La Residencia de Mayores y el Colegio de Felechosa ponen en marcha Vivencias

Un equipo multidisciplinar y docente del geriátrico del Montepío y del centro público trabajarán en conjunto un proyecto intergeneracional «win-win» donde niños y niñas de Infantil y Primaria y personas mayores compartirán visiones, experiencias y conocimientos en el curso a través de los ciclos de la vida

La Residencia SPA de Felechosa (Grupo Montepío) y el Colegio Público de la localidad han llegado a un acuerdo para poner en marcha de manera conjunta un Programa Intergeneracional específico que, con el nombre de VIVENCIAS trabajará durante el presente curso 2017-18 diversos aspectos dirigidos a aumentar y fomentar la relación entre distintas generaciones, es decir, las personas mayores residentes en el centro (desde 65 a los 100 años de edad) y los alumnos y alumnas de Educación Primaria e Infantil.

El programa docente y social persigue un importante objetivo bidireccional: conectar personas de distinta época y familia poniendo en valor sus experiencias vitales, generando espacios de intercambio y enriquecimiento personal mutuo. Con ese fin, también estamos convencidos de lograr un intercambio de conocimiento entre mayores y pequeños, el envejecimiento activo, la promoción de valores tendentes a la solidaridad intergeneracional, la responsabilidad y el respeto; la generación de espacios de participación continuos y duraderos, que les faciliten lazos afectivos entre distintas generaciones y, finalmente, habilitar una comunidad estable de aprendizaje entre niños y mayores.

El proyecto se desarrollará mediante actividades educativas motivadoras para ambas partes, organizadas en periodos mensuales, a lo largo del curso lectivo, posibilitando un trabajo escalonado en grupos. Algunas de estas actividades serán: visita de las personas mayores al Colegio de Felechosa para que conozcan el trabajo docente actual (en contraste en algunas cosas con la escuela que ellos conocieron en su tiempo, y que los alumnos y alumnas podrán conocer a través de sus relatos directos); talleres de collages y de cocina, abordados en parejas equipo intergeneracionales; celebración conjunta de fechas señaladas, como el día del libro, del teatro o el amagüestu (tradiciones de otoño), puesta en práctica del aprendizaje de la “entrevista” por parte del alumnado a las personas mayores…

Tanto el personal docente del Colegio de Felechosa, como el equipo multidisciplinar de la Residencia de Mayores del Montepío (entidad social, sin ánimo de lucro), se toman con ilusión y entusiasmo la puesta en marcha del PROGRAMA VIVENCIAS, convencidos de que las relaciones intergeneracionales proporcionan conocimientos y experiencias que no se pueden conseguir en ninguna otra parte, conectando pasado, presente y futuro, bajo un sentido natural de la vida y su evolución.
La Residencia de Felechosa (175 residentes-92 empleos) ha trabajado en los últimos dos años proyectos intergeneracionales de manera directa, mediante acciones puntuales con centros educativos (San Ignacio de Oviedo, Santa Bárbara de Lugones…) o con la firma Nubra, Educación y Aventura. De estos proyectos, el denominado “conectando edades, conectando conocimientos”, fue distinguido por Súper-cuidadores 2016, un galardón promovido por la Universidad Internacional de La Rioja junto con el IMSERSO. Más tarde, la Fundación Pilares amplía su reconocimiento incluyéndolo en su programa de “buenas prácticas”.

Con el PROGRAMA VIVENCIAS y el acuerdo con el Colegio Público de Felechosa, la Residencia del Montepío establece un marco de relación estable para un trabajo conjunto y bidireccional, estableciendo conexiones entre alumnos y residentes, pero también entre el Claustro Docente y el equipo multidisciplinar del complejo de mayores.

Entre los beneficios para los escolares están: Cambios en sus distintas percepciones sobre las personas mayores, acceso a redes de apoyo durante tiempos difíciles, mayor conocimiento de los temas que afectan a las personas mayores, aumento del sentimiento de responsabilidad social, oportunidades para seguir aprendiendo…y también, aprender a hablar y a expresarse en público de una manera correcta, mejorar su autonomía, incrementar su autoconfianza y ampliar conocimientos.

Para las personas mayores, este programa intergeneracional les reporta: un aumento de su autoestima, al poder transmitir parte de sus conocimientos y hacerse participes de los procesos de aprendizaje de los niños, el sentirse útil para ellos, cambios en el estado de ánimo y aumento de la vitalidad disminución del sentimiento de soledad, aumento de oportunidades de asistencia y acompañamiento en actividades de la vida cotidiana desarrollo de la amistad con personas más jóvenes, integración en su comunidad de proximidad, oportunidades para seguir aprendiendo etc…

En suma, un proyecto social, educativo, pleno en VIVENCIAS (un claro win-win) y que ponemos en marcha con mucha ilusión en nuestra Comunidad Intergeneracional Abierta.