La Asturias minera, reino de «castilletes» con mucha historia

En nuestro perfil de facebook iniciamos una serie para contar la historia de 🏭 #CastilletesMineros ⚒ con mucha historia. Podía hacerse un libro (y de los gordos) con cada una de estas instalaciones carboneras. Solo la historia de cada trabajador/a, de cada uno de los jornales, seguro que merecería más de una página. Por el interés cultural que encierra, fieles a nuestro compromiso con la memoria y el legado de nuestras raíces, esta es la compilación, unas referencias que seguro pueden animar a más de uno a bucear en internet o en libros para completar aún más sobre una historia de la que debemos sentirnos muy muy orgullosos, pues esta hecha con el sudor de nuestros antepasados entorno a un recurso que ha servido para mover las máquinas y la economía de la primera gran Revolución industrial y social de nuestro país.  Un recorrido por este reino de Castilletes es acercarse un poco más ala historia real, a ese motor energético y social que nos ha traído hasta aquí. Conocerlo es, por tanto, empezar a comprender un poco una parte sustancial de lo que hoy somos:
🔵 Pozu San Luis: Una de las minas más interesantes del patrimonio arqueológico asturiano. Profundizado por Carbones de La Nueva-Real Compañía Asturiana de Minas, en 1928, aunque la actividad industrial a su alrededor comenzó mucho antes, en el XIX, con minas de montaña y en 1904 con los socavones Isabel y Emilia. Su cierre definitivo tuvo lugar en 2002. Seis plantas son las que se reparten en los 420 metros de profundidad que tiene la caña del pozo. La sexta, y última, nunca llegó a explotarse debido a que estuvo siempre inundada. Desde 2013 en Bien de Interés Cultural. Hoy forma parte del Ecomuseo minero de Samuño.
🟢 Pozu San Vicente: En1883 nace este coto minero explotado por particulares. En1916 pasar a ser propiedad de Carbones de San Vicente, de la familia Felgueroso, que lo profundiza. Pero su historia viene marcada por el año 1926, donde tras numerosos conflictos provocados por el incumplimiento en el pago de salarios por parte de Felgueroso terminaron desembocando en una difícil situación económica que el SOMA-UGT intento resolver mediante un préstamo de 95.000 pesetas al empresario, si bien este, una vez tuvo el dinero, se dio a la fuga, dejando a los mineros totalmente abandonados y teniendo que asumir -en un hecho inusual y singular para la clase obrera- la autogestión de la mina para salir adelante. Tras Octubre del 34 la mina fue expropiada por el Estado. Finalizada la Guerra Civil, se le otorgo la propiedad a la Delegación Nacional de Sindicatos, y tras una interminable serie de litigios, promovidos por el reaparecido Felgueroso, la mina fue vendida a Hulleras del Rey Aurelio (REYASA), que mantuvo actividad hasta 1967. Y con la nacionalización de minas, pasó a Hunosa, que lo convirtió en pozo auxiliar del María Luisa. En 1998 sufrió vandalismo. Ahora esta integrado dentro del MUMI, el Museo Minero de El Entrego.
🟡 Pozu Barredo: Profundizado en 1926 por Fábrica de Mieres en la zona sur minera de la villa de Mieres conocida como “Barreo”, incluida dentro de la pretérita Mina Mariana, del siglo XIX, una espectacular mina de montaña, con 15 pisos, sobre la ladera oeste del Picu Polio. El carbón de los diferentes pisos era transportado por el exterior mediante planos inclinados, llegando al inferior de ellos, desde el exterior de Mariana hasta Barredo. Desde ahí partía una línea de ferrocarril minero, que cruzando por Mieres, se juntaba en el Batán con la procedente de Mina Baltasara (también de Fábrica Mieres), para continuar hasta Ablaña donde estaba la fundición. Barredo marca un hecho singular en la navidad de 1991: un histórico encierro sindical que determina en plena reconversión carbonera en Europa el modelo «social, anestesiado y atenuado» de cierres. Y en 1998, ya cerrado, otro hito, con la construcción del Campus Universitario de Mieres, uno de los proyectos singulares de los fondos mineros, aún a medio gas pese a lo ilusionante del mismo. Sus galería acogen la llamada Fundación Barredo y de la energía FAEN, de experimentaciones diversas, con la mirada puesta en las energías limpias.
