El proyecto «Pacientes Activos al Rescate: especial Covid19», reconocida entre las Buenas Prácticas de Fundación Pilares

INICIATIVA COVID19 “PACIENTES ACTIVOS AL RESCATE”

Fundación Obra Social Montepío/Consejería de Salud – Dirección General de Cuidados Humanización y Atención Sociosanitaria del Principado de Asturias.

Había planificados talleres en diferentes áreas de la geografía asturiana, cuando el virus llegó a nuestras vidas. Antes de empezar el
confinamiento, en muchas de las conversaciones con las personas que forman el programa PACAS (Paciente Activo Asturias), y no sólo
ellos y ellas, empezaron a preguntar y preguntar ¿y el virus? Si les llamábamos por otro motivo, se volvía de forma recurrente a la
pregunta. Lo que quiere decir que tenían necesidad de información. Después de realizar una escucha activa, nos planteamos este tipo de preguntas: ¿Qué tipo de información necesitaban? ¿No había ya suficiente? ¿Acaso no les llegaba de la forma más adecuada o por el canal más convincente? Sabíamos, que tras el amparo de la institución (Consejería de Salud) y la colaboración de Fundación
Obra Social Montepío y el respeto y reconocimiento tras los cinco años del desarrollo de PACAS en Asturias, podíamos y debíamos dar una respuesta, a la demanda que habíamos detectado.

Necesidad detectada: La iniciativa surge de forma espontánea después de detectar la preocupación y la desinformación de las personas con enfermedad crónica, sus cuidadores y familias. Con el objetivo de conectar con la población asturiana en un momento de gran incertidumbre, quisimos convertir en protagonistas de una serie de vídeos informativos a las personas que o bien son monitores, o bien han recibido los talleres del Programa Paciente Activo Asturias.

Fundamentación: Ante la imposibilidad de desarrollar el programa de forma presencial hemos adaptado el formato a vídeos orientados a aprender técnicas y adquirir habilidades para manejar adecuadamente su enfermedad en tiempos del Covid19. A pesar de la ingente cantidad de información que se distribuía por los medios de comunicación muchas personas se encontraban desorientadas, con mucho miedo, por lo que quisimos hacer llegar a nuestro entorno más cercano, a la ciudadanía del Principado de Asturias, información fiable con lenguaje sencillo

Personas beneficiarias: En su mayoría, las personas beneficiarias de la experiencia son personas con una enfermedad crónica o su cuidador o cuidadora, en PACAS al rescate, hemos definido a este grupo de participantes como nuestros agentes de salud.
Estas personas, en su mayoría participantes y colaboradores del programa PACAS, tienen además el agravante de saberse más vulnerable aún que el resto de la población sana. Los beneficiarios indirectos será toda la ciudadanía que a través de redes sociales accedan a los
vídeos, los visualice y adquiera la información de estos.

OBJETIVOS:

Dotar de información útil y cercana a la población asturiana, convirtiendo a nuestros agentes de salud en los verdaderos protagonistas de su autocuidado en una situación de emergencia social y sanitaria sin precedentes.

Principios:
Utilidad: información práctica para el día a día.
Claridad: Información que llegue con un mensaje directo.
Actualidad: noticias actualizadas según las evidencias disponibles.
Empoderamiento: mensajes positivos y centrados en las capacidades de las personas.
Modelaje: las personas protagonistas de los vídeos son nuestros agentes de salud, son personas con una enfermedad crónica y/o cuidadores principales.
Corresponsabilidad: fomentar la responsabilidad en los hogares de las personas más vulnerables y compartir en su entorno una obligación o compromiso para la mejorar la situación
comunitaria.
Concordancia: mensajes alineados con los institucionales.
Rigor: mensajes con evidencia científica.

Tipo de Actividad: Centro residencial, comunidades, viviendas, domicilios,centros ocupacionales, centros de día, TAD, SAD, lugares y centros de trabajo y políticas públicas.

