Guajes mineros, un proyecto sociocultural global e intergeneracional que tendrá su expo

La Fundación Obra Social Montepío desarrolla en 2020 el proyecto La Memoria de los guajes mineros, un proyecto sociocultural que tiene como objetivos poner en valor y preservar la memoria industrial y social de la minería,  recuperando una de las páginas más controvertidas de la historia no solo en Asturias, sino también en los países que afrontaron la primera gran revolución económica mundial a lomos del vapor con la dedicación infantil a labores primarias o secundarias de explotación y aprovechamiento del mineral en los principales países industrializados del mundo, desde el mismo inicio de la minería moderna, en el siglo XIX, hasta la mitad del XX.

EXPOSICIÓN: LA MEMORIA DE LOS GUAJES MINEROS 

Si pertenece a un Centro educativo (colegios o institutos), cultural o Asociación, y esta interesado en los contenidos de este proyecto para su programación, póngase en contacto con fundacion@montepio.es. A lo largo del primer trimestre de 2020 pondremos en marcha la exposición temática con contenidos divulgativos sobre los niños y niñas mineras en el mundo y la explotación infantil antes y ahora.

Un fenómeno, el de la presencia de los niños en minas, pozos y escombreras, que los estados del denominado primer mundo, de Alemania a Estados Unidos, de Reino Unido, Rusia o Polonia a Francia y España, han ido frenando y prohibiendo mediante normativas de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) por las terribles repercusiones derivadas para la salud de los pequeños mineros. Una aberración que desgraciadamente, y pese a las denuncias internacionales y los mandatos de la ONU y de las ONG globales, aún se mantiene en muchas zonas en vías de desarrollo por situaciones de pobreza o explotación infantil.

Los guajes, como se conocían a los niños mineros asturianos y leoneses, término que ha dejado huella en esta historia clave en la industrialización española por el papel estratégico del carbón en la modernización de los países en los dos últimos siglos, son aún personajes del presente. Muchos de ellos aún viven y conservan la memoria de aquel tiempo, en el que trabajar con 10, 12 o 14 años, y en unas condiciones laborales extremas en muchos casos, exposición de accidentes, ambientes pulvígenos, humedad… era una necesidad de supervivencia para ellos y sus familias. La mayoría no pudo ir a la escuela, al menos lo suficiente, y casi todos se han ido de este mundo o aún sufren esa terrible sensación de infancia hurtada. Pero desde la Fundación Montepío no queríamos abordar este asunto desde una perspectiva localista, basada en la memoria de nuestras familias mineras, sino enlazar la misma con lo ocurrido en otras zonas carboneras del mundo, de las más próximas en Francia, Alemania o Gran Bretaña, a Estados Unidos, con una economía otrora emergente -que de hecho se convertiría en la primera potencia mundial- pero donde también se dedicaron infantes a la explotación infantil. Niños mineros por tanto no cómo una necesidad de pobreza en las familias, que también, sino como un fenómeno de necesidad productiva y económica que pasaba por encima y pisoteaba acuerdos sociales que debieran ser tan sagrados como el respeto a la infancia. Una lacra que pese a estar en el siglo XXI, aún sigue ocurriendo desgraciadamente en muchas partes del planeta, y no solo con niños mineros.

Reiteramos que la utilización de fotos de guajes mineros de otros países tiene como fin dar un enfoque global a esta situación para lograr una perspectiva amplia, intergeneracional y universal para que las nuevas generaciones de hoy comprendan mejor el fenómeno antes y ahora, buscando conciencia y compromiso social.

Por todo, consideramos una justicia social y una oportunidad para la sensibilización en un tema humanitario de primer orden dedicar este proyecto, con el calendario homenaje y posterior exposición, a la memoria de los guajes mineros, los niños y niñas que dedicaron los que debieron ser sus mejores años, los del aprendizaje en sueños e ilusiones, a sacar adelante a sus familias, al progreso y modernidad de nuestra tierra y país que vendría sin que nunca quedase compensado para ellos la cuenta de ese esfuerzo dedicado. Sin olvidarnos por supuesto de los que no están y de los que pagaron de forma prematura en sus carnes y con su vida las consecuencias de accidentes o de enfermedades profesionales tan duras y difíciles como la silicosis.

Desde el compromiso de la Fundación Obra Social Montepío con la historia minera, nos marcamos con este Calendario de 2020 no solo honrar la memoria de los guajes mineros y dar luz a una parte de esa historia industrial, sino concienciar a las nuevas generaciones, en un diálogo intergeneracional posible y necesario (nietos con abuelos) sobre éste legado y la importancia de luchar y denunciar la explotación infantil en cualquiera de sus formas, reivindicando la educación, el juego, la salud y la protección, como elementos fundamentales en la formación de los niños y jóvenes.

Comencemos por el origen del término GUAJE (GUAH.E)

En Asturias, sinónimo de rapacín, neñu, fíu de alguien o persona moza que ayuda a otra, mientras aprende el oficio. También, por su juventud, al ayudante del picador minero. Voz asturiana referida al niño minero, derivada del término inglés washer /guaser (el lavador) por referirse a una de las labores más encomendadas a los niños, junto con la de escoger o clasificar carbón, durante las primeras sociedades industriales. Palabra importada y transformada por deje popular desde aquel origen carbonero en Asturias y en España, de la mano de empresas como la Asturian Coal and Iron Company, o la Asturian Mining Company, con domicilio social en Londres y minas y fundición en Mieres.

En su evolución terminó por generalizarse en las Cuencas mineras hasta convertirse en un sinónimo de niño/a, sin importar ya que fuera minero o «the kid» en inglés, utilizándose en muchos casos como apodo (como al famoso futbolista David Villa).

En Estados Unidos, sin embargo fueron bautizados como “trapper boys”.  En Inglaterra se les llamaba hurriers, y a comienzos del XIX eran habituales incluso en el interior de la mina. Con 3 o 4 años de edad, se arrastraban en la oscuridad por claustrofóbicos túneles, empujando con su cabeza pesados carros (cargados del carbón que se había extraído. Inhalaban polvo, destrozaban sus rodillas por el rugoso suelo e, incluso, perdían frecuentemente el pelo por la zona de su cabeza que empleaban para empujar la vagoneta. Los que aún no eran suficientemente fuertes como para tirar o empujar el corf, se dedicaban a abrir y cerrar trampillas para que después pudiera pasar la vagoneta. Recibían el nombre de tramperos. Una trampera, Sarah Gooder, de 8 años, le confesó a un inspector que sentía miedo en la mina: “Tengo que trabajar sin luz y me da miedo… Voy a las cuatro y a veces las tres y media de la mañana, y salgo a las cinco y media de la tarde”. El 8 de junio de 1847, el Parlamento británico aprobó una norma que establecía, para mujeres y niños, una jornada laboral máxima de 10 horas. Sin embargo, muchos dueños de las fábricas, aprovechándose de la escasez de inspectores, frecuentemente no cumplieron los términos de las leyes. Por desgracia, también ocurriría en España. Y ahora en otros países, de los llamados en vías de desarrollo.

Evolución histórica en España

Ley de 1873 No podían trabajar los menores de 10 años. Los menores de 13 años,  jornadas de cinco horas al día. Los de edad entre 13 y 15 años, jornada de ocho horas al día. Para las niñas, entre 14 y 17 años. Los efectos de esta Ley fueron mínimos, pues no se pusieron medios para cumplirla.

Ley de 1900, prohibición del trabajo en minas a menores de 10 años; y para menores de 16 años en trabajos subterráneos. Prohibido el trabajo nocturno para menores de 14 años.

La Ley de 1910 ya prohibió la mina de interior a menores de 18 años, pero su normativa siguió sin eliminar las irregularidades, pues había una connivencia clara entre padres y empresas para aceptar niños por debajo de edad permitida. Eran generalizadas las falsificaciones de las fechas de nacimiento.

En 1913 se registra en Minas de La Unión de Murcia el fallecimiento de un menor de 11 años. Hasta 1920, cambian las cosas poco a poco, pero por factores diferentes, como un avance tecnológico, maquinaria con motores eléctricos, mecanización de tajos etc. Así como una acción pública de mayor control de la legislación, inspección la escolarización y cambios en la demografía, sensible mejora de las rentas familiares y disminución de la fecundidad en las familias, No obstante la presencia de niños fue común hasta los años 50.

En 1885, de las 490 minas productivas en Asturias, trabajaban según los partes históricos 661 “muchachos” (forma de dulcificar, por no decir niños) en el interior y otros 192 en el exterior. En 1886 en Murcia, 3.840 muchachos de interior y 389 exterior. En 1901 en Asturias, de 12.000 mineros, mil eran mujeres y 2.200 niños. Las cifras mantendrían proporciones, aunque las plantillas se dispararon a 28.883 mineros en 1919 y 34.000 en 1920.

