En Estado de Alarma no olvidemos la importancia de las relaciones humanas

Ante el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma en el país durante, al menos, 15 días y las consiguientes limitaciones que se establecen a la circulación de las personas, hacemos un llamamiento a toda la ciudadanía para que en esta situación excepcional no olvidemos la importancia de las relaciones humanas. Mostremos nuestra solidaridad, ofreciendo todo el apoyo a aquellas personas que, por su situación personal, tienen especiales dificultades para llevar a cabo su vida diaria.

Nos referimos especialmente a las personas mayores, dependientes, personas con discapacidad o con menores a su cargo que viven solas, familias vulnerables… Tenemos que facilitarles esta situación de confinamiento en sus domicilios, por ejemplo, apoyando en la realización de los desplazamientos necesarios para adquirir productos de necesidad básica o, en su caso, realizarlos por ellos/as, dándoles apoyo emocional, etc.

Hoy es además el Día Mundial del Trabajo Social, recordamos la capacidad de esta profesión y de muchas otras para adaptarse rápidamente a los cambios y reafirmar que, en las situaciones de emergencia como la que vivimos actualmente, todos los perfiles profesionales son fundamentales.

La Fundación Obra Social Montepio comprometida con la cohesión social y con la responsabilidad colectiva que nos caracteriza, debemos apoyar al tejido social en situaciones de vulnerabilidad. Por ello, incidimos en la importancia de que, aquellas personas que tengan conocimiento de situaciones de desatención, lo comuniquen a los Servicios Sociales Municipales de su localidad o a nuestro teléfono de atención al público 985 96 54 85 marcando la extensión 1 para realizar las labores de coordinación necesarias.

Aplaudimos las iniciativas ciudadanas que se están creando en entornos vecinales para apoyar a las personas más vulnerables. En estos momentos, de grandes limitaciones para todas las personas, instamos a toda la población a dar muestra de que la nuestra es una sociedad cohesionada, solidaria y que cree en la justicia social.