Ámbito territorial y de actuación: Local/supralocal, Provincial, Autonómico y regional: Escuelas Municipales de Salud Estatal.
Unión Europea: Proyecto Europeo EFFICHRONIC
La mayoría de nuestros agentes de salud son de Asturias por tratarse de un programa que depende de la Consejería de Salud del Principado, aunque en la difusión del programa han contribuido a nivel Europeo la Ficyt Fundación para el Fomento en Asturias de la Investigación Científica Aplicada y la Tecnología a esta iniciativa se suma además con cargo al proyecto europeo EFFICHRONIC, se trata un proyecto liderado por el Principado de Asturias que tiene como objetivo proporcionar evidencia sobre el retorno positivo de la inversión y la rentabilidad a través del ‘Chronic Disease SelfManagement Programme (CDSMP)’, un programa de intervención educativa dirigido a las personas más vulnerables de la sociedad.

La metodología de trabajo ha sido muy participativa, con reuniones de equipo diarias a las 8.00h donde organizábamos la secuencia de los vídeos. Todas las personas del equipo coordinador dedicaron diariamente horas de teletrabajo para revisar documentación y poder dotar de contenidos e información actualizada del COVID19 siguiendo esta planificación:
• Organizar un índice y sus contenidos con enlace a los artículos con evidencia en los que se basa la información.
• Realizar un guion con un lenguaje accesible y ejemplos prácticos.
• Vídeo modelaje realizado por las coordinadoras para replicar por los agentes de salud.
• Adaptación del mensaje a la persona que lo protagoniza dependiendo de su proceso de enfermedad y de sus habilidades.

Formato de vídeo diario con varias líneas de difusión por canales oficiales:
Blog actívate por tú salud.
Fundación Obra Social Montepío.

Facebook astursalud – web Consejería salud canales oficiales – Principado de Asturias

CONSULTE TODO EL PROYECTO EN ESTE ENLACE:

Proyecto FUNDACIÓN MONTEPÍO Pacas al Rescate Especial Covid19 (Manual de Buenas Prácticas de la FUNDACIÓN PILARES)

Este proyecto ha sido seleccionado para: IV Premios Fundación Pilares-Manual de Buenas Prácticas relacionadas con el modelo de atención integral y centrada en la persona, relacionadas con el envejecimiento, la discapacidad o la dependencia en España 2020.

Todos los proyectos (60) seleccionados son estos:

https://www.fundacionpilares.org/modeloyambiente/buenas-practicas/listado.php

EN BREVE PODRÁS VOTAR POR ESTE PROYECTO:

Vamos a necesitar tu apoyo para que nuestra #BuenaPráctica resulte ganadora en la edición de los IV Premios Fundación Pilares

El proyecto «Mujer y mina: el carbón en femenino plural», finalista IV Premios Buenas Prácticas de Fundación Pilares

PROYECTO SOCIOCULTURAL “LA MUJER EN FEMENINO Y PLURAL”

Fundación Obra Social Montepío/Residencia de Mayores SPA Felechosa-Montepío

Este proyecto surge tras detectar la necesidad de recuperar la historia de las mujeres trabajadoras del carbón. Los éxitos cosechados animan a la fundación a impulsar esta actividad con una muestra fotográfica que recorre con sus fotos 150 años de historia del carbón a través del rostro de mujeres que han tenido y tienen, además de la dureza de la profesión el añadido de haber trabajo de manera silenciosa en labores mal pagadas o injustamente retribuidas, y sin apenas visibilidad, sumidas en un mundo masculinizado donde incluso estaba mal visto socialmente que la mujer desarrollase esta actividad laboral, aunque la necesidad y la supervivencia obligasen a ello.

Necesidad detectada: Recuperar y poner en valor esta parte oculta de la historia de las mujeres del carbón, «les carboneres» para darle un enfoque desde una perspectiva de género, reivindicando además el papel que se les atribuye en su vejez.

Fundamentación: El esfuerzo de estas mujeres ha pasado casi inadvertido, queremos contribuir para recuperar y visibilizar sus aportaciones y su lucha. Mujeres que tras una larga batalla han conseguido derogar la norma de la Organización Internacional del Trabajo OIT que prohibía que las mujeres y niños pudieran trabajar en minas subterráneas, un texto de 1897 que quedó derogado en 1992 por el Tribunal Constitucional por considerarla anticonstitucional.

Personas beneficiarias: Personas mayores, Personas con discapacidad, Personas en situación de dependencia, Familias, Profesionales, Sociedad en general, Otro/s.