La presentación del proyecto, en la Consejería de Derechos Ciudadanos del Principado de Asturias

La semana conmemorativa del #DíaUniversaldelNiño fue el marco elegido por la Fundación Obra Social Montepío para presentar el  proyecto sociocultural “La memoria de los Guajes Mineros”, una iniciativa que arranca con publicación del Calendario 2020 del Montepío, como primer homenaje a los niños y niñas que dedicaron los años de su infancia, los de los sueños, al duro trabajo en las minas del carbón.  Como ocurrió el año pasado con “la mujer y la mina: la historia del carbón en femenino plural”, el Montepío, además de avanzar en la divulgación de la memoria social, minera e industrial, quiere en esta ocasión abrir una puerta en el tiempo hacia la reflexión y la denuncia desde una perspectiva solidaria, elevando la mira desde el pasado al tiempo presente y a la actual explotación infantil actual en el mundo.

La presentación, el viernes 22 de noviembre, tuvo lugar en un escenario propicio para dar altavoz al proyecto: La sede de la Consejería de Derechos Ciudadanos y Bienestar Social del Principado de Asturias en Oviedo. La propia titular de la cartera, la Consejera Melania Álvarez García, oficio de madrina ante los medios de prensa, gestó que agradeció el Presidente del Montepío y su Fundación, Juan José González Pulgar. 

La Consejera de Asturias felicitó al Montepío por esta iniciativa y destacó que con “la historia de los guajes mineros, algunos abuelos hoy, recuperamos y cultivamos la memoria en blanco y negro de este país para desde una perspectiva intergeneracional, identificarnos con su trabajo, lucha y compromiso por una sociedad mejor, porque como sociedad tuvimos tiempos difíciles que logramos superar, bueno es reconocer su trabajo para llegar al tiempo presente y desde esa conciencia luchar contra la explotación infantil en el mundo presente».

 El Presidente de Montepío por su parte hizo un repaso al porqué de dedicar un calendario a los guajes mineros: “son una página aún viva de nuestra historia, pues son nuestros padres y abuelos, los que no hablan de un tiempo difícil, de sueños rotos”.

Recordó Pulgar que el Montepío emite desde hace décadas un Calendario tradicional que, con el tiempo, se ha convertido en un elemento emblemático por su esperada presencia en las casas de las familias mineras asturianas y por divulgar esa memoria industrial y carbonera a través de láminas con fotografías de alto valor histórico, de colección.

En 2019, el Montepío, con su nueva Fundación Obra Social, canalizadora de toda la actividad solidaria y cultural de la entidad, decidió dar un giro a ese Calendario y aprovechar su impacto (4.000 almanaques de pared y 10.000 de bolsillo para un público fiel, con muchos coleccionistas en España incluso que lo siguen) para tematizar aún más el mismo con un objetivo de poner el foco sobre un asunto de sensibilización social, todo ello manteniendo esa fidelidad a las raíces mineras y solidarias del Montepío, pero ya desde una perspectiva y un compromiso más amplio y moderno, en sintonía con el mundo más global e interconectado actual.

Tras el éxito del calendario y la posterior exposición “Mujer y mina”, que ponía énfasis en el injusto papel asignado a la mujer durante largo tiempo en el ecosistema minero, el reto para 2020 era fuerte: “pero creemos que con “La memoria de los guajes mineros-Calendario 2020”  vamos a recuperar emociones y los más trascendente, trabajar las acciones y el compromiso sobre un aspecto social importante a nivel mundial, la explotación infantil”, señaló Pulgar.

Con estos contenidos, la Fundación Montepío aborda otra de las páginas más controvertidas de la historia del sector: la dedicación infantil a labores primarias o secundarias de explotación y aprovechamiento del mineral en los principales países industrializados del mundo, desde el mismo inicio de la minería moderna, en el siglo XIX, hasta la mitad del XX. Un fenómeno, el de la presencia de los niños y niñas en minas, pozos y escombreras, que los estados del denominado primer mundo, de Alemania a Estados Unidos, de Reino Unido, Rusia o Polonia a Francia y España, han ido frenando y prohibiendo mediante normativas de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) por las terribles repercusiones derivadas para la salud de los pequeños mineros. Una aberración que desgraciadamente, y pese a las denuncias internacionales y los mandatos de la ONU y ONG globales, aún se mantiene en muchas zonas en vías de desarrollo por  pobreza o explotación infantil.