🔴 Mina La Camocha: Emblemática. Tres hechos la determinan, es la de Gijón -el municipio más poblado-, es señalada como la mina donde nació en pleno franquismo (1957) el sindicato Comisiones Obreras -a la postre el más importante en implantación nacional con UGT-, y como le ocurre al Maria Luisa o al Fondón) por el éxito de la canción popular de José León Delestal: «Dicen que va baxo el mar/ la mina de La Camocha…y que a veces los mineros/ sienten les oles bramar /-misma estructura-/.. y los marineros, el grisú explotar». Explotada mediante pozos, estuvo en producción desde 1935 hasta 2008. Fue una de las tres empresas carboneras españolas subvencionadas por el Estado mediante contrato-programa.
Curiosamente, el nombre de La Camocha se atribuye a la presencia de una vaca con un único cuerno (la vaca mocha) que pastaba en el prado donde se situó la mina, entre Huerces y Vega. Entre 1935 a 2007 se extrajeron entre 35 y 40 millones de toneladas de carbón con una producción vendible de 16 millones de toneladas de carbón lavado y un máximo de 400.000 toneladas/año en 1960.
🔵Mina de Arnao: Aquí empezó todo, a finales del siglo XVI, con fray Agustín Montero, de Naveces, que descubrió carbón en los acantilados, conocía las posibilidades de su uso y pidió permiso de explotación del yacimiento a Felipe II. Lo obtuvo y arrancó. Bastante tiempo después, llegaría la industrialización y la Real Compañía Asturiana de Minas (1833), de capital belga. Museo imprescindible.
En el año 1853, en las proximidades del recién construido poblado minero de Arnao, se construye una fábrica para la investigación, explotación y comercialización de diversos derivados del Zinc, financiada por una filial de la Real Compañía, Asturiana de Zinc. Esta fábrica genera empleo y causa que el poblado de Arnao se expanda, así como las poblaciones cercanas: Salinas, San Juan de Nieva y Avilés.
La explotación del yacimiento de Arnao continuó hasta 1915, año en el que se decide clausurar la mina y detener la extracción de carbón, debido a la progresiva inundación de las galerías de la mina situadas bajo el nivel del mar. Estas filtraciones provocaron que, aunque la fábrica de zinc siguiese activa, la mina y el castillete quedaran inutilizables, y se abandonara su actividad.
En 2007, el Ayuntamiento de Castrillón relanzó un proyecto para la recuperación del conjunto industrial de Arnao, para lo que se solicitó una subvención de los Fondos Europeos (FEDER). Esta actuación, bajo la denominación Proyecto de Desarrollo Sostenible para la recuperación del patrimonio histórico e industrial del entorno litoral de Castrillón (LICAST), obtuvo una ayuda en 2008 de estos fondos de 3,5 millones de euros, que ahora se completarán con recursos municipales hasta alcanzar una inversión total superior a los 5 millones de euros.
🟢Pozu Fondón: Todo empezó con La Nalona, en 1840. Con Duro Felguera sería el segundo pozo de España en profundizarse. Con el María Luisa «mira Maruxina», la música alimenta la leyenda: «Los mineros del Fondón siempre gastamos boína/ con un lletreru que diz: Todo sale de la mina». Alberga el Archivo de Hunosa y la legendaria Brigada de Salvamento.