OBJETIVOS:

  • Dar visibilidad al papel de la mujer en la mina con iniciativas culturales y
  • Reivindicar y poner en valor la historia de las mujeres trabajadoras del carbón.
  • Implementar acciones de igualdad y cultura minera en los centros
  • Servir como herramienta para unir a la sociedad y a la Fundación en torno a una actividad comunitaria.
  • Concienciar a la comunidad sobre la necesidad de avanzar hacia una sociedad más
  • Rendir homenaje a las mujeres que de forma anónima han contribuido con su lucha a con- seguir una sociedad más justa y de
  • Divulgar la memoria de «les carboneres» generando conciencia social en las nuevas generaciones.
  • Reflexionar sobre el marco legislativo y laboral cambiante, fomentando una visión intergeneracional ente los alumnos y sus familias.

Tipo de Actividad: Centro residencial, escuelas, universidades, lugares y centros de trabajo, transporte, ocio.

Ámbito territorial y de actuación: Local/Supralocal y Provincial. Acciones de comunicación: Aquellas experiencias relacionadas con medios de comunicación dirigidas a romper los estereotipos e imágenes erróneas sobre la vejez, discapacidad, enfermedad, etc., que propongan una visión que ponga en valor a las personas.

Descripción: Esta exposición itinerante comienza su andadura por los centros educativos asturianos por considerarlos espacios privilegiados para relacionarse en condiciones de igualdad. La muestra está compuesta por 16 fotografías, paneles intro temáticos y una serie de cartelas informativas en las que se repasan diferentes etapas de la historia industrial minera, con todos los aspectos relativos al desempeño de la mujer en distintas labores mineras, de interior, exterior y trabajos auxiliares (vagoneras, lampisteras, apañadoras…).

Este recorrido histórico desde los orígenes mineros e industriales hasta las mineras de hoy en día supone por tanto una acción divulgativa en el campo de la memoria del carbón, la evolución de la sociedad trabajadora, pero también de ese camino de la mujer hacia la igualdad en un contexto laboral determinado.

Para esta labor de divulgación hemos realizado varias acciones con fines didácticos:

–  Visita a la exposición y lectura de paneles temáticos e informativos (incluye flyer).

–  La exposición se completa con una proyección comentada de vídeos y testimonios orales muy valiosos de mujeres carboneras.

–  Actividad que tiene continuidad en las aulas integrada en la PGA Programación General Anual, ya que el alumnado elabora resúmenes en base a tres aspectos educativos (vocabulario sobre la mina, historia de la mina, papel de la mujer y presentación en las aulas al resto de compañeros).

–   Entrevista a los abuelos y personas del entorno recogiendo a su vez testimonios de historias reales (indicando comentarios sobre condiciones de trabajo, jornada laboral, trato desigual por cuestión de género, …)

CONSULTE TODO EL PROYECTO EN ESTE ENLACE:

Proyecto FUNDACIÓN MONTEPÍO La Mujer minera: la historia del carbón en femenino plural (Manual de Buenas Prácticas de la FUNDACIÓN PILARES)

Este proyecto ha sido seleccionado para: IV Premios Fundación Pilares-Manual de Buenas Prácticas relacionadas con el modelo de atención integral y centrada en la persona, relacionadas con el envejecimiento, la discapacidad o la dependencia en España 2020.

Todos los proyectos (60) seleccionados son estos:

https://www.fundacionpilares.org/modeloyambiente/buenas-practicas/listado.php

EN BREVE PODRÁS VOTAR POR ESTE PROYECTO:

Vamos a necesitar tu apoyo para que nuestra #BuenaPráctica La historia del carbón en femenino plural resulte ganadora en la edición de los IV Premios Fundación Pilares

 

Asesoría Social: Especial Nuevo ingreso mínimo vital, requisitos, renta y simulador

El ingreso mínimo vital (IMV) anunciado hace unos días por el Gobierno de España ya está en marcha y las dudas han empezado a surgir: ¿quién puede cobrarlo y cuánto percibirá? por eso hemos creído conveniente desde nuestra Asesoría Social Montepío publicar este artículo para despejar dudas y ponernos a vuestro servicio en montepio@montepio.es para cualquier cuestión que preciséis aclarar. Empezamos:

El ingreso mínimo vital (IMV) ya está en marcha después de su publicación en el Boletín Oficial del Estado del 1 de junio de 2020. Desde ahora los ciudadanos que lo necesiten, cumplan los requisitos y lo soliciten podrán disponer de un ingreso mínimo al que el Gobierno ha dado consideración de «nuevo derecho que asegura una red última de seguridad para todos y todas». «Esta medida garantizará que todos y todas las ciudadanas de nuestro país cuenten con un mínimo de ingresos que les permita vivir dignamente.