Los guajes, como se conocían a los niños y niñas de la minería asturiana y leonesa, es un término que ha dejado huella en esta historia clave en la industrialización española por el papel estratégico del carbón en la modernización de los países en los dos últimos siglos. 

Su eco aún les convierte en personajes del presente. Muchos de ellos aún viven y conservan la memoria de aquel tiempo, en el que trabajar con 10, 12 o 14 años, y en unas condiciones laborales extremas en muchos casos, exposición de accidentes, ambientes pulvígenos, humedad… era una necesidad de supervivencia para ellos y sus familias. La mayoría no pudo ir a la escuela, al menos lo suficiente, y casi todos se han ido de este mundo o aún sufren esa terrible sensación de infancia hurtada.

Pulgar destacó que este proyecto “está dedicado a la memoria de los guajes cuya infancia fue hurtada en un tiempo en el que las prioridades no eran la escuela, sino contribuir a combatir la miseria familiar. Historias de trabajos peligrosos, insalubres, con horarios interminables; y de sueños e ilusiones rotas”

Por todo, el Montepío considera este Calendario como un elemento de lucha hacia la justicia social partiendo de la propia memoria de los guajes mineros, niños y niñas de otro tiempo que dedicaron los que debieron ser sus mejores años, los del aprendizaje, sueños e ilusiones, a ayudar a sacar adelante a sus familias, al progreso y modernidad de nuestra tierra y país que vendría sin que nunca quedase compensado para ellos la cuenta de ese esfuerzo, tantas veces insalubre e esclavo.

Sin olvidarnos por supuesto de los que no están y de los que pagaron de forma prematura en sus carnes y con su vida las consecuencias de accidentes o de enfermedades profesionales tan duras y difíciles como la silicosis.

Finalmente, ante este nuevo reto de la Fundación Obra Social Montepío con la historia minera, se marca con este Calendario 2020 no solo honrar la memoria de los guajes mineros y dar luz a una parte de esa historia industrial, sino concienciar a las nuevas generaciones, en un diálogo intergeneracional posible y necesario (nietos con abuelos) sobre este legado y la importancia de luchar y denunciar la explotación infantil en cualquiera de sus formas, reivindicando la educación, el juego, la salud y la protección, como elementos fundamentales en la formación de los niños y niñas y de los jóvenes en su conjunto.

En este proyecto han colaborado con el Montepío el Archivo Histórico Minero y el Muséu del Pueblu d`Asturies, con la cesión de contenidos fotográficos, buena parte de ellos del fotógrafo Valentín Vega Ruiz y de los potentes archivos mineros de Virginia (Estados Unidos), y de colecciones de Francia y Alemania. El Montepío ha querido ampliar sus contenidos fuera de Asturias para que los espectadores de hoy puedan comprender que el fenómeno de la explotación infantil no era localizado, sino global. Y con esos mismos ojos hay que mirarlo hoy en día.

Asesoría Legal del Montepío, un servicio gratuito para las familias mutualistas

Asesoría Múltiple Legal y Familiar, nuevo servicio del Montepío

La Mutualidad potencia y amplia con ello las prestaciones a sus asociados gracias a un acuerdo con Egolegal Abogados que permite ofrecer a través de la red de juntas locales un asesoramiento personalizado y directo, presencial y confidencial

El Montepío y Mutualidad de la Minería Asturiana cuenta desde hace meses con una nueva prestación con el fin de potenciar y ampliar las coberturas y su relación con sus 10.000 familias mutualistas: un Servicio de Asesoría Múltiple Legal y Familiar cuya finalidad será la de ofrecer un asesoramiento a los mutualistas y familiares en materia legal, fiscal y su plan de pensiones. Se trata de un asesoramiento personalizado, que se acometerá de manera directa, presencial y confidencial en las sedes y juntas locales de las que el Montepío dispone, con una coordinación desde la central en Oviedo, que permitirá garantizar una atención de proximidad a las familias en sus comarcas de residencia.

El Montepío puso en marcha este nuevo servicio gratuito para los mutualistas gracias al acuerdo de colaboración alcanzado en su día con la firma profesional y especializada asturiana EGOLEGAL ABOGADOS, fundada en 1981. ¿Cómo funciona? Si tras el primer contacto y asesoramiento con estos profesionales el mutualista necesitase y requiriese los servicios de éste Despacho, EGOLEGAL ABOGADOS facilitará un presupuesto sin compromiso, que el mutualista decidirá si lo acepta o no con total libertad, pero ya asesorado jurídicamente sobre la materia de su consulta. Este presupuesto contará con un descuento de un 20% sobre los honorarios estipulados en la tarifa mercado, para que, además de la gratuidad inicial, se garantice una ventaja si a posteriori de la consulta fuera necesario emprender una acción legal.

