Último balance de evolución del plan de pensiones del Montepío

Viento a favor: rentabilidades positivas y mejorando la media

Valoración realizada  a 30 de abril de 2019 

El  primer cuatrimestre del año ha sido la perfecta reversión del escenario tan negativo vivido con carácter global a finales del año pasado, donde recordamos, que hizo que por primera vez nuestro Fondo Montepío acabase en negativo, en línea con lo sucedido a nivel general: el 93% de los planes de pensiones en España perdieron, con una media negativa del 4,08%, según cifras de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva (Inverco). Con un panorama, afortunadamente, muy distinto, estos primeros meses de 2019 hemos asistido a fuertes subidas, tanto en renta variable como en fija corporativa. A cierre de Abril, nuestro Fondo ya presenta una rentabilidad del 3,48%, incluso 96 puntos por encima del ya positivo índice de referencia, recuperando y mejorando el terreno perdido en el ya conocido por los inversores como annus horribilis.

En el contexto económico en el que se mueve nuestro Plan de Pensiones, es importante indicar que en el mes de Abril, último tomado para éste análisis, finalizó con subidas superiores al 15% en la mayoría de mercados de renta variable, impulsados por avances en los factores de riesgo, que en el año anterior habían dañado la rentabilidad de los mercados financieros. Esto sucede, en buena parte, por el importante sustento proporcionado por los distintos Bancos Centrales. La Reserva Federal en Estados Unidos ha indicado el cese del ritmo de subidas de los tipos de intervención y el Banco Central Europeo retrasó las posibles subidas que se descontaban para este año, ampliando las medidas de estímulo,

Del mismo modo, ante un hecho preocupante como el Brexit, hemos conocido que se amplía el plazo para la determinación de la salida de Reino Unido hasta finales de Octubre. También es positivo que continúan los avances en las negociaciones China y Estados Unidos. Ambas zonas geográficas sufrieron un fuerte descenso de actividad económica por esas incertidumbres.

La nueva dinámica de los Bancos Centrales viene propiciada por revisiones a la baja del crecimiento económico. No obstante abril, ha puesto de manifiesto el inicio de una mejora macroeconómica global, principalmente en Estados Unidos, China y en Europa (Italia). Se atisba crecimiento.  Y en éste contexto, cabe destacar las cifras de de España, siendo hoy junto con Estados Unidos quienes presentan cifras más sólidas. Esta situación, junto con el cambio de rumbo de los Bancos Centrales no se hizo esperar, provocando fuertes caídas en las rentabilidades de los bonos de gobierno – la curva de bonos de gobierno alemán se situaba en rentabilidad negativa hasta el 10 años- y subidas en la renta variable de más del 15% ante la mejora de las previsiones de crecimiento futuro.

BALANCE MUY POSITIVO

A cierre de Abril, el Fondo Montepío presenta una rentabilidad del 3,48% frente al 2,52% del índice de referencia, es decir, 96 puntos mejor.  Teniendo en cuenta los eventos vividos durante el año anterior, la estrategia de nuestra cartera ha estado alineada con nuestras convicciones macroeconómicas de crecimiento e inflación, trasladándose, esta vez sí, al precio de los distintos activos financieros. Lo que supone una buenísima noticia para todos los mutualistas partícipes. La convicción de nuestros expertos asesores era  que el tiempo terminaría por erosionar los elementos de incertidumbre y que los aspectos fundamentales volverían a primar sobre las eventualidades políticas, estando el fondo bien posicionado para cuando se produjera este hecho de contexto favorable. Con ello se ha recuperado terreno, e incluso mejorado, reponiéndonos de ese primer año negativo en la historia del Fondo.

ESTRATEGIA Y POSICIONAMIENTO DEL FONDO

En Renta Variable, el Fondo Montepío, gestionado por el gabinete experto de Caser en condiciones exclusivas para nuestros mutualistas,  ha permanecido invertido en línea con el índice de referencia (IR), aunque gestionando el nivel de inversión conforme los mercados nos ofrecían oportunidades.  Se ha mantenido sobreexposición táctica a Estados Unidos durante  gran  parte  de este cuatrimestre de 2019, reduciéndola progresivamente al  final  del  mismo.    Se  redujo  posteriormente la exposición a renta variable en Europa, como estrategia de preservación de rentabilidad tras las fuertes subidas del año. Actualmente se sitúa en el 13% del fondo, frente al 15% de la referencia. Cabe destacar que el cambio de asignación por zona geográfica establecido a inicios del año frente al anterior (mayor inversión de Estados Unidos y Japón frente a España y Países Emergentes, ha sido positiva para el Fondo).

En Renta Fija,  nuestro Fondo ha ido incrementando progresivamente el nivel de duración hasta situarla en 1,6, ligeramente superior al IR. Por tipo de activo, vemos mayor valor en renta fija corporativa a corto plazo (hasta 18 meses) que en bonos de gobierno. Para estos optamos por bonos en tramos medios (3-5 años).  También, se ha reducido la exposición a sectores más cíclicos, manteniendo la visión positiva en el sector financiero.

Otras Inversiones, el Fondo Montepío invierte el  10%   de sus activos   en otras inversiones.   Mediante esta estrategia, se busca descorrelación (protección a base de diversificar) frente a los mercados tradicionales de renta fija y variable, con menor volatilidad. En este apartado, destacamos la buena evolución de los fondos de préstamos con garantía en Estados Unidos y en Europa y el cierre de la estrategia abierta de compra de dólar iniciada en Septiembre de 2018, con un retorno superior al 4%.

EXPECTATIVAS

A pesar de sufrir en 2018 un año tan complicado para los pequeños ahorradores como es la mayoría de nuestro perfil (el 80% de nuestros mutualistas participan de este Plan), el tiempo nos da la razón de que fue acertado mantener el nivel de exposición en renta variable, como consecuencia del escenario de crecimiento global sostenido y de un escenario de inflación moderada.   Ésta ofrecía rentabilidades esperadas atractivas con solo esperar a un entorno favorable para mejoras de los beneficios empresariales, situación que ha ocurrido, una vez que en 2019 se han normalizado los factores de riesgo.  En Renta fija, continuamos con nuestro plan de ligero incremento gradual de duración en Europa mientras que en Estados Unidos, más adelantada en el ciclo económico, vemos mayor probabilidad de subidas moderadas de los tipos a largo plazo, por lo que optamos por iniciar estrategias que se favorecen si el tipo a 10 años alcanza nuestro objetivo de 2,85%.  En otras inversiones, continuamos invirtiendo en las estrategias más líquidas, relacionadas con búsqueda de valor relativo.