Este nuevo ingreso es una prestación no contributiva de la Seguridad Social pensada para reducir la pobreza y fomentar la inclusión social que, como ocurre con las pensiones de jubilación o desempleo, podrá percibirse si se cumplen los requisitos establecidos. Así, las arcas públicas garantizarán en las cuentas de 850.000 familias, según las previsiones del Ministerio de Inclusión Social y Migraciones, un mínimo de 462 euros al mes —la cantidad correspondiente a un adulto que vive solo—, que suponen un gasto público de 3.000 millones de euros al año.

Pero, ¿quién podrá solicitarlo y cuánto cobrará exactamente?

  • Tener entre 24 y 65 años, o 18 si hay menores a cargo.
  • Haber cumplido un año de residencia legal en España.
  • Haber vivido independientemente al menos 1 año en caso de familias y 3 años en caso de personas solas.
  • En el caso de unidades de convivencia, haberse formado al menos 1 año antes de la solicitud.
  • Haber solicitado previamente las prestaciones a las que se pudiera tener derecho.
  • Estar inscrito/a como demandante de empleo.
  • Tener unos ingresos máximos mensuales de 452 euros en el caso de una persona adulta que viva sola y de 149 euros más al mes por cada persona adicional, adulta o menor, que conviva en la unidad de convivencia hasta un máximo de 1.015 euros al mes. Los cálculos se pueden hacer sobre el año anterior al momento de la solicitud, o, para atender a las personas que se han visto afectadas por la crisis del covid-19, calculando si los ingresos obtenidos desde el inicio del año actual hasta el momento de su petición estarían por debajo de la cifra máxima para solicitarlo.
  • Cumplir con los límites del patrimonio establecidos. El máximo permitido es de tres veces la cuantía anual de la prestación para cada uno de los casos, restando posibles deudas que se tengan y sin tener en cuenta el valor de la vivienda habitual. Además, el límite de patrimonio neto también aumentará según el número de las personas que vivan en la unidad de convivencia.

Como ayuda para calcular los límites de patrimonio neto, estos son los casos más habituales:

Se contemplarán, según el Gobierno, circunstancias especiales para colectivos como las personas víctimas de trata, explotación sexual o violencia de género y otras que afectan a la demanda de empleo.

¿Cuánto se percibirá en cada caso?
La renta garantizada por el Ingreso Mínimo Vital es de 462 euros al mes para una persona adulta que vive sola. Así, esta cifra se va incrementando en 139 euros al mes por cada persona adicional, sea esta adulta o menor hasta llegar a los 1.015 euros al mes. Además, se sumarán 100 euros al mes para las familias monoparentales.
Estos son los supuestos más habituales:

Cantidad percibida por el Ingreso Mínimo Vital

Esto no significa que todos los beneficiarios vayan a recibir como mínimo 462 euros, pues según se explica en el Artículo 10 del Real Decreto-ley 20/2020 del 29 de mayo por el que se establece el IVM, la cuantía mensual de la prestación de ingreso mínimo vital que corresponde a la persona beneficiaria individual o a la unidad de convivencia vendrá determinada por la diferencia entre la cuantía de la renta garantizada y el conjunto de todas las rentas e ingresos de las personas beneficiadas siempre que el montante resultante sea igual o superior a 10 euros mensuales. Así el IVM podrá abarcar para una única persona que vive sola, desde los 10 euros hasta los 462.

Si tienes dudas sobre si puedes cobrar o no el IMV y cuál es la cuantía que te correspondería en caso de que sí puedas recibirlo, puedes hacer tú mismo la comprobación incluyendo tus datos en el simulador que ha elaborado el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y que está disponible aquí.

Esta renta se cobrará de manera mensual en 12 pagos. Se trata de una prestación indefinida, por lo que se seguirá cobrando mientras dure la situación de falta de ingresos, aunque su cuantía se adaptará en el caso de aumento o pérdida de ingresos laborales o de otro tipo con los que no sea compatible.

La solicitud de esta prestación podrá hacerse desde el 15 de junio a través de la sede electrónica de la Seguridad Social. La documentación podrá enviarse también por correo ordinario.

