Solicitud de apoyo institucional a ayuntamientos mineros para hacer frente a la crisis por pandemia

La Mutualidad de las familias mineras, afectada por el cierre temporal del Balneario de Ledesma, con 1,3 millones de pérdidas por la Covid, solicita un compromiso en la demanda de una ayuda del esperado Fondo de rescate para empresas en dificultad. 

El Montepío de la Minería Asturiana ha puesto en marcha una campaña con el fin de recabar el apoyo institucional de los Ayuntamientos mineros con el fin de tratar de conseguir que se concrete “sin más demora” una solución desde el Gobierno central y las administraciones regionales con el fin de superar la delicada situación que atraviesan sus actividades relacionadas con el Turismo social y de salud, ahora “contra las cuerdas” como consecuencia de la crisis generada por la pandemia y las necesarias restricciones implícitas en la lucha contra la #Covid, que han abocado a restricciones de movilidad, recortes de aforo y actividad o suspensión del programa de termalismo de IMSERSO.

Precisamente la actividad más golpeada económicamente es la del Balneario de Ledesma, que desde mitad del pasado siglo es una referencia en las actividades de prevención y turismo de salud del Montepío, mascaron de proa en la estructura de la Mutualidad y que el año pasado, por primera vez en su larga historia, se vio abocado a un inicio de temporada fallido (su inauguración se produjo 48 horas antes del estado de alarma, con la consiguiente caída de todas las reservas) y en septiembre, tras un verano plagado de dificultades, se vio abocado al adelanto del cierre de la misma, acumulando, también por primera vez en su trayectoria moderna, desde que el Montepío asumió su gestión en 1980, pérdidas de 1,3 millones de euros, que han situado a la actividad, con más de cien empleos y, en pre-concurso de acreedores. La entidad subraya que “nuestras empresas no son ajenas a Asturias, y como ejemplo el propio Balneario, con domicilio social y fiscal en Asturias y cuyos beneficios contribuyen al desarrollo de las iniciativas sociales de la Mutualidad. Sus programas de Termalismo Social acogen cada temporada a más de 5.000 asturianos -de los 17.000 totales- y cerca de dos mil niños y niñas de la región que vienen participando cada curso en sus campamentos bilingües y de verano”, explican. Un golpe duro para el Montepío, empresa de economía social, sin ánimo de lucro.

+ Contenido vinculado:

📡Entrevista al presidente del Montepío en Radio Asturias-Cadena SER

📺Apoyo de los Ayuntamientos de la Comarca de Ledesma/Salamanca al Montepío y al Balneario de Ledesma en Radio Televisión de Castilla y León

Para tratar de superar esta situación, la dirección del Montepío lleva realizando gestiones desde este otoño a todos los niveles, desde el Gobierno de España a los regionales de Asturias y Castilla y León, entidades bancarias, red nacional de Balnearios etc. Tras recabar el apoyo de más de una veintena de ayuntamientos de la provincia de Salamanca y de la propia Diputación, la Mutualidad de los mineros asturiana, constituida por más de 9.500 familias, e históricamente autogestionada por los sindicatos mineros (que participan en los órganos como socios protectores de la entidad) buscan ahora el apoyo de los Concejos catalogados como mineros asturianos (medio centenar, según la antigua denominación RECHAR) con una carta dirigida a los/las Alcaldes/as informando de la situación y tratando de sensibilizar sobre la realidad del Montepío “como una entidad histórica de la familia minera asturiana que aún juega un papel social y solidario importante, con un patrimonio material y de memoria tangible y con más de 300 empleos directos”.

El Montepío considera que un apoyo institucional de los Ayuntamientos mineros asturianos ayudaría a que los Gobiernos puedan brindar sin más demora un ayuda en el esperado Fondo de rescate para empresas afectadas por la pandemia. Y el tiempo es oro para evitar que las pérdidas conduzcan el reloj de la Mutualidad hacia un minuto final e irreversible, después de décadas de historia y de haber demostrado en los últimos años -con balances en positivo en todas sus actividades desde 2015-, la viabilidad de las mismas, antes de la Covid. Además su acción social, que se financia con las aportaciones de las cuotas solidarias de sus mutualistas y los beneficios de sus empresas, llegó el año pasado a 2.235 personas, a los que el Montepío destinó ayudas por valor total de 282.425,32 euros

“Seguro que no le sorprendo mucho al decirle que la pandemia del coronavirus que nos azota desde marzo esta siendo un terrible huracán que cada día se lleva la vida de miles de personas, destruye familias, proyectos, empleos…. Es nuestro caso, el del Montepío de la Minería Asturiana, cuya crítica situación motiva que hoy me dirija a usted como presidente para solicitarle ayuda en nombre de todo nuestro colectivo.

Una entidad social la nuestra arraigada, de interés público, constituida hoy por 9.500 familias mineras asturianas, con décadas de historia e incontables y sostenidas acciones de solidaridad anónima y transversal, que aún continúa, con ayudas, subvenciones, aportaciones básicas, becas, atención o asistencia a personas vulnerables… generando a su vez actividades de diversa índole, vinculadas fundamentalmente al turismo social y de salud o a la atención a mayores que llegan a miles de personas. Pero que también, expresándola desde un compromiso más amplio, mostrándose con el propio territorio a través de los Sindicatos mineros, Socios Protectores del Montepío, con los llamados Fondos mineros y sus proyectos de reactivación, los que llegaron en su día y los presentes”, manifiesta el presidente del Montepío, Juan José Pulgar, en el inicio de la moción.

Y continúa: “La crisis nos golpea y amenaza nuestro futuro, hasta el punto de vernos por primera vez en el otro lado de esa balanza de la solidaridad, el lado de ser nosotros quienes tengamos que recurrir a ustedes con el fin de sensibilizar sobre nuestra propia supervivencia, que, recordamos, no es otra que la de una de las entidades históricas asturiana, la Mutualidad de la familia minera, su legado y su actividad presente, de la que créanme dependen muchos empleos y familias”.

Y finalizan apelando a esta histórica trayectoria de hermandad minera, a que los ayuntamientos se adhieran a esta campaña a favor de la supervivencia del Montepío y a que llamen mediante mociones a los Gobiernos del Principado de Asturias y de España que tengan a bien facilitar un apoyo expreso y solidario a esta entidad histórica de Interés Público, materializada en alguna ayuda concreta que permita superar esta coyuntura crítica, haciendo posible un futuro para ese legado material e inmaterial (cultural y de valores) cosechado durante siglo y medio de actividad por las contribuciones de la familia mutualista minera asturiana”.

Esculturas mineras en el Balneario de Ledesma