Durante la posguerra albergó una colonia penitenciaria en la que vivían presos que, trabajando en el pozo con un salario muy inferior al de resto de mineros, conmutaban parte de sus penas. El centro, donde hoy se encuentra el Economato de Hunosa, fue clausurado a finales de 1958.

El pozo cesó su actividad como unidad de explotación en 1995 al concentrarse la misma en el pozo Candín dentro del Plan de Empresa (1994-1997). Posteriormente algunos edificios del exterior fueron habilitados para albergar el archivo histórico de Hunosa, además, es sede de la Brigada Central de Salvamento Minero.

🟡Pozu Santa Bárbara: Emblema del Hulleras de Turón y del Valle del oro negro, y primer conjunto de arqueología industrial minera en declararse Bien de Interés Cultural-BIC en España en 2009.

Dentro del recinto minero, cabe destacar la casa de máquinas, de 1915 y ampliada en 1935. De la misma época es el edificio que albergaba la fragua. Las casas de aseo y las oficinas datan de la década de 1930, el taller mecánico, de la década siguiente, y el polvorín. Se conserva también un túnel de 1910 por donde circulaba un tren minero que llevaba el carbón hasta el Lavadero de Modesta. Los pabellones de embarque son de mediados del siglo XX y albergan murales hechos en gresete en su tímpano. También se conserva restaurada la bocamina inicial. Solo se conserva uno de los dos castilletes que tenía.3

Al haber sido construido por Duro Felguera, la arquitectura del pozo se realiza con ladrillo visto de color rojo, imagen corporativa de Duro. Esto se aprecia en los edificios más antiguos, mientras que los más recientes (pabellones de embarque) siguen el movimiento moderno.

🔴Pozu Sotón: El centro de la memoria y el futuro, el turismo de aventura. Hijo de La Generala, Sotón Antiguo o Sallosa, en el XIX. BIC desde hace 6 años. Es una Catedral de la Minería española.

El Pozo, declarado Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento, cuenta con más 140 kilómetros de galerías. El visitante recorrerá parte de ellas, a más de medio kilómetro de profundidad, a pie y, también, a bordo del tren que traslada a los mineros desde la caña a los frentes de trabajo. Sotón supone una aventura turística única en el mundo: pocas experiencias calan tan hondo.

Junto a las visitas interiores –corta y larga-, la instalación completa su oferta con recorridos exteriores, para los menos osados, y con un museo minero que ofrece visitas para niños, actividades para colegios y escolares, un escape room minero, visitas teatralizadas y muchas más actividades. No te lo pierdas, en Sotón hay diversión para toda la familia.

El Pozo Sotón ha obtenido numerosos reconocimientos desde su apertura al público en 2015.

  • Incluido entre los 100 elementos de patrimonio industrial más representativos de España por el Comité Internacional para la Conservación y Defensa del Patrimonio Industrial (TICClH).
  • Reconocido como Anchor Point en Europa por el ERIH – European Route Industrial Heritage- por sus valores culturales y turísticos desde 2017.
  • Desde 2016, la primera mina del mundo accesible en Google Street View.
  • Integrado en la Red Europea de Museos Mineros que engloba diez centros de cultura industrial de Alemania, Reino Unido, Francia, Bélgica, Italia y Polonia.
  • Premio “Embajador Turístico de Asturias 2017” de la patronal asturiana de hostelería y turismo del Principado (OTEA).
🟡Pozu Espinos: El pozo Espinos fue construido en 1927 por la empresa vasca Hulleras de Turón, aunque el denominado Grupo Espinos se explotaba desde 1906. En 1967 se integra en Hunosa y pasa a ser un pozo auxiliar, manteniendo su actividad durante unos pocos años más. El pozo destaca por su original y única torre de extracción, cuya maquinaria está oculta en una caseta de madera a dos aguas, coronando el castillete de siete metros. La lampistería del pozo alberga el centro de interpretación del pozo y del paisaje minero de Mieres. Del mismo modo, puede accederse a la caseta del castillete y visitar el pabellón de embarque, donde se encuentra una jaula restaurada. Junto al pozo se conserva un puente de hierro con vagonetas, empleado para un antiguo ferrocarril minero, y un mirador subterráneo en la escombrera.
 
🟢Pozu San Jerónimo: o La Aragona, de Santianes de Teverga: Carbones de Teverga nace en 1941, pero pronto traspasa todos sus bienes a Hulleras e Industrias S.A. (Hullasa), de capital vasco y catalán y que pasaría a ser el gigante minero de estos valles hasta su traumática desaparición en 1992. Esta mina, profundizada entre 1958-66. Alcanzó una profundidad de 230 metros con cuatro plantas, donde su castillete, con 20 mts de altura, único en todo el valle del Trubia, es un icono cuya memoria se mantiene viva; junto con la sala de máquinas y el socavón de La Cruz, el conjunto fue restaurado en 2004. San Jerónimo también fue un símbolo de la lucha obrera. La no inclusión de Hullasa en Hunosa iniciaría un lento y agónico proceso que llevaría al cierre definitivo de la empresa en 1992, con numerosas protestas y encierros, el más destacado en 1987 cuando 9 mineros permanecen en su interior durante veinte días.
 
🔵Pozu María Luisa: Es una de las explotaciones mineras de carbón más emblemáticas y conocidas de España, situada en Langreo. Es especialmente conocido por una popular canción tradicional. Comenzó a ser explotada en 1858 a través del socavón de María Luisa, por la Unión Hullera de Santa Ana, de capital francés. En 1886 pasa a ser explotado por la Sociedad Unión Hullera y Metalúrgica de Asturias. La profundización del pozo tuvo lugar en 1918 aunque habría que esperar a 1942, tras la Guerra Civil, para que funcionase a pleno rendimiento. En la década de 1940 murieron por una explosión de grisú 17 mineros, por lo cual se adaptó la popular canción Santa Bárbara Bendita, habitual en la memoria musical asturiana y también combativa obrera en España y fuera. En 1976 los recién estrenados Reyes de España, Juan Carlos y Sofía se ataviaron con el traje minero y descendieron a la mina, lo que ocasionó gran repercusión en los medios de la época. Fue una imagen icónica, por lo que significa un Rey vestido con la funda minera asturiana, bastión contestatario antifranquista. Años después fue visitado también por el entonces primer presidente del gobierno democrático, Adolfo Suárez.
A partir de 1967 fue explotado por Hunosa debido a la integración en ésta de los activos mineros de la Sociedad Metalúrgica Duro-Felguera, junto con otras empresas hulleras de las Cuencas Mineras asturianas. Se mantuvo en funcionamiento hasta el 31 de diciembre de 2016, siendo la última mina de Langreo en cerrar.
 
🔴Pozu Nicolasa: La última mina de carbón activa en Asturias, bautizada la mina de los resistentes. Su actividad se inició en la parroquia de Ablaña-Mieres en 1843 (cuando un tal José Longoria, apoderado de las Compañías “Explotadora Ovetense y Prosperidad”, registra las minas de Nicolasa, la Olvidada, la Alta y la Ordoñera, siendo a lo largo de este más de siglo y medio de historia un referente, primero ligado sobre todo a la legendaria Fábrica de Mieres (que apuesta por su futuro al profundizar su pozo en 1952), y desde 1967 a Hunosa. Fue los más abundantes en producción y en plantilla; y también con sucesos y sonadas protestas, especialmente en tiempos de dictadura (la chispa de la Huelgona del 62, la huelga del maiz). Pero su memoria quedará vinculada para siempre al terrible suceso del 31 de agosto de 1995, considerada la última gran catástrofe de la minería hullera en España, entre las 10 peores de toda la historia, con 14 fallecidos tras una explosión de grisú, en una etapa donde la minería estaba en pleno proceso de evolución de la explotación tradicional manual (picadores) a la más actual, primero de subniveles y después por hundimientos y galerías. El pozo 1 o principal alcanza una profundidad de 600 metros: la última planta se encuentra a 267 metros bajo el nivel del mar. El pozo dispone de dos plantas unidas con el vecino pozo Llamas, y su castillete es de acero soldado con una altura de 30,11 metros, siendo construido por la propia Fábrica de Mieres. Esta conectado por el túnel de Sueros, situado en la 1ª planta, que lo traslada al lavadero del Batán, en Mieres, mediante una cinta transportadora. El pozo Nicolasa también está unido al pozo Monsacro a través de las plantas 2ª y 5ª.

*Foto portada, castillete singular del Pozu San Jorge, en Aller