Los documentos que deberán presentarse a la Seguridad Social para percibir el IMV son los siguientes:

  • DNI, libro de familia o certificado de nacimiento.
  • Para acreditar la residencia legal en España: inscripción en el registro central de extranjeros, tarjeta de familiar de ciudadano de la UE o autorización de residencia.
  • Certificado de empadronamiento.
  • Para acreditar la existencia de la unidad de convivencia: certificado de empadronamiento o libro de familia, certificado del registro civil o inscripción en el registro de parejas de hecho.
  • En casos de separación o divorcio, la unidad de convivencia se acreditará con la presentación de la demanda o resolución judicial.
  • Si la solicitante es víctima de la violencia machista, se debe aportar una sentencia condenatoria por un delito de violencia de género, una orden de protección o cualquier otra resolución judicial que acuerde una medida cautelar a favor de la víctima. También puede servir un informe de los servicios sociales o del Ministerio Fiscal que indique la existencia de indicios de que la demandante es víctima de violencia de género.
  • La situación de demandante de empleo de deberá acreditar con el documento expedido a tal efecto por una administración competente.

Aunque falta la aprobación del reglamento, hay dudas sobre su aplicación y su concurrencia con el Salario Social Básico. A pesar de que son tiempos complicados para los Servicios Sociales por la crisis COVID19, seguimos avanzando con la consecución de nuevos derechos, puede ser, o debiera, un punto de inflexión para el sistema y la garantía de Rentas.

 

 

 

Compromiso social con la familia minera en tiempos difíciles

El Presidente del Montepío ha enviado una carta a las familias mutualistas beneficiarias de las ayudas a la educación destacando la importancia del compromiso en esta nueva etapa que nos ha tocado vivir.

Estimada familia mutualista:

Vivimos tiempos difíciles. Desde que el pasado mes de marzo el Gobierno de España decretase el Estado de Alarma ante el impacto en nuestro país de la pandemia global de coronavirus, hemos tenido que afrontar medidas que han modificado sustancialmente lo que eran nuestros días cotidianos. Lo hemos hecho como necesaria respuesta colectiva a esta lucha contra una enfermedad que nos amenaza a todos/as, pero particularmente a los más vulnerables. Las medidas de confinamiento y restricciones de movilidad y actividad económica para hacer frente a la crisis sociosanitaria han tenido su efecto positivo a la hora de frenar la ola de la epidemia. Y los miles de fallecidos solo confirman la gravedad de este virus y de su impacto en nuestra sociedad. Esta cuarentena, que aún se prolonga, ha dejado también en lo social y en lo económico, situaciones muy complejas, para la población y sus proyectos; para las empresas y sus actividades. También para nuestro Montepío. Estoy seguro qué no te descubro nada nuevo con estas palabras. Y estoy convencido de que la incertidumbre es compartida, máxime cuando en vuestro caso, como beneficiarios de esta beca, tenéis la preocupación propia del hogar y la esperanza puesta en un mundo mejor para vuestro hijo/a.

Desde el Montepío, y pese a las dificultades, quiero explicarte que ya estamos haciendo todo lo posible por tratar de recuperarnos y adaptarnos hacia esa nueva normalidad en sus fases de desescalada. Lo hacemos con un Plan de Emergencia, cuyas acciones puedes consultar en nuestra web www.montepio.es, y que su prioridad es la protección socioeconómica, austera y rigurosa de nuestra entidad frente a la crisis COVID19, que aún será larga, con el retorno progresivo de nuestras actividades sociales y residenciales, entre ellas las vacaciones de este verano en Los Alcázares, Roquetas y Balneario de Ledesma. Tratamos de hacerlo bajo un riguroso cumplimiento de las normas y protocolos que determinan las Autoridades políticas y sanitarias de las distintas zonas de España en las que operamos. En ese marco, incluimos la Residencia de Felechosa, con una esperada atención a sus aproximadamente 170 residentes, y por supuesto las acciones de la Fundación Obra Social Montepío como la concesión de las Becas de este atípico curso 2019/20, que seguro nuestros peques recordarán en un futuro.