Sin duda, este nuevo Servicio Legal porta un importante valor añadido a la cobertura y los servicios que el Montepío ya ofrece a sus miembros.

Los asuntos a tratar por el nuevo Servicio de Asesoría Múltiple Legal y Familiar del Montepío serán:

  • Separaciones, divorcios (incluyendo ante notario), custodia de los hijos (incluyendo compartida).
  • Modificación de medidas después del divorcio (pensiones compensatorias, alimentos y visitas).
  • Liquidaciones de gananciales y separación de bienes.
  • Herencias: liquidaciones de impuestos y distribución de los bienes.
  • Propiedades, alquileres de pisos, casas y fincas. Desahucios.
  • Puesta al día de documentación en catastro y registro de inmuebles.
  • Problemas penales de los menores.
  • Penal: Asistencia a detenidos, alcoholemias, estafas, juicios rápidos….
  • Reclamaciones por accidentes de tráfico, caídas en la calle y en establecimientos, en transporte público…
  • Impuestos.
  • Planes de Pensiones y Ahorro del Montepío
  • Asesoramiento bancario.

Once las dieciséis Juntas Locales del Montepío (Gijón, Siero, Langreo, Mieres, Pola de Laviana, Pola de Lena, Cangas del Narcea, Moreda-Aller, Sotrondio y El Entrego) ofrecerán de manera rotatoria a lo largo de las semanas este servicio, actuando Oviedo como sede de guardia para facilitar una cobertura eficaz. En verano el servicio se ofrecerá en julio, solo en Oviedo, dejando inhábil solo agosto.

¿Tienes alguna consulta que realizarnos? Llama al 985 96 54 85 (laborables, de 9 a 15 horas). O escríbenos a montepio@montepio.es

El Montepío está muy contento con el funcionamiento de esta prestación, que se suma a los ya tradicionales del Grupo (salud, vacaciones, descanso, atención social y a mayores, planes de pensiones y ahorro…) y al asesoramiento tradicional que desarrollan las juntas locales con la gestión en materia de Seguridad Social y mutualismo. Y lo está porque la Asesoría Múltiple Legal y Familiar es un servicio muy demandado hoy en día por las familias, ya implantado con éxito por asociaciones y colectivos y mutualidades similares al Montepío en Europa. La principal fortaleza frente a otros es que en este caso es que la asistencia no es telefónica,  sino presencial, personalizada e  inmediata, prestada por abogados del propio despacho, que garantizan calidad y rigurosidad en sus servicios profesionales, así como una gestión eficaz de los asuntos legales, información continua sobre el estado de los asuntos (por mail o teléfono), siempre con el objetivo de agotar las posibilidades de resolución amistosa antes de acudir a la judicial. Y la segunda fortaleza es que, de ser necesarios pasos judiciales posteriores, el citado descuento del 20%, que garantiza al mutualista una ventaja sobre el precio de mercado, en caso de necesitarlo

Es importante recalcar que los mutualistas podrán consultar gratuitamente sobre todos los problemas jurídicos personales que surgen en su día a día. Son abogados especialmente dedicados al Derecho de Familia, Matrimonial y Hereditario. Actualmente, cuentan también con especiales legales en los ámbitos Penal y Administrativo. Con esto, dan solución a todo, el abanico de dificultades legales que pueden aparecer en nuestra vida cotidiana.

Estancias Bienestar en Destinos de Sol Montepío, y disfruta hasta marzo de precios increíbles

Aún nos queda invierno, una temporada que resulta muy interesante y propicia para un montón de personas que pueden dedicar su tiempo a cuidarse y a disfrutar de uno de los placeres de la vida: viajar y conocer. Para todos, pero en particular para esas personas que gozan de más libertad para la elección de su tiempo de vacaciones, el Montepío ha diseñado las Estancias Bienestar-Destinos de Sol/Montepío, una fórmula vacacional saludable y plenamente mediterránea para disfrutar de estos meses que nos restan hasta la primavera con el mejor clima de nuestra península y con destinos que nos ofrecen paisajes y rincones plagados de historia, cultura y gastronomía…Estancias amplias en días, sin estrés, de casi una quincena o un mes, y que nos permiten conocer a fondo rincones maravillosos de España, como con el Mar Menor y la Costa Cálida de Murcia o la Costa de Almería y su impresionante Paisaje protegido del Cabo de Gata por lo que podrían costar 3 o 4 noches de hotel. Y lo mejor, en un apartamento para ti, a tu ritmo y con tus costumbres…

