Nuestros expertos en LedesmaSana tenían razón: El 80% de los pacientes con Covid grave sufren obesidad

Desde la pasada primavera, los especialistas médicos de nuestro Programa LedesmaSana en el Balneario de Ledesma han venido advirtiendo en su Blog de la web www.BalnearioLedesma.com que la obesidad es un claro factor de riesgo en los casos más graves detectados con enfermedad de Covid. Y por eso razón realizaron una serie de cinco artículos, que recogemos al final de este artículo, con las evidencias científicas existentes sobre este asunto y sobre todo con una clara recomendación a nuestros clientes y seguidores a establecer lo más pronto posible hábitos de vida saludable y de control de peso como arma principal para reforzar nuestro sistema inmunológico y hacer frente de la mejor manera posible a este virus frente a un posible contagio.

La Gaceta Médica, haciéndose eco de las publicaciones llevadas a cabo por la Sociedad Española de Obesidad (SEEDO), ratifica estas evidencias y señala que, prácticamente la mitad de los habitantes de España, sometidos durante varias semanas al confinamiento domiciliariohan experimentado un incremento de su peso medio durante este periodo de tiempo. Según se desprende del trabajo, un 44,3% declara haber aumentado de peso en el confinamiento; y la mayoría de ellos, un 73%, sitúan el rango de elevación del peso entre 1 y 3 kgs. Durante la presentación del estudio, los especialistas han recordado que el sobrepeso ya no es solo un factor de riesgo para otras enfermedades, sino que las cifras han demostrado que los pacientes con COVID-19 y sobrepeso han tenido un peor pronostico.

El 80% de los pacientes que tuvieron formas graves de la infección por COVID-19, que precisaron intubación, ventilación mecánica en la UVI y/o fallecieron eran obesos.

El biólogo Rubén Nogueira, experto en endocrinología, también lo destacó recientemente en medios de comunicación: “Estar obeso favorece al coronavirus, no a defenderse contra el”, dijo. El científico vigués, premiado por la Sociedad Europea de Endocrinología, cree que hay “múltiples razones” por las cuales el Covid penetra con más facilidad en personas obesas. El estudio, liderado por el laboratorio de Molecular Metabolism de Rubén Nogueiras, investigador del Centro Singular de Investigación en Medicina Molecular y Enfermedades Crónicas de la Universidade de Santiago de Compostela (CiMUS y del CIBER de Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición-CIBEROBN) y el de Liver Disease de Malu Martínez Chantar (CIC bioGUNE y CIBER de Enfermedades Hepáticas y Digestivas (CIBEREHD), ha demostrado que, en los pacientes con obesidad y esteatohepatitis no alcohólica, se identifica una expresión más elevada de ACE2, el receptor celular del virus, y de Tmprss2, una molécula que facilita la unión de las membranas del virus y la célula. «Estos pacientes presentan, por lo tanto, una maquinaria de entrada del virus muy eficaz, aumentando su vulnerabilidad en caso de infección», aseguran los doctores Nogueiras y Martínez Chantar. En este mismo estudio se ha identificado que esta maquinaria de entrada del virus no está elevada en pacientes con obesidad y esteatosis (un estadio más leve que la esteatohepatitis) ni en pacientes con obesidad y diabetes tipo 2, enfermedades que también están muy ligadas.

Recuperamos y difundimos una vez más estos artículos agrupados: