales (recordó la compra del Balneario, la Residencia en fondos mineros y el primer acuerdo con la Seguridad Social), un patrimonio de más de 60 millones de euros en instalaciones, y hasta casi 100 en fondos de Planes de Pensiones y ahorro y recursos, y que no puede estar al albur de los movimientos especuladores y financieros, un asunto que es necesario blindar -para movimientos de más de 3 millones de euros serían necesitan consenso de todas las partes- en ese necesario cambio en los Estatutos hacia los nuevos tiempos y necesidades, de ahí el mantenimiento de la tutela y control de los socios protectores –a los que se sumarían el cupo elegido de representantes familiares mutualistas-” Este proceso de apertura que, de ser ratificado por la Asamblea de próximo día 22 de junio y de ver definitivamente la luz verde, como propone la dirección, arrancaría en 2019 tras el proceso electoral que vivirá ese año la Mutualidad.

ORDEN DEL DÍA DE LA ASAMBLEA GENERAL DEL MONTEPÍO A CELEBRAR EN OVIEDO EL VIERNES 22 DE JUNIO DE 2018

González Pulgar (socio protector SOMA) estuvo acompañado en la rueda de prensa por el Contador de la entidad Ángel Orviz García (socio protector Asociación de Vigilantes Mineros) y Arsernio Díaz Marentes (coordinador de juntas locales adscritas a ex socio protector CC OO).

Para más información, pueden seguir la rueda de prensa en el Canal Montepío en YOUTUBE.