Seguridad Social en España, recordando su historia (Montepío, entidad colaboradora INSS)

En el pasado mes de abril se publica en un diario de tirada nacional, que puedo ver en el WhatsApp que me envía un amigo del Montepío, que “la lotería conmemora el 40 aniversario de la Seguridad Social y sus entidades”.  Me llama la atención pues, como de todos es sabido, la Seguridad Social tiene una historia mucho más larga que desde el año 1978 y por ello continúo leyendo el artículo pudiendo observar que en  el décimo ya se concreta correctamente que se trata de la celebración del “40 aniversario de la creación del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), La Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS), el Instituto Nacional de Empleo (INEM), el Instituto Nacional de la Salud (INSALUD) y el Instituto Nacional de Servicios Sociales (INSERSO)”. Seguimos hablando sobre el tema y me anima a escribir un artículo que trataré de resumir lo mejor que pueda.

Seguridad Social y mutualismo, por J.L.C.

Para bucear en los orígenes de la Seguridad Social en España, uno de los pilares fundamentales de nuestra sociedad de bienestar, es necesario escarbar en los finales del Siglo XIX, en plena industrialización: En el año 1883 se crea la Comisión para el estudio de las cuestiones que interesasen a la mejora y bienestar de la clase obrera, comisión que posteriormente se denominó Comisión de Reformas Sociales. En 1903 y al no poder crear un pretendido Instituto de Trabajo se constituye el Instituto de Reformas Sociales y en 1920  el Ministerio de Trabajo.

Pero, entre estas fecha, se publica en La Gaceta de Madrid (lo que   ahora sería el Boletín Oficial del Estado) la primera disposición en materia de Seguridad Social,  la Ley de Accidentes de Trabajo, de 30 de enero de 1900, al amparo de la cual y, en ocasiones, empleando la misma terminología, se legislaron muchas normas de las que existen actualmente en esta materia. Por poner un ejemplo, en su artículo 1º se señala que “entiéndese por accidente toda lesión corporal que el operario sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena”.

En las distintas Leyes sobre la Seguridad Social y sus Textos Refundidos se indica que: “se entiende por accidente de trabajo toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena”. Si nos fijamos bien, la única diferencia que hay entre la definición del año 1900 a la del último Texto Refundido del año 2015 es que en aquella se cita  “operario” en lugar de trabajador como  se hace  en ésta última.

En 1908 se crea el Instituto Nacional de Previsión estableciéndose los Retiros Obreros y consecuentemente en el año 1919 se aprueba el Seguro Obligatorio del Retiro Obrero que entra en vigor en 1921 con su Reglamento General, cuya gestión se encomendó al citado Instituto Nacional de Previsión. Para ser incluido en el Seguro obligatorio de vejez había que reunir una serie de requisitos, como ser asalariado, tener una edad entre 16 y 65 años y un haber anual que no excediese de 4.000 pesetas. De igual forma el patrono debería aportar 3 pesetas mensuales por cada uno de los asalariados (como anécdota decir que a este Seguro se le conocía en Asturias como el de la “perrona” que así llamábamos a los 0,10 céntimos resultado de dividir las 3 pesetas  entre los 30 días del mes).

Posteriormente van aprobándose distintas normas como el Seguro de Maternidad, Seguro de Paro Forzoso,…

En 1942 se crea el Seguro Obligatorio de Enfermedad que se implanta en septiembre de 1944, quedando a cargo del Instituto Nacional de Previsión y dirigido a los trabajadores que tuvieran unos ingresos que no excedieran  de unos límites, así como sus familiares (cónyuges, ascendientes, descendientes y hermanos menores de 18 años o incapacitados permanentes para el trabajo) que vivan con ellos y a sus expensas. Tenían derecho, principalmente,  a asistencia médica completa, asistencia farmacéutica (26 semanas para los asegurados y 13 para sus familiares)  y hospitalización (12 y 6).

Aunque celebramos su 40 aniversario como merece, por ser uno de los pilares fundamentales de bienestar en España, la Seguridad Social tiene una historia mucho más larga que desde 1978; con un largo recorrido que se remonta a finales del XIX

En 1941, en el seno de las Reglamentaciones de Trabajo, nacen las Mutualidades Laborales, como complemento del sistema general de seguros sociales y, viendo que esta ley no servía para regular el funcionamiento de las mismas se crea el Servicio de Mutualidades y Montepíos Laborales por una Orden del Ministerio de Trabajo de 24 de octubre de 1946, publicándose su Reglamento en el año 1954. Se crean distintas Mutualidades  (Banca, Agua, Gas y Electricidad, etc.)

Anteriormente ya se había creado la Caja de Jubilaciones y Subsidios de la Minería Asturiana.

En 1947 se establece el Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez (SOVI), que se complementa con el Retiro Obrero y que fue sustituido por el Sistema de Seguridad Social en 1966.

No obstante, sigue en vigor para  quienes carecen de protección  del Sistema y tengan cumplidos 65 años o 60 en el caso de invalidez permanente que tengan una cotización de 1.800 días entre el 1 de enero de 1940 (fecha de extinción del Retiro Obrero) y el 31 de diciembre de 1966. También tendrán derecho a ésta prestación aquellos que figuren afiliados el Retiro Obrero, (cualquiera que sea el nº de días) antes de 1 de enero de 1940.

En 1962 se aprueba una Orden del Ministerio de Trabajo por la que se crean las Mutualidades de Trabajadores Autónomos (Servicios, Industria y Actividades Directas para El Consumo).

