5 tips saludables para superar el confinamiento, por Tamara Roza (nutricionista)

Ante esta situación extraña que estamos viviendo hoy en el mundo por la pandemia de COVID19 seguro que muchos os preguntáis qué podemos hacer para que nuestra alimentación siga siendo lo más saludable posible con los condicionamientos que suponen las medidas de confinamiento y aislamiento. Hoy os dejamos 5 tips de salud que nos ayudan a poder llevar este tiempo en casa de la mejor manera posible con el fin, sobre todo, de evitar que nuestro cuerpo se encuentre peor por culpa de la comida o que la huella que estos días imprimirán sobre nuestra salud produzca el menor impacto posible. Cabe destacar que nuestro bienestar en un ecosistema de muchos factores, psicológicos, emocionales… también alimenticios. Y la huella del coronavirus a nivel individual va a depender de cómo cada persona gestione esta situación y de la red de apoyo con la que cuente. La sociedad, en general, vamos a necesitar un poco más de autocuidado para poder estabilizarnos psicológicamente.

Por eso, vamos a ello en el plano que nos toca, la alimentación, con estos 5 consejos (tips):

1. EL MENÚ. Una buena planificación de qué vamos a comer y cenar cada día no sólo nos facilitará a la hora de ir al supermercado si no que, además, el tener ya las comidas planificadas,nos ayudará a seguir ese guión y tendremos mucha menos opción para poder salirnos de el… las tentaciones cuanto más lejos, mejor.

La buena y sabía elecciones de alimentos comienza por el carro de la compra. No te olvides de llenar tu cesta de la compra con alimentos naturales (frutas y verduras), de legumbres, de carnes y pescados magros…

Sirven en conserva -puesto que a veces pueden darse casos de restricciones en la variedad de productos frescos disponibles- e incluso congelados. Debemos de salir poco a la calle, y los alimentos frescos suelen estropearse con bastante rapidez, por lo que la opción de congelado o en conserva es ahora mismo una muy buena elección.

2. COCINAR RICO Y SANO. Porque no está reñido el comer sano con que delante de nosotros tengamos un plato muy apetecible.  En la vorágine de la rutina diaria siempre nos quejamos de que no tenemos tiempo para hacer esos platos que requieren más tiempo de preparación y, por esa falta de tiempo, casi siempre acabamos cayendo en aquellos platos poco saludables o aburridos. Ahora, aunque muchas personas siguen en casa con teletrabajo, esa opción de estar en casa, más cerca de la cocina, nos permite elaborar platos más sanos y trabajados. Y para terminar con la última excusa, para cualquier plato hay infinidad de tutoriales, recetas etc en internet, de fácil seguimiento. Quién sabe, podemos incluso descubrir un hobby nuevo o potenciar las opciones de nuestros menús cuando volvamos a la normalidad.

Todos coincidiremos que no es lo mismo ver en nuestro plato una triste pechuga a la plancha con unas rodajas de tomate que si esa misma pechuga la rellenamos de un salteado de setas, cebolla y espinacas y la metemos al horno. Seguiremos comiendo sano, ampliando nutrientes y vitaminas y dándole un placer a nuestro paladar.

¡Lo dicho, no tenemos excusa! Aprovechemos este tiempo en casa para preparar esos platos que normalmente por falta de tiempo no solemos cocinar

3. ACOMPAÑA TU PLATO DE COLORES. ¡Qué tus platos sean un festival de colores! Rojo, amarillo, verde, naranja… Es decir, que en todas tus comidas y cenas las verduras y hortalizas estén presentes. Se dice que detrás de cada color hay nutrientes, vitaminas…más colores, más variedad.

Podemos comerlas crudas en ensaladas, pero también podemos saltearlas o incluso hacer una parrillada de verduras al horno o unas berenjenas rellenas de pisto.

Si en todas las comidas dejamos un hueco para este grupo de alimentos o, incluso, que ellas sean las protagonistas de todo nuestro plato, estaremos nutriendo a nuestro organismo de manera saludable, nos saciaremos más y estamos proporcionando más vitaminas y minerales a nuestro cuerpo.

4. ELIGE TU SNACK. El camino del salón a la cocina seguramente sea uno de los más habituales. El aburrimiento muchas veces nos hace caer en la tentación de acabar llevándonos algo al estómago. Esta probado que en momentos de aburrimiento o situaciones desconcertantes, funcionamos con lo que se llama sistema de premios y recompensas, donde la llamada comida chatarra, el alcohol etc, se hace dueño de la voluntad a través de la tentación.

En este punto, volvemos a la buena elección. Si en nuestra despensa tenemos snacks saludables, como frutos secos, frutas variadas, yogures o incluso unas galletas caseras de avena… nuestra elección-premio siempre será saludable.

En cambio, si tenemos la opción de escoger aquello rico en azúcares añadidos, en grasas saturadas, con aceite de palma y con millones de calorías es más probable que caigamos en la tentación. Y es que siempre es más fácil buscar la excusa para auto convencernos que elegir la mejor opción.

5. AGUA Y EJERCICIO. Este combo siempre se debe de llevar a cabo, ¡incluso durante la cuarentena!

Muchas veces nuestro organismo confunde las ganas de comer con la sed, de ahí que sea importante una buena hidratación.  Ya sabemos que no podemos salir a la calle y, puede, que la pereza aparezca más que nunca estos días, pero hay multitud de opciones para mantenernos activos: desde vídeos de ejercicios, de rutinas diarias o incluso puedes echarte unos bailes. Cualquier tipo de actividad nos ayudará a mantenernos en acción. La cadena pública RTVE ofrece cada día un programa de La2 como Muévete en casa, con una tabla que puede realizarse cómodamente a la hora que quieras en «a la carta». Y en YouTube el arsenal de vídeos es interminable, desde clases de aerobic, pilates o yoga a clases de spinning o circuitos de training, dependiendo de gustos, edad o elementos disponibles para practicar deporte. Cómo indicamos antes, fuera excusas.

Posdata: Siiiiiiii, darnos un capricho de vez en cuando también está permitido y enlaza con esa parte psicológica, pero no lo tomemos como una costumbre, nuestra mente siempre fuerte 😉

#JuntosVeceremosAlCovid #CuídateParaCuidar #QuédateEnCasa 

Tamara Roza Fernández es Diestista-Nutricionista de la Residencia de Felechosa-Montepío, colabora con el proyecto Abbott (colegiada AS0024)