El abono de esta Beca Montepío que ahora recibes, solucionando los diferentes problemas logísticos que nos ha supuesto el confinamiento, es una prueba del compromiso que este nuevo Montepío adquirió en 2014 con sus mutualistas y familias, y con uno de sus tesoros más preciados, nuestros hijos/as y su formación. Una clara apuesta de este fondo de ayuda mutualista para ponerlo en valor, también ahora, cuando más se necesita.
Defendemos lo social y lo solidario, como elementos fundamentales hacia ese nuevo mundo que anhelamos mejor y para el que por supuesto necesitaremos vuestro compromiso presente y futuro. Por eso, además de darte la enhorabuena por la Beca, quisiera expresarte una vez más nuestra gratitud por tu vinculación al Montepío, y en la medida de lo posible, por tu compromiso con nuestras actividades, especialmente las vacaciones, que este año tendrán un significado más importante que nunca, por la necesidad de ellas desde el plano personal y familiar, pero también por su importancia solidaria para nuestros residenciales, su actividad y empleo, con cerca de 300 familias. En los últimos días, hemos abierto un espacio de preserva vacacional en nuestra web para facilitar los procesos. GRACIAS de antemano por valorar la propuesta. Cada decisión contribuye a un Montepío mejor.

Mayo de 2020

Atentamente, Juan José Glez. Pulgar
Presidente del Montepío y Mutualidad de la Minería Asturiana

,

Fundación Obra Social Montepío: Locomotoras mineras, los dinosaurios del vapor/Cultura minera

Asturias puede presumir de contar con uno de los patrimonios de locomotoras de vapor más importantes de España. Lo tiene por su destacadísimo papel en la revolución industrial española, gracias a la otrora potente minería y siderurgia, durante más de un siglo y medio motor económico fundamental de nuestro país. Pero también, gracias a proyectos y a personas que, desde los años 90, han venido trabajando para evitar que el paso del tiempo, y sobre todo, las fuertes reconversiones industriales sobrevenidas y el impacto y desánimo social y cultural que eso genera, no terminasen por convertir en chatarra a estos dinosaurios de los años del vapor.

La pérdida de algunos de estos primeros trenes españoles, desmontados o saqueados entre maleza, tragedia cultural que también tuvo algún sonado caso en Asturias, supuso un toque de atención importante a la hora de calibrar las consecuencias que supone el borrar de la memoria algunas de las páginas más destacadas e importantes de nuestra historia. La apertura en 1998 del Museo del Ferrocarril en Gijón, con el mierense Javier Fernández López al frente y como punta del icerberg de un movimiento en favor de preservar y poner en valor este patrimonio,  corriente que también cuenta detrás con algunos destacados grupos de trabajo, resultó decisiva a la hora de activar y mantener vivo ese mecanismo de sensibilidad social básico para identificar,  proteger, y en lo posible, recuperar y dar lustre a locomotoras cuyos nombres supusieron hitos para la historia del ferrocarril español.

Mieres, con la SHE11 (de 1902), la SHE8 (de 1918), la Turón 3 (1914), la HT10 (de 1928), o la emblemática FM102, “La Quirosana” (de 1881), la primera locomotora que circuló en España con un ancho de vía de 0,75 m., todas ellas con un valor histórico excepcional, es uno de los ejemplos más destacados como pueblo de recuperación de locomotoras para “ornamentación cultural” urbana. El grueso principal de la valioso colección regional de máquinas la componen las situadas en los complejos culturales con fines divulgativos de esa historia industrial: como las que muestra el Museo de la Minería de Asturias en El Entrego (que alberga La Palau, de 1887, La Upina, de 1890 o La Pilar, de 1912); las del citado Museo del Ferrocarril (La Bilbao, de 1878, la SHE5 de 1891, la SHE2 de 1902, La Corriellos de 1886, La Feguera de 1896, la Santa Bárbara, de 1907 o La Alegría de 1903); el Ecomuseo de Samuño, con la “Guillermo Sala”, de 1909; el Museo de la Siderurgia de Langreo, con la “Pedro Duro I” de 1895, o la FM305 de 1891, o “La Leona” de 1920; o las del el Museo Minero de Arnao, en los orígenes carboneros asturianos, con  la mítica “Eleonore”, de 1890, todas ellas piezas clave para explicar la llegada y establecimiento de los primeros trazados de ferrocarril a Asturias.

A estos se suman otras ubicaciones, como en Salinas, la Rojillín de 1925, o las conservadas por Hunosa en sus propias instalaciones, como La Figaredo, de 1914,  la “Luis Adaro”, de 1917;  la “Masaveu”, de 1873 en la Fábrica de Aboño, o la “Jop Musel 8”, de 1930, como distintivo de la Autoridad Portuaria de Gijón, por citar algunas otras.