La luz y el valor del clima de nuestros destinos: fuente de salud y bienestar

¿Es posible una larga estancia saludable con un viaje que nos permita conocer y disfrutar? SI: Con Destinos de Sol Montepío disfruta de estas magníficas Estancias Bienestar en nuestro apartahotel de Roquetas-Costa Almería (125 aparamentos) o en el Residencial de Los Alcázares del Mar Menor (240 apartamentos de diversa tipología en la urbanización Los Narejos).

Y disfruta de tus Estancias Bienestar, con un poco de HIDROTERAPIA:

El Residencial de Roquetas de Mar cuenta con piscina interior climatizada, solárium y zona cardiovascular, de estar y lectura, wifi, cafetería…

Y el Residencial de Los Alcázares NOVEDAD para todos los que reserven Estancias bienestar en este destino pueden consultar la posibilidad de acceso especial a SPA PUNTA CALERA en condiciones especiales concertadas (con suplemento y previa reserva de la sesión hidroterapica, excepto domingos y festivos).

Esta es la oferta para mutualistas:

Recuerda que puedes hacerte mutualista cumpliendo las condiciones básicas de vinculación con la familia minera asturiana desde 18, 50€ mes: con los mejores precios asegurados en cualquier época del año y un montón de servicios.

Pero si no eres mutualista, también puedes disfrutar de nuestros buenísimos precios para Estancias Bienestar.

Mira que oferta: desde 23,15 euros por día -para un mínimo de 14 noches- por apartamento con capacidad para 2 adultos y peque.

Para más información u otro tipo de soluciones residenciales -estancias con más o menos noches- y reservas, nos puedes llamar al 985 96 54 85 (para mutualistas, laborables de 9 a 15 h)

O directamente en la Recepción de nuestros Residenciales de

Los Alcázares 968 334 502 o Roquetas de Mar 950 334 112

También on line en la web www.destinosdesol.es (para obtener precio mutualista, código MUT2019 -se solicitará comprobación de estar al corriente de la cuota en el check in) o en reservas@montepio.es

La luz y el valor del clima de nuestros destinos: fuente de salud y bienestar

Y es que no es un tópico. No es lo mismo afrontar un día soleado y luminoso que una jornada gris y lluviosa. Y es que el clima puede llegar a influir mucho sobre el organismo, pues tanto la temperatura como la humedad ambiental influyen de forma muy notable en nuestro ánimo. No les falta razón a los mayores, que siempre tienden a echar la culpa de todos los males al tiempo, desde un dolor de huesos a una jaqueca en toda regla.Ya Hipócrates definía el clima como el conjunto de circunstancias atmosféricas propias de una región capaces de influir sobre los seres vivos. Basada en estos principios, la climatología médica es la ciencia que estudia la influencia que el clima ejerce en los seres humanos, tanto por sus efectos terapéuticos como por sus posibles perjuicios para la salud.  De todos es sabida la influencia que factores climatológicos variables como la altitud, latitud, continentalidad o costa tienen sobre la salud. Y es que la Ciencia ha llegado a demostrar como el ser humano tiene un confort climático caracterizado por parámetros de temperatura (20-25ºC), humedad (40-70%), velocidad del aire (0,15-0,25 m/s) y presión (1.013,2 mb), baja contaminación y predominio de iones negativos en la atmósfera. Muchos de estos parámetros se logran en los meses de otoño e invierno en nuestros destinos saludables, sin hablar de la importancia de la luz del sol, al menos 15 minutos al día, como imprescindible para sintetizar la vitamina D.

Los Destinos de Sol-Montepío te están esperando

Los Alcázares del Mar Menor

Roquetas de Mar, el Mar que sueñas

Nuevas ventajas con el Carnet-Montepío: descuentos en las clínicas Rehberger, Dr. José Álvarez y Auditivo OIR

Una de las prestaciones con la que los mutualistas cuentan con su carnet del Montepío es el acceso a precios exclusivos en un montón de clínicas especializadas en distintos ámbitos de la salud y firmas de diferentes sectores. Puede consultar en este enlace todas las actividades vinculadas a la prestación El Carnet del Montepío

