El Plan Social del Montepío llegó el año pasado a 2.071 personas

El Plan Social del Montepío llegó el año pasado a 2.071 personas

La política social del Montepío de la Minería Asturiana benefició de manera directa en este último año a 2.071 personas, que contaron con ayudas por valor de 232.483,61 euros. Un esfuerzo que desde la Mutualidad se valora como muy importante, por lo que supone como herramienta de ayuda a las familias y como reivindicación del papel que desempeña hoy la entidad, una empresa de economía social fiel a su naturaleza como entidad de previsión, sin ánimo de lucro.

El Plan Social y Solidario de la Mutualidad es una de las banderas históricas de la entidad, recuperada hace dos años por la actual dirección para el primer plano de la actividad del Montepío con la potenciación y puesta en marcha de hasta una veintena de nuevas líneas de ayuda a las familias. Su balance de actividad en 2016 resulta importante en capítulos como el pago de prestaciones por contingencias comunes derivadas de necesidades de coberturas complementarias en el marco de régimen de la minería, pero, sobre todo, con la actualización de esas ayudas a las necesidades de las familias mutualistas de hoy en día, con  becas al estudio y de formación y ayudas a nuevas parejas, nacimientos, estancias de atención a mayores en la residencia de Felechosa o “programas respiro”, todos ellos nuevos capítulos que ha cogido fuerza en esta nueva etapa.

Dentro de esas 2.071 personas que han contado con ayudas en el último año, el Montepío no computa las indirectas, es decir, otras ayudas sociales destinadas a favorecer a asociaciones o colectivos con enfermedades crónicas con quienes la entidad mantiene relación mediante convenios de colaboración que propician descuentos y facilidades en el uso de las instalaciones y servicios, generalmente socio-sanitarios, de los que dispone la mutualidad minera principalmente en Felechosa y en el Balneario de Ledesma. 

Cabe citar como ejemplo de este amplio compromiso social del Montepío que una de las inversiones destacadas para esta nueva temporada en el Balneario es la instalación de una grúa de acceso a su piscina termal con el fin de dar servicio y responder a la demanda de colectivos de personas con movilidad reducida. Además de con el IMSERSO o la Red ERA del Principado de Asturias, el Montepío con asociaciones como la Liga Reumatológica, Parkinson Asturias, Alcer (enfermos renales), Alpe Acondroplasia, AENFIPA-fibromialgia, Down Asturias o Aspace.

En cuanto al análisis de las ayudas directas realizadas, el Montepío destinó 162.677,28 euros al capítulo de contingencias comunes por solidaridad minera, que supusieron un beneficio para 501 personas o familias, 184  de ellas facilitadas como complementos por convenios de jubilación que requerían un tratamiento especial, 172 por prestaciones o indemnizaciones por fallecimiento, 30 por viudedades, 111 por coberturas del derecho al vale de carbón, 3 subsidios por invalidez permanente total, y 1 ayuda por orfandad.

En cuanto a las ayudas de nueva implantación, la Mutualidad ha concedido becas a 154 familias, de las cuales 118 fueron a estudiantes de Primaria o Secundaria de Enseñanza Obligatoria, 12 a Bachiller o ciclos de Grado Medio-profesional; y 24 para estudiantes universitarios o de grado profesional superior.

El monto total destinado por el Montepío a ayudas de estudio fue de 17.600 euros, en becas de 100 euros por familia, a excepción de las universitarias, por valor de 200 euros. Todas ellas suponen una cuantía en un importe lineal y fijo, siendo compatibles con otras que pudieran recibir las familias por parte de la Administración, u otras instituciones, entidades o proyectos de mecenazgo.

Relacionadas con estas, por su carácter formativo, están también las destinadas a favorecer el estudio del inglés en los campamentos de verano y cursos wake up, muy valoradas por las familias. Los base camp adventure, que se desarrollan desde finales de junio a principios de agosto en el Balneario de Ledesma gracias al acuerdo del Montepío con la empresa especialista en educación y aventura NUBRA, tomaron parte 211 chicos y chicas de hasta 15 años de edad, aunque los requisitos para la ayuda por cumplir su condición de hijos y nietos de mutualistas, se circunscribieron a 34 de ellos.

Este programa de ayudas supone para las familias un descuento directo sobre el valor de mercado de estas actividad de 80 euros,  Además del trabajo en el manejo del inglés como idioma en situaciones reales de convivencia, estos campamentos abordan temas  como la salud, la naturaleza y el deporte, y ayudan en muchos casos, por las fechas en las que se llevan a cabo, a la conciliación de la vida laboral y familiar.

En cuanto a los programas Wake up, también en inglés, que se desarrollan a lo largo del curso en estancias de 3 a 5 días, mediante a los acuerdos a tres bandas (Montepío, Nubra y los colegios e institutos que deciden participar en los mismos) la Mutualidad genera un descuento importante sobre los mismos sobre aquellos centros educativos que se encuentran ubicados en las comarcas mineras. El éxito del mismo es tal que en el último año participaron 1.358 personas: 1.060 en los Wape up Miner desarrollados en el Balneario de Ledesma, 158 en Felechosa (de carácter intergeneracional) y 140 en Los Alcázares del Mar Menor (inicio a deportes náuticos).

El balance de estas ayudas formativa en inglés (aunque de carácter transversal en salud, naturaleza y convivencia intergeneracional sobre todo) se eleva a 1.392, la gran mayoría de los aproximadamente 1.900 chicos y chicas participantes totales, con una ayuda directa final de 22.890 euros.

En cuanto al resto de ayudas de carácter social, 6 familias se acogieron a las destinadas a nuevas parejas o matrimonios (480 euros destinados), 5 por nuevos nacimientos (300 euros) y 13 para las familias que requerían la atención o estancias respiro de personas mayores con necesidad de ayuda complementaria. Este último capítulo ha supuesto en 2016 para el Montepío un desembolso en ayudas por valor de 28.536 euros.