Hace solo unos días conocíamos una de las últimas iniciativas restauradoras: la de La SIA-3, la antigua locomotora que la Sociedad Industrial Asturiana había adquirido en Estados Unidos en 1906 para su transporte productivo. En este caso ha sido un grupo de mineros del pozo Santiago de Aller (Hunosa), amantes de la arqueología industrial quienes, asesorados por el Museo del Ferrocarril, se han unido para recuperar esta máquina de vapor de la firma Vulcan Iron Works y que, curiosamente, llegó a Asturias desde Pennsylvania en plena I Guerra Mundial junto con otras siete locomotoras, con el fin de operar en la línea de tranvía Santullano-Cabañaquinta. Como en otras restauraciones, la actuación permitió recuperar el color original de la máquina, maquillada desde hace décadas con el otrora color verde corporativo de Hunosa. Desde 2002 está en la plaza del Pozo Santiago (San Jorge), donde ahora puede ser apreciada.

El amor a la historia social y minera del territorio sigue siendo el alimento principal de estos apasionados grupos de trabajo: La primera línea de tren de Asturias, es la cuarta de España: la Langreo-Gijón data de 1852, y llevaba el carbón de los yacimientos de la cuenca del Nalón hasta el puerto de El Musel en Gijón para embarcar fundamentalmente hacia los Altos Hornos vascos y otros destinos.

Los Museos industriales de Asturias, villas como Mieres o Salinas y empresas como Hunosa, sostienen el patrimonio de locomotoras, con ejemplares del XIX pioneros en el ferrocarril en España

Conocidas las fechas en las que esas locomotoras, adquiridas en su mayoría para Asturias, otras “made in” en talleres propios de las firmas industriales, copiadas literalmente por los cualificados ingenieros que operaban al calor de las potentes minas y fábricas asturianas de entonces, es fácil deducir que se trata de piezas de vapor pioneras, que un día surcaron las primeras vías de España. Cabe recordar que la primera línea Barcelona-Mataró data de 1848. La máquina Palau, por ejemplo, que en los años 50 operó en Sovilla y Ujo para la Sociedad Hullera Española, tras comprarla a RENFE, fue la primera construida en España para vía ancha y funcionó en esa primera línea férrea nacional de unos 5 kms de recorrido. En ferrocarriles de vía estrecha, las primeras locomotoras de que se tiene noticia circularon en 1862. Las primeras líneas de ferrocarril surgieron por iniciativas privadas y, aunque en algunos casos eran de servicio público, estaban destinadas fundamentalmente  al transporte de carbón y los productos transformados por la incipiente industria asturiana. A partir de las redes ferroviarias mineras, se va creando un entramado industrial, comercial y social auténtico motor del desarrollo económico asturiano, y por extensión del país. Los ferrocarriles industriales estuvieron operativos en Asturias y León hasta avanzados los años 80.

El censo de locomotoras de vapor fabricadas para ferrocarriles españoles, supone aproximadamente unas 4.750 unidades para la vía ancha de servicio público, 925 para de vía estrecha y 1.025 para líneas industriales particulares. Las conservadas en Asturias son uno de los conjuntos de locomotoras de vapor más variados e interesantes del país.

 Y es que tal y como sostiene Javier Fernández en uno de sus estudios, la locomotora de vapor es el elemento más característico del ferrocarril, “icono de la historia ferroviaria, con fuertes factores subconscientes, estéticos o sentimentales”. Además, en el caso de estos trenes del carbón y del acero, las locomotoras y vagones no solo sirvieron para transportar las mercancías, si no para vertebrar pueblos, comarcas y villas, transportando muchas veces personas en un tiempo donde los coches o autobuses eran solo artilugios del futuro al alcance de muy pocos. Sus bellas siluetas, sin duda hoy catalogadas “vintage”, el sonoro tracata acompañado de resoplidos de vapor y silbatos de aviso, las columnas de humo que dejaban mientras avanzaban paralelas a ríos o carreteras por el fondo del valle,  trincheras abiertas en laderas, o surcando las calles principales de pueblos que se detenían a su paso, forman ya parte del recuerdo atesorado en nostálgicas imágenes en blanco y negro o sepia que salpican nuestros álbumes.