En las últimas semanas, tres de estas actividades asociadas, Clínicas Rehberger, Centro Auditivo Oir y Cínica dental Dr. José Álvarez han comunicado mejoras y cambios en las ventajas que ofrecen a nuestras familias mutualistas. Estos son los servicios implementados:

Dr. Jose Manuel Álvarez, en El Entrego (Avenida del Coto 28 1ºA). Centro con 25 años de trayectoria en tratamientos dentales y prevención. SERVICIOS GRATUITOS: Primera visita, revisiones, radiografías intraorales, diagnóstico ortodóntico y estudio implantológico. Presupuestos incluidos. Incluye una limpieza al año. DESCUENTO del 10% en TODOS los tratamientos para titulares y familiares directos acompañantes presentando carnet de afiliado. Posibilidad de financiación hasta en 12 meses sin intereses (Dependiendo del tratamiento). Teléfonos y mail de contacto 985 654 044/ 674 916 639 info@clinicadentalelentrego.es

Centro Auditivo Oír, en Pola de Siero (C/ Martín de Lugones, 3 bajo) En cuanto a servicios: Revisión auditiva gratuita, 1 mes prueba sin compromiso de compra. DESCUENTO del 15% de descuento en la compra de audífonos y ayudas técnicas, 4 años de garantía, incluida pérdida y robo. Teléfonos y mail de contacto 985 088 395/ 684 604 443 clinicaauditivaoir@gmail.com

Finalmente, la red de Clínicas Rehberger López Fanjul añade una novedad, y es que incorpora al acuerdo su Centro de Gijón, situado en el Sanatorio Covadonga (General Suárez Valdés, 40), que se suma a los de Oviedo (Avenida Hermanos Pidal) y Luanco (Plaza Villa s/n). La clínica de Gijón, que ofrece un descuento exclusivo de un 20% para nuestros mutualistas, está especializado en el tratamiento de cáncer oral. El doctor Federico Rehberger, cirujano maxilofacial y plástico facial, con una consolidada trayectoria en Asturias a pesar de su juventud apuesta por la excelencia médica y el trato familiar con el paciente cómo claves del éxito: «Pienso en mi primer paciente, un chico joven que se casaba a los pocos días y tenía un bulto en el paladar que le habían diagnosticado como algo banal», explica el doctor Rehberger Bescós. «Resultó ser un cáncer importante que requería cirugía, y se lo detectamos en la clínica. Lo que me marcó fue su ánimo, sus ganas de seguir, porque al final, en pacientes oncológicos, la actitud es una virtud tremenda. Llevó el postoperatorio con mucho coraje, a pesar de la complejidad, y al final salvo su vida. Quizá por ser tan joven me sentía más identificado con él».

4 generaciones de una familia de doctores con prestigio en Asturias y que ofrecen sus servicios en condiciones ventajosas para las familias del Montepío

Doctor Rehberger Bescós «Ahora mismo crecemos con fuerza en el ámbito de la medicina y de la cirugía plástica facial».

Tras esa primera experiencia, tan memorable, se han sucedido cientos de intervenciones en las que el paciente es el protagonista y el doctor pone sus conocimientos a su servicio. Con unas instalaciones pensadas para garantizar la comodidad del paciente y equipadas con los últimos avances tecnológicos, la clínica Rehberger López-Fanjul acoge gabinetes y quirófanos no solo para la cirugía maxilofacial, sino también para la odontología general, la ortodoncia, la periodoncia, la endodoncia, la implantología y la estética. Además cuenta con la colaboración de una experta anestesióloga, salas de reanimación y de esterilización de materiales. «Esta infraestructura nos permite llevar a cabo tratamientos complejos totalmente personalizados. Ahora mismo crecemos con fuerza en el ámbito de la medicina y de la cirugía plástica facial. Estamos muy contentos y nuestros pacientes, entre los que se encuentran ya mutualistas del Montepío, muestran una alta satisfacción»concluye el Dr. Rehberger Bescós.

Estos son los servicios y descuentos de estas Clínicas a las familias Montepío:

Clínica Rehberger López-Fanjul
Av Hermanos Pidal 27, bajo – Oviedo
Tel.: 985 25 90 36 | 646 77 80 26
Plaza Villa s/n, bajo – Luanco
Tel.: 985 88 13 75 | 620 32 63 35
info@clinicarlf.es            www.clinicarlf.es
Odontología Integral y Cirugía Maxilofacial en Asturias.
Más de 100 años de Experiencia. Especialistas en Cirugía
y Tratamientos Sin Dolor bajo Sedación Consciente.
Implantes, Periodoncia, Endodoncia, Odontopediatría,
Ortodoncia Invisible, Estética Dental, Prótesis Dental.
Financiación y Descuento 10% para mutualistas y familiares.