En 1963 se aprueba la Ley de Bases y en 1966  la Ley de Seguridad Social que regula el Sistema de la Seguridad Social y  que entra en vigor el 1 de enero de 1.967. En 1972, sin mucho éxito, se publica la Ley de Financiación y Perfeccionamiento de la Acción Protectora de la Seguridad Social. Y desde entonces, se van sucediendo diversos Textos Refundidos hasta el último en vigor de 2015.

En 1977, de acuerdo con la nueva estructura de gestión en el Mutualismo Laboral y la racionalización de la competencia de los Regímenes Especiales, se crean las Mutualidades Laborales, que sustituyen y unifican  algunas de las anteriores:

Así podemos citar, entre otras, la Mutualidad de la Minería del Carbón, con Sede en Oviedo, en la que se integran la Caja de Jubilaciones y Subsidios de la Minería Asturiana, la Mutualidad Laboral del Carbón del Noroeste, Mutualidad Laboral del Carbón de Centro-Levante y Mutualidad Laboral del carbón del Sur. De igual forma Industrias Químicas, Siderometalúrgica, Alimentación y Bebidas, Comercio y Hostelería, Madera, etc.etc.

Pero, la gran reforma de la Seguridad Social y de la que ahora se celebra el 40 aniversario ,se produce en 1978 (Real Decreto 36/1978, de 16 de noviembre)  estableciendo un nuevo sistema de gestión, administrado por los siguientes organismos:

Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS)

Instituto Nacional de la Salud (INSALUD)

Instituto Nacional de Servicios Sociales (INSERSO)

Instituto Social de la Marina (ISM)

Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS).

Por el mismo Real Decreto, se extinguen una serie de Organismos como son, fundamentalmente, el Instituto Nacional de Previsión, El Servicio de Mutualismo Laboral, Mutualidades Laborales y demás Entidades gestoras de estructura mutualista.

Asimismo se produce la extinción de los Servicios Comunes del Sistema, como  la Caja de Compensación del Mutualismo Laboral, las Comisiones Técnicas Calificadoras, el Fondo de Garantía de Accidentes de Trabajo, el Fondo de Pensiones de Accidentes de Trabajo, el Fondo Compensador de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales, la Asistencia a Pensionistas y el de la Recuperación y Rehabilitación de Minusválidos. De igual forma desaparecen los Servicios Sociales de Empleo y Acción Formativa y Promoción Profesional Obrera, Universidades Laborales e Higiene y Seguridad en el Trabajo. Todos estos Servicios extinguidos se integran en los Organismos creados en este Real Decreto y en los Ministerios correspondientes.

En los años ochenta se crea la Gerencia de Informática de la Seguridad Social para procesar los datos de las Entidades Gestoras y coordinar y controlar la actuación de los servicios informáticos.

A partir de 1994,  y muy especialmente con la firma del Pacto de Toledo en 1995 tuvieron lugar importantes cambios implantando las prestaciones no contributivas, y creando un Fondo de Reserva así como introduciendo  mecanismos de jubilación flexible y de incentivación de la vida laboral.

Actualmente está prácticamente agotado el Fondo de Reserva, las pensiones no tienen garantizada por Ley la revalorización sujeta al incremento del coste de la vida, etc. etc., pero eso es otra cosa de la que ya hemos hablado  creo que repetidamente en otras ocasiones.

Bueno, espero no haberme dejado muchas cosas en el tintero y me queda únicamente decir que, obviamente, estos datos han sido extraídos de las normas publicadas por lo que, si alguno de los lectores pudiera estar interesado en acudir a ellas, seguidamente las relaciono a modo de bibliografía:

Comisión de Reformas Sociales = Real Decreto de 5 de diciembre de  1983.

-Ley de Accidentes de Trabajo = Ley de 30 de enero de 1900.

-Instituto de Reformas Sociales = Real Decreto 23 de abril de 1903.

-Instituto Nacional de Previsión = Ley de 27 de febrero de 1908.

-Seguro Obligatorio del Retiro Obrero = Real Decreto de 11 de marzo de 1919 y su Reglamento General de 21 de enero de 1921.

-Seguro Obligatorio de Maternidad =  Real Decreto de 23 de agosto de 1923.

-Previsión Social contra el Paro Forzoso = Decreto de 25 de mayo de 1931.

-Mutualidades o Montepíos = Ley de 6 de abril de 1941.

-Seguro Obligatorio de Enfermedad = Ley de 14 de diciembre de 1942.

-Servicio de Mutualidades y Montepíos Laborales = Orden del Ministerio de Trabajo de 24 de octubre de 1946 y su Reglamento General aprobado por Decreto de 10 de agosto de 1954.

-Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez = Decreto de 18 de abril de 1947.

-Mutualidades de Trabajadores Autónomos = Orden del Ministerio de Trabajo de  30 de mayo de 1962.

-Ley de Bases de la Seguridad Social de 28 de diciembre de 1963.

-Ley de Seguridad Social de 21-4-66.

-Ley de Financiación y Perfeccionamiento de la Acción Protectora de la Seguridad Social = Ley 24/1972 de 21 de junio.

-Creación del INSALUD, INSS, INSERSO (ahora IMSERSO), ISM, TGSS.= Real Decreto Ley 36/1978 de 16 de noviembre.

-Último Texto Refundido de la Ley general de la Seguridad Social = Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre.