,

Centro de Hidroterapia: Un servicio para convalecencias y discapacidad

La apuesta por la unidad de hidroterapia y  terapias acuáticas está llevando a nuestra Residencia SPA de Felechosa, en el Alto Aller-Asturias, a grupos de discapacidad y enfermos crónicos de toda España. Una visión sociosanitaria para esta puntera instalación de agua, donde el agua juega una labor terapéutica y rehabilitadora clave. La potenciación de este centro de hidroterapia responde a una demanda creciente de nuestra sociedad, en casos particulares (periodos de convalecencia geriátrica -los mayores de 65 años ya pueden- que requieren acciones provisionales temporales, incluso con estancia) pero también concreta, generada por las asociaciones y colectivos que trabajan en el campo de la discapacidad y las enfermedades crónicas.

Los beneficios del agua para mitigar los síntomas de muchas enfermedades son muy conocidos, tanto como la apuesta del Grupo Montepío por estas terapias, aplicadas en un principio como servicio de prevención socio-laboral y familiar, sobre todo desde mediados del pasado siglo en el Balneario de Ledesma (con agua termal). Con la hidroterapia y su uso terapéutico y profesional, el SPA de Felechosa completa la oferta a su clientela con un servicio de calidad. Cabe recordar que a finales del pasado mes junio la instalación del Montepío en el Alto Aller acogió un curso internacional de hidroterapia impartido por el experto mundial Johan Lambeck, padre de la técnica Halliwick, una de las más utilizadas por los profesionales  dedicados a la realización de tratamientos y ejercicios de rehabilitación en el medio acuático.

Las ventajas para la condición física y psíquica son múltiples: La mejora de la capacidad funcional y la condición física, así como la ralentización de los procesos degenerativos son algunas de las ventajas que experimentan los pacientes que se someten a esta terapia. Además, para las personas con discapacidad, la hidroterapia es un vehículo más a la hora de mejorar las relaciones interpersonales y la participación social.

En esta última temporada por la Residencia del Montepío han pasado muchos grupos de personas con discapacidad o enfermedades crónicas de toda España, de colectivos como Aspace de Gijón, León, Vigo, Cádiz… Aspanemi de Narón (La Coruña) o Fundación Personas de Valladolid. La mayoría de los participantes asegura haber experimentado una mejora en las capacidades motrices, afirmando que su nivel de autoestima e integración gracias a las relaciones personales que han entablado durante la actividad. La hidroterapia les ayuda a mejorar la condición física de estos pacientes, pues suele ocurrir que para un buen número es la primera actividad física que practicaban debido a sus limitaciones. Varios grupos ya han repetido experiencia.

Los beneficios que aporta la hidroterapia son múltiples, el primero realizar un tipo de trabajo que en el medio terrestre no es posible debido a las características del mismo.  Los objetivos a trabajar se realizan teniendo en cuenta la valoración funcional de las personas, su desarrollo motor y sus capacidades.

El Centro de Hidroterapia de Felechosa cuenta con una accesibilidad total y una grúa especial para facilitar la inmersión en la piscina terapéutica de aquellas personas con mayores dificultades a nivel motriz. Tras el trabajo en el agua, estas ven aumentadas sus capacidades y destrezas para poder realizar cualquier tipo de movimiento que en tierra les resulta prácticamente imposible, gracias a la ingravidez del medio acuático. Se evitan impactos y riesgo de lesiones y se facilitan así las sensaciones, movimientos y posturas normales, que influyen directamente en su desarrollo integral mejorando muchos de los aspectos que se trabajan diariamente en las sesiones de rehabilitación, fortaleciendo la musculatura y desarrollando modelos óptimos de movimiento, evitando patrones de movimiento compensatorios anormales y previniendo deformidades y posiciones viciosas. Para ello se acompaña en ocasiones trabajo manipulativo de caderas, hombros y columna para aumentar los recorridos articulares  y llegar a una relajación muscular, con movimientos lentos y suaves que lleva a cabo el terapeuta.

A nivel respiratorio también de detectan mejoras, gracias a que se produce comprensión de la cavidad torácica, por la presión ejercida en la inmersión, fortaleciendo los músculos relacionados en la inspiración, a la vez que facilita la espiración. Los cambios térmicos influyen en la regulación del sistema simpático parasimpático, el cual influye en la regulación del aparato digestivo, cardiocirculatorio, respiratorio, renal. Y dentro de este beneficio integral, no es baladí el efecto placebo y retroalimentador del medio acuático, pues las personas con la terapia desconectan de la rutina, se sienten libres, se relajan e interactúan mediante el juego. Si son niños, las acciones cobran un valor doble por su mayor predisposición al juego en el agua, generando un ambiente de trabajo ideal, que les permite sentir y explorar el propio cuerpo, lo que lleva a un aumento de iniciativa, de aprendizajes y de experiencias sensorio motoras.

Logotipo de la Residencia Spa de Felechosa

Para más información no dude en contactar con nosotros y solicitar información sobre las posibilidades de realizar hidroterapias, tanto para particulares como grupos:

Teléfono: 985 48 75 11 reservas@residencialamineria.com