,

Presentamos el proyecto «La memoria de los Guajes Mineros», protagonista Calendario 2020

Dentro de la semana del #DíaUniversaldelNiño, este viernes, día 22 de noviembre de 2019, a las 12 horas, en la Sala de Prensa del EASMU de Oviedo (calle 13 Rosas, 2) presentamos el proyecto sociocultural “La memoria de los Guajes Mineros”, cuya primera iniciativa es la publicación del Calendario 2020 del Montepío, dedicado los niños y niñas que dedicaron años de su infancia al trabajo en las minas del carbón.  Además de avanzar en la divulgación de la memoria social, minera e industrial, la iniciativa quiere reflexionar y denunciar desde una perspectiva solidaria y una mirada actual la explotación infantil actual en el mundo.
La presentación corrió a cargo de la Consejera de Derechos Sociales y Bienestar social del Principado de Asturias, Melania Álvarez García y del Presidente del Montepío y su Fundación, Juan José González Pulgar. 

La Consejera de Asturias felicitó al Montepío por esta iniciativa y destacó que con “la historia de los guajes mineros, algunos abuelos hoy, recuperamos y cultivamos la memoria en blanco y negro de este país para desde una perspectiva intergeneracional, identificarnos con su trabajo, lucha y compromiso por una sociedad mejor, porque como sociedad tuvimos tiempos difíciles que logramos superar, bueno es reconocer su trabajo para llegar al tiempo presente y desde esa conciencia luchar contra la explotación infantil en el mundo presente».

LINK VIDEO DE LA PRESENTACIÓN:

El Presidente de Montepío por su parte hizo un repaso al porqué de esta iniciativa abanderada por la Fundación de la mutualidad. Recordó que el Montepío emite desde hace décadas un Calendario tradicional que, con el tiempo, se ha convertido en un elemento emblemático por su esperada presencia en las casas de las familias mineras asturianas y por divulgar esa memoria industrial y carbonera a través de láminas con fotografías de alto valor histórico, de colección.

En 2019, el Montepío, con su nueva Fundación Obra Social, canalizadora de toda la actividad solidaria y cultural de la entidad, decidió dar un giro a ese Calendario y aprovechar su impacto (4.000 almanaques de pared y 10.000 de bolsillo para un público fiel, con muchos coleccionistas en España incluso que lo siguen) para tematizar aún más el mismo con un objetivo de poner el foco sobre un asunto de sensibilización social, todo ello manteniendo esa fidelidad a las raíces mineras y solidarias del Montepío, pero ya desde una perspectiva y un compromiso más amplio y moderno, en sintonía con el mundo más global e interconectado actual.

Y así nació el Calendario 2019 “Mujer y mina: la historia del Carbón en femenino plural”, cuyo éxito y acogida –la igualdad, desde una reivindicación y recuperación del casi oculto papel de la mujer minera, paradigma hasta los años 90 de desigualdad profesional y de los prejuicios de una sociedad machista– tuvo amplio eco social y en los medios de comunicación, lo que derivó en que la Fundación Montepío crease desde el calendario una Exposición temática, del mismo nombre, que aún sigue su recorrido por ciudades de Asturias, Zamora y Salamanca, siendo incluso parte de los contenidos de igualdad de varios centros educativos en Oviedo, Mieres y Felechosa.

Tras el éxito de Mujer y mina, el reto para 2020 es fuerte, pero creemos que con “La memoria de los guajes mineros-Calendario 2020” vamos a trabajar sobre un aspecto social importante a nivel mundial: la explotación infantil.

Con estos contenidos recuperamos una de las páginas más controvertidas de la historia del sector: la dedicación infantil a labores primarias o secundarias de explotación y aprovechamiento del mineral en los principales países industrializados del mundo, desde el mismo inicio de la minería moderna, en el siglo XIX, hasta la mitad del XX. Un fenómeno, el de la presencia de los niños y niñas en minas, pozos y escombreras, que los estados del denominado primer mundo, de Alemania a Estados Unidos, de Reino Unido, Rusia o Polonia a Francia y España, han ido frenando y prohibiendo mediante normativas de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) por las terribles repercusiones derivadas para la salud de los pequeños mineros. Una aberración que desgraciadamente, y pese a las denuncias internacionales y los mandatos de la ONU y ONG globales, aún se mantiene en muchas zonas en vías de desarrollo por  pobreza o explotación infantil.

Los guajes, como se conocían a los niños y niñas de la minería asturiana y leonesa, es un término que ha dejado huella en esta historia clave en la industrialización española por el papel estratégico del carbón en la modernización de los países en los dos últimos siglos.

 Su eco aún les convierte en personajes del presente. Muchos de ellos aún viven y conservan la memoria de aquel tiempo, en el que trabajar con 10, 12 o 14 años, y en unas condiciones laborales extremas en muchos casos, exposición de accidentes, ambientes pulvígenos, humedad… era una necesidad de supervivencia para ellos y sus familias. La mayoría no pudo ir a la escuela, al menos lo suficiente, y casi todos se han ido de este mundo o aún sufren esa terrible sensación de infancia hurtada.

Por todo, consideramos este Calendario un elemento de lucha hacia la justicia social partiendo de la propia memoria de los guajes mineros, niños y niñas de otro tiempo que dedicaron los que debieron ser sus mejores años, los del aprendizaje, sueños e ilusiones, a ayudar a sacar adelante a sus familias, al progreso y modernidad de nuestra tierra y país que vendría sin que nunca quedase compensado para ellos la cuenta de ese esfuerzo, tantas veces insalubre e esclavo.

Sin olvidarnos por supuesto de los que no están y de los que pagaron de forma prematura en sus carnes y con su vida las consecuencias de accidentes o de enfermedades profesionales tan duras y difíciles como la silicosis.

Finalmente, ante este nuevo reto de la Fundación Obra Social Montepío con la historia minera, nos marcamos con este Calendario de 2020 no solo honrar la memoria de los guajes mineros y dar luz a una parte de esa historia industrial, sino concienciar a las nuevas generaciones, en un diálogo intergeneracional posible y necesario (nietos con abuelos) sobre este legado y la importancia de luchar y denunciar la explotación infantil en cualquiera de sus formas, reivindicando la educación, el juego, la salud y la protección, como elementos fundamentales en la formación de los niños y niñas y de los jóvenes en su conjunto.

El Calendario Montepío, en el que un año más han colaborado con nosotros el ARCHIVO HISTÓRICO MINERO y el MUSEU PUEBLO D`ASTURIES DE GIJÓN, con la cesión de contenidos fotográficos, se encuentra en estos momentos en proceso de impresión. Si las fechas no fallan, el 15 de noviembre podrían estar listos.

Calendario Montepío 2020