 Clínica Doctores Rehberger
Av Hermanos Pidal 27, bajo – Oviedo
Tel.: 985 25 90 36 | 646 77 80 26
Gral Suárez Valdés 40, Sanatorio Covadonga – Gijón
Tel.: 985 95 19 08 | 660 67 04 00
info@rehberger.es        www.rehberger.es
Cirugía Maxilofacial y Cirugía Estética Facial en Asturias.
– Especialistas en Tratamientos Sin Dolor ni Ansiedad.
– Implantología Avanzada – Traumatología Facial
– Cáncer Oral – Muelas del Juicio – Apnea del Sueño
– Cirugía de Párpados, Nariz, Orejas, Labios y Mentón.
Descuentos del 20% en Cirugía Estética Facial.

 

 

 

 

,

Campamento urbano para conciliar en Navidad la vida laboral y familiar

Última semana lectiva antes de las vacaciones de Navidad…un tiempo genial para los peques y las ilusiones en familia pero… ¡oh, cielos¡ para algunos hogares llegan algunos inconvenientes: los/las adultos no tienen vacaciones, y algunos incluso duplican sus horas fuera por una mayor carga en sus trabajos lo que repercute en los horarios de casa. ¿Cómo hacemos para poder conciliar?

Esta situación, que se da muy a menudo en hogares con madres y padres con trabajo puede llegar a generar agobio. Pensando en ello, y con la experiencia del último verano, la Fundación Obra Social Montepío se ha animado a repetir la experiencia de las Colonias Urbanas especial Navidad  de la mano de los monitores especialistas de Toca la luna, una firma especializada en la organización de este tipo de iniciativas que resuelven este tipo de soluciones de una manera efectiva para las madres y padres y superentretenida para ellos. Será además un campamento bilingüe y navideño

Con Toca la luna, el próximo lunes 23 de diciembre ponemos en marcha en la céntrica Escuela de Música y Artes Escénicas de la calle Marqués de Pidal 11, 1º de Oviedo -a pocos metros de la sede central del Montepío- el servicio de Campamento urbano de Navidad, a un precio especial para hijos y nietos de mutualistas Montepío.

Las actividades serían las habituales de música, canciones, instrumentos musicales (teclado, guitarra…) baile, coreografías, plástica, juegos educativos, de grupo, etc… todo ello dirigido por el monitor nativo Pablo Melody. Una colonia de invierno, con personal docente carismático y en unas instalaciones estupendas para el juego y el aprendizaje divertido, pero nada de estar encerrados: todas las mañanas que el tiempo lo permita, la actividad tiene previsto salidas programadas -con aviso previo a las familias- para acompañar a los/las peques al parque San Francisco para jugar al aire libre y participar en alguna de las actividades que todos los años organiza el Ayuntamiento en dicho espacio.

Organización y precios especiales para mutualistas

El horario es de lunes a viernes, de 9 a 14 horas. Aunque se pueden contratar días sueltos, a un precio de 18 euros para mutualistas) las fechas se organizan por semana: Semana 1, del 23 al  27 de diciembre (4 días lectivos, a 67,50 euros), del 30 al 4 de enero (5 días lectivos a 81 euros), y el 7 de enero (día suelto). También existe la oportunidad de contratar el campamento completo (los 10 días lectivos) a un precio de 157,50 euros (el día sale a 15,75 euros). En el caso de ser dos peques, el hermano cuenta con un 20% de descuento sobre estas tarifas ya especiales para el Montepío por el concierto especial entre Toca la luna y nuestra Fundación Obra Social.

Al ser un campamento de mañanas y llevarse a cabo en el Centro de artes, no se cuenta con servicio de comedor. No obstante, en caso de que alguno de los asistentes deseara (aparte de tomar un lunch a media mañana) hacer también la comida de medio día podrá traerla de casa sin problema.

Desde la Fundación Montepío se estima que este servicio, rebajado sobre el precio tarifa, puede ser de gran ayuda a las familias mutualistas con hijos/as. Y se complementa con otros que ya forman parte de la nueva oferta social de la entidad, como las becas, las ayudas a la natalidad, los cursos wake up para colegios o institutos o el Campamento Base Camp de verano «Balneario de Ledesma», estas dos últimas actividades, también de inmersión linguística, de la mano de Nubra Educación y Aventura.