Trabajamos para darte esas vacaciones bienestar que necesitas, más que nunca este verano

El COVID ha revolucionado todo, hasta el Turismo; el Montepío, con su oferta combinada de apartamentos de sol y sus estancias de salud termal en el Balneario de Ledesma, es un ejemplo de los cambios que vienen para garantizar este verano el disfrute de un merecido descanso, tanto en familia, como en pareja o solo. Tras un tiempo de confinamiento, miedos e incertidumbres, las vacaciones de este año se confirman como un importantísimo refuerzo para nuestra salud y bienestar mental. Los profesionales trabajan estos días para brindar entornos lo más seguros posible frente al coronavirus.  

Desde que el Gobierno de España pusiera en marcha el plan de desescalada, con el fin de tratar de caminar hacia un escenario nuevo de cierta normalidad tras el enorme impacto global generado por el COVID19 sobre nuestra sociedad, en el Grupo Montepío hemos comenzado a trabajar de manera intensa en nuestros centros vacacionales y Balneario con el objetivo de responder al reto de adaptarnos a la compleja situación y volver a reencontrarnos lo más pronto posible con vosotros, conscientes de este exigente contexto donde la implementación y el cumplimiento de las medidas sanitarias y de seguridad son nuestra principal preocupación y motivación.

El Grupo Montepío es una entidad mutualista vinculada al nacimiento del turismo social y de salud pionero en nuestro país, de la mano de marcas como el Balneario de Ledesma, con aquellas primeras vacaciones de recuperación para trabajadores y familias en los años 50, para  y más tarde, llegar a la talasoterapia y los baños marinos y al sol, de la mano del residencial de Los Alcázares y Roquetas. Mucho ha cambiado desde aquellas primeras vacaciones, que eran un artículo de lujo para la denominada clase media y trabajadora, de la mano de la propia evolución social y del sector del turismo, hoy un pilar indiscutible de la economía española.

Pero ahora, con la aparición del coronavirus y hasta al menos la llegada de una vacuna, estamos ante el mayor desafío que sufre el turismo en su historia, sin parangón tras el brusco parón la Segunda guerra mundial, con la oferta de servicios y recursos y la movilidad entre país y regiones bajo mínimos. Sin embargo, nuestra sociedad sigue necesitando vacaciones, y no solo por el empleo y la actividad económica o el desarrollo de los territorios donde se asientan nuestros destinos y su promoción social y cultural, también por la propia terapia de bienestar que supone el descanso, para las personas, para las familias. Salud, en suma, en todos sus planos.

El desafío es por tanto muy importante y estamos en el desde que el pasado 11 de mayo entrase en vigor la llamada Fase 1 de la desescalada, fecha en la cual  los hoteles y los alojamientos turísticos españoles hemos dado un paso para la apertura limitada, si bien es cierto que en nuestro caso, los residenciales de Los Alcázares -catalogado como esencial para prestar servicios de alojamiento a personas desplazadas por trabajos- y Roquetas, solo estuvieron cerrados a nuevas altas, pues hasta 50 apartamentos con alojamientos previos decidieron pasar el confinamiento en nuestras instalaciones, una decisión que en gran medida nos hace sentirnos orgullosos. Tan solo el Balneario de Ledesma, como la totalidad de la red de estaciones termales en España, permanece cerrado desde que el 15 de marzo, se decidió su clausura provisional por responsabilidad empresarial y apoyo a las administraciones públicas. La mirada está ya puesta en este próximo verano.

Para esta apertura general, están siendo claves para nuestro sector las publicaciones realizadas por el Instituto para la Calidad Turismo en España-ICTE, el CSIC, los Ministerios de Sanidad, Industria, Comercio y Turismo de España y los distintos Gobiernos autonómicos donde operan nuestros residenciales.  Documentos como “Medidas para la reducción de riesgos higiénico-sanitarios frente al COVID: Directrices y recomendaciones” el “Informe sobre transmisión del Sars-cov-2 en playas y piscinas»  o la “Guía de Buenas prácticas para los establecimientos y trabajadores del sector turístico”, establecen las pautas para caminar hacia esa “nueva normalidad” para encontrar soluciones de seguridad que permitan bajo estrictas medidas generar en nuestros residenciales espacios de convivencia y trabajo libres de Covid-19 y, por tanto, seguros.

Prereserva tus vacaciones aquí

Desde la responsabilidad empresarial, pero también de nuestro personal y estamos seguros que también de nuestros clientes, sabedores de que estamos en un momento social importante para esa toma de conciencia, estamos trabajando para minimizar al máximo el riesgo de contagio por coronavirus, proporcionando un plan de contingencia adaptado a nuestras instalaciones. Muchas de las medidas que vamos a implantar supondrán una mejora de nuestros servicios. Cabe reseñar que aunque no en el plano turístico, el Montepío cuenta con la base de la importante experiencia y conocimiento que ha aportado la gestión de la Residencia de Felechosa durante estos meses de pandemia para proteger al máximo a un colectivo vulnerable.

Es el caso del Balneario de Ledesma, un centro sociosanitario, probablemente de los primeros de nuestro país en ofrecer turismo de salud –su origen es romano y sus jefes médicos lo fueron a lo largo de la historia de personajes como los Reyes Católicos o Miguel de Unamuno-, cuando la palabra turismo aún ni se imaginaba. En unos días, su equipo multidisciplinar –de médicos a profesionales de animación, dirigido por Ángel Lois, ultima el documento “Medidas generales para la reducción del contagio por el coronavirus SARS-CoV-2 en el Balneario de Ledesma”.

DESTINOS TURÍSTICOS CON BUENAS CIFRAS

Ángel Lois nos cuenta como “estamos planificando las tareas y procesos de trabajo, así como también las de uso de las instalaciones, por parte de los clientes, para este verano garantizar la distancia de seguridad, establecida por las autoridades sanitarias”. Se hace teniendo en cuenta personas, de trabajadores a clientes, pasando por visitas, proveedores, etc, a espacios, que en el caso del Balneario de Ledesma son muy diferentes, porque van desde las termas a las piscinas lúdicas, desde el hotel a los apartamentos,  de los comedores y cafetería a los salones culturales, gimnasio o las zonas de juegos o las propias áreas verdes. Uno de los puntos fuertes de la oferta del Balneario de Ledesma va a ser precisamente ese: su gran finca de alto valor ambiental, con casi 49 hectáreas de dehesa permite cumplir más que nunca con ese mantra para el Grupo Montepío: vacaciones de salud y bienestar.

Para esta temporada, las piscinas exteriores y baños termales serán exclusivamente para clientes alojados y/o sus invitados, con el ánimo de mejorar el control de accesos en nuestra villa termal e implementar con éxito nuestro plan de contingencia.

Las medidas son estrictas entre personal, adaptando la disposición de los puestos de trabajo, la organización de la circulación de personas y la distribución de espacios en el balneario, evitando el riesgo de contagio por contacto. Por ejemplo, se establece entrada escalonada y un Sistema de turnos de forma que se concentren los mismos empleados en los mismos grupos, junto con la ya conocida distancia interpersonal en los trabajadores, además del establecimiento de aforos máximos.

Prereserva tus vacaciones aquí

El plan es integral, y contempla desde la evaluación continua de personas vulnerables, frente a la COVID-19 hasta el refuerzo de los EPIs y enseres adecuados para la protección de los empleados, facilitando el lavado de manos con agua y jabón y/o el uso de soluciones desinfectantes, con pautas de higiene con información completa  sobre las normas a utilizar en el puesto de trabajo, antes, durante y después del mismo, apoyándonos con cartelería. La formación cobra un papel muy importante en estos momentos para el correcto uso y mantenimiento de mascarillas, guantes y EPIs que utilizan.

Entre las acciones implementadas esta propiciar una ventilación aún más frecuente de las distintas áreas internas del Balneario, el control general de las distancias de seguridad interpersonal y  de aforos, el el lavado de ropa de trabajo a >60ºC, el uniforme debe transportarse en una bolsa cerrada y, en aquellos casos en que la ropa laboral no pueda ser lavada a la temperatura adecuada, deben proceder a una desinfección apropiada.

En cuanto a los procesos de atención al cliente, con anterioridad a la llegada, el Balneario de Ledesma tiene previsto informar de la conveniencia de que extreme las precauciones y que se venga provisto del EPI correspondiente, en caso de personas de riesgo. Son indicaciones vigentes en la sociedad en su conjunto: uso de mascarilla, lavado de manos, distancias de seguridad, etc.

La Cartelería con medidas higiénicas cobra importancia en la distancia de seguridad (marcado en el suelo de la recepción del balneario, entrada a la sala de tratamientos, etc.). Potenciamos además el uso de información mediante medios digitales (a través del móvil, email y pantallas de información), donde recibirán el reglamento de régimen interno, conjuntamente al protocolo de las medidas de prevención de contagio y todas aquellas notificaciones que estimamos oportunas.

El director del Balneario de Ledesma nos cuenta como “en la zona de Recepción contamos con una solución desinfectante para uso de clientes. Desinfectamos el TPV tras cada uso. La tarjeta sólo es manipulada por el cliente. Los mostradores, mobiliario y zonas comunes se limpian y desinfectan de forma periódica, considerando la mayor o menor afluencia de clientes.  Cuando se pase la necesaria consulta médica previa, si el médico detecta sintomatología compatible con COVID-19, no permitirá el acceso a las instalaciones. Durante el tradicional examen médico que realizamos dentro de la estancia termal comprobamos la temperatura corporal del paciente, mediante un termómetro sin contacto”.

Prereserva tus vacaciones aquí

Recordamos que en el Balneario el uso de toalla y/o albornoz es obligatorio en el disfrute de todo el equipamiento (sillas, tumbonas, etc.), para evitar el contacto físico entre los diferentes clientes que lo utilizan. Se desinfecta este equipamiento periódicamente. También los pasamanos y se habilitan cestos especiales en el que los clientes pueden depositar las toallas usadas.

En general el Balneario de Ledesma ya ha incrementado las frecuencias de limpieza y repasos, especialmente de las zonas de mayor contacto (superficies, pomos, lavabos, grifería, manivelas, ascensores, mostrador de recepción, puertas, teléfonos, mandos a distancia, botón de descarga del wc, barreras de protección, control de climatización, secador, pasamanos, etc.). Se ha incrementado la frecuencia de análisis bacterianos en los vasos y se ha intensificado las limpiezas y desinfección de los objetos y superficies de contacto en el entorno del agua.

Además. Se ha suplementado la ventilación/aireación diaria de las zonas de uso común en las que hay clientes. De todas estas limpiezas se generan registros que permiten controlas los pasos, los tiempos…

Se registran todas las acciones de desinfección de la instalación realizada.  “Hemos adaptado por tanto nuestro plan de mantenimiento preventivo, teniendo en cuenta la evaluación de los riesgos identificados como medida de prevención frente al contagio y propagación de la COVID-19  cumpliendo con las recomendaciones de las autoridades sanitarias”, concluye Ángel Lois.

DESTINOS DE SOL, LA ESCASA INCIDENCIA COVID EN ALCÁZARES Y ROQUETAS

Desde los Destinos de sol Montepío, el director de Los Alcázares, José Manuel López, complementa la actividad del residencial con la implementación de las nuevas medidas, siempre atentos a las novedades que semana a semana desgranan las autoridades. En este sentido subraya que la transparencia será un elemento fundamental para nosotros y para aquellos profesionales del sector que afronten este reto”. Y añade: “La seguridad de nuestros huéspedes y personal sigue siendo nuestra máxima prioridad y por eso en respuesta al coronavirus, hemos tomado medidas adicionales de  seguridad”.

El Residencial del Montepío en Los Alcázares, como el de Roquetas de Mar en Costa de Almería, cuenta con una fortaleza de cara al cliente de estas vacaciones de verano: son apartamentos individuales, en zonas amplias y despejadas, en municipios y provincias con los datos de incidencia COVID más bajos del país, a niveles de Asturias o mejores. De hecho ambos destinos ya han adelantado su decisión de avanzar hacia la consecución de sellos y distintos de calidad, como “destinos turísticos seguros”. En el caso de Roquetas, su franja costera, con 16 kilómetros de espaciosas playas, todas con banderas azules resultan un baluarte en estos momentos donde la distancia social es necesaria. Los Alcázares, que han aprovechado el tiempo durante el confinamiento para poner al día todas sus playas, cuentan con amplitud de espacios que permiten sacar pecho frente a otras zonas más masificadas.

Prereserva tus vacaciones aquí

Sobre las novedades que implican los protocolo en los residenciales turísticos, José Manuel López indica que en los Destinos de sol Montepío “todo nuestro personal está siendo formado tanto en la protección personal y uso de las EPIs como en las técnicas de limpieza y desinfección, con productos homologados específicos. La apuesta es reforzar aún más en el inicio de la temporada de verano la plantilla de personal de limpieza con el fin de aumentar la frecuencia de desinfección de  áreas comunes, zonas privadas del complejo y de objetos de uso común: pasamanos, tiradores, llaves de habitaciones, ascensores, baños públicos, lobby, etc.). Además, vamos a ampliar los horarios de servicio para garantizar los aforos y las distancias de seguridad entre los clientes. Nuestro mayor empeño será asegurar  que la higiene y la limpieza sean la principal prioridad en toda nuestra operativa”.

En el caso de Los Alcázares, con 240 apartamentos, las previsiones de atención segura en servicios como buffet, con reserva previa y turnos de comidas, en horarios de 15,30h y 15,30h, con 30 minutos para desinfección total y montaje. Gracias a disponer de apartamentos individuales, que incluso cuentan con cocina y estancia comedor privado -la mayoría de ellos incluso con terraza para comer al aire libre-, la implantación del servicio “Take away” para llevarte los menús elaborados a tu casa será una de las apuestas de esta temporada, con reserva previa del menú y recogida por la zona de cafetería. El servicio estará disponible también en el Residencial de Roquetas.

En cuanto a las piscinas de verano, gratuitas para los clientes Montepío, alojados la previsión pasa por desarrollar 4 turnos de baño, desde las 11 horas, con animación y paradas de desinfección entre turnos. Eso sí, será necesaria una reserva previa de asistencia, pues el aforo está limitado según el tamaño de las 4 piscinas exteriores de la entidad y es necesario para controlar que se respete el número de accesos. Todas contarán con servicio de bar y/o con máquinas expendedoras de refrescos y snacks.

Finalmente, la música en directo al aire libre será otro de los grandes alicientes para animar las veladas de verano en los residenciales Montepío. El Balneario de Ledesma seguirá apostando por los talleres de astronomía y naturaleza, las salidas por el Tormes y sus espectáculos de magia, salud y belleza, gastronomía…y prometen el estreno de novedades para peques, como una tirolina.

Este será un verano muy especial. Habrá un esfuerzo extra por parte de nuestros trabajadores y trabajadoras no solo cumplir las normas, sino porque sabemos el profundo significado y valor que para muchas familias va a tener este año las vacaciones. Un asunto que trasciende lo económico. Si ya en situaciones anteriores al COVID eran conocidos los efectos dañinos del estrés por la exigencia de los tiempos modernos en trabajo, horarios, responsabilidades…que provocaban desde migrañas, insomnio y dolores estomacales hasta problemas cardiovasculares, hoy, después del confinamiento, con las incertidumbres, las vacaciones, suponen uno de los mejores antídotos contra el estrés, siendo fundamentales para mantener una buena salud física y mental. “¿Y después?”. A orillas del Mar Menor, el director del Montepío en Los Alcázares refexiona: “Pues sí, habrá un después. Ahora no podemos verlo, pero más tarde o más temprano esta crisis pasará. Lograremos controlar el virus y las fronteras reabrirán, los aviones volverán a surcar los cielos, el sol volverá a brillar y todos tendremos ganas de salir  a disfrutarlo. Queremos viajar, vivir nuevas experiencias y dejar atrás esta pesadilla, y estaremos ahí para ayudarte a hacerlo”.

EL DATO: El número de solicitudes de vacaciones aumenta cada día en esta fase de desescalada. El Montepío ha habilitado en su web www.montepio.es un espacio especial para canalizar las pre-reservas vacacionales hacia sus tres destinos. Los Alcázares, Roquetas de Mar y Balneario de Ledesma. Las familias mutualistas tienen prioridad en las reservas, pero suelen producirse plazas libres, por lo que se recomienda efectuar la prereserva, optimizándose siempre las opciones de estancias en el calendario.

Prereserva tus vacaciones aquí

+ info en el 985 96 54 85 –laborables, de 9 a 14h- o en el mail montepio@montepio.es

CLAVES PARA ESTE VERANO

 Equipo y colaboradores

FORMACIÓN Y ACTUALIZACIÓN. Formación continua de todo el equipo sobre los nuevos protocolos, con una actualización permanente ante nuevas contingencias y escenarios

PROTOCOLOS DE HIGIENE. Se han reforzado las medidas de higiene en todas las áreas de trabajo de los empleados. Tras cada turno se llevará a cabo una desinfección de cada uniforme y de cada puesto de trabajo. El uso de guantes será obligatorio y la utilización del gel hidroalcohólico frecuente.

TEST RÁPIDOS. Se realizarán test rápidos de coronavirus a todos los trabajadores de los residenciales.

VIGILANCIA DE LA SALUD. Se medirá la temperatura corporal de cada empleado. Para asegurar el tránsito y el control de los trabajadores el único acceso al establecimiento será la puerta principal. No habrá más accesos abiertos. PROTOCOLO EN EL COMEDOR. Mantenimiento de la distancia de seguridad en comedor interno. Turnos de comidas por departamentos.

RECEPCIÓN DE MERCANCIAS. Refuerzo del protocolo de mercancías con desinfección e higienización de productos.

ALMACENES. Desinfección de productos y zona de almacenaje en cada entrada de mercancía. Registro de proveedores por día.

En Recepción

CHECK-IN EXPRESS. Anticipación de los datos de reserva del cliente vía email y teléfonica para minimizar el contacto y evitar entregas

ALFOMBRAS DE DESINFECCIÓN.

VIGILANCIA DE LA SALUD.

PROTOCOLO DE MALETAS Y APARCACOCHES.

MAMPARAS Y MARCAS DE DISTANCIA EN RECEPCIONES DE HOTEL, RESIDENCIALES Y BALNEARIO Instalación de mamparas de separación.

PROTOCOLO DE LLAVES Y FIRMA. Se llevará a cabo una desinfección de objetos como bolígrafos, llaves de habitaciones o de coche y datafono tras su intercambio. Se colocará una urna para depositar las llaves de los clientes tras su uso y se desinfectará después de cada turno.

INFORMACIÓN PARA CLIENTES. Se facilitarán mapas y folletos turísticos por correo electrónico o whatsapp.

CHECK OUT EXPRESS. Envío de facturas por email y pago con tarjeta de crédito.

Habitaciones y apartamentos

PROTOCOLO DE LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN. Se han establecido protocolos de limpieza y desinfección excepcionales de las habitaciones después de la salida de los huéspedes, prestando especial atención a los artículos de contacto frecuente como pueden ser pomos de puertas, mandos de televisión etc. Todas las habitaciones se someterán a un tratamiento de los sistemas de ventilación después de haberse efectuado la salida de cada clientes y antes de la entrada del siguiente. MONTAJE DE HABITACIÓN. Retirada de elementos decorativos prescindibles y de papelería.

CARTELERÍA CON PROTOCOLOS. En el residencial podrá encontrar material informativo sobre buenas prácticas en prevención para reducir el riesgo de contagio y sobre higiene de manos.

Instalaciones y espacios comunes

DESINFECCIÓN PREVIA DIARIA

PROTOCOLO DE LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN. Se ha intensificado la frecuencia de la limpieza y desinfección de las zonas comunes de los hoteles, mostradores de recepción, ascensores, puertas, baños etc.  En los ascensores se colocarán dispensadores de gel en cada planta e indicaciones de su uso, aunque la recomendación en cada establecimiento será la utilización de las escaleras. CORNER DE SEGURIDAD PARA CLIENTES. Hemos incluido solución hidroalcohólica y un expendedor de guantes a la entrada del hotel . Tendrá solución hidroalcohólica y, para su tranquilidad sustituiremos o mantendremos en la medida de lo posible las puertas abiertas para evitar el contacto con pomos.

CARTELERÍA CON PROTOCOLOS. Refuerzo de la cartelería con comunicación de protocolos.

GIMNASIO Y SALAS DE ACTIVIDADES. Aumento de la limpieza y desinfección diarias. Colocación de desinfectante y papel para la desinfección obligatoria de las máquinas antes y después de su uso. Apertura de zonas ajardinadas de los hoteles para hacer deporte o desarrollar actividades al aire libre.

 

Balneario

VIGILANCIA DE LA SALUD. A la llegada al balneario se realizará un control a todos nuestros huéspedes, y también el tradicional examen médico.

TRATAMIENTO DE LAS AGUAS. Hemos reforzado los controles diarios siguiendo el nuevo protocolo de mantenimiento y limpieza de todas nuestras instalaciones. Nuestras aguas serán cloradas en las proporciones legales para mantenerlas continuamente desinfectadas, sin que suponga la pérdida de sus propiedades mineromedicinales.

REDUCCIÓN DE AFORO Y HORARIOS DE LA PISCINA TERMAL. La piscina termal se podrá disfrutar previa reserva, dentro de los horarios definidos de acceso. Para ello se han creado horarios de apertura, limitando el aforo. Se procederá a la desinfección de la zona entre los horarios marcados.

DISMINUCIÓN DE TUMBONAS. Hemos disminuido el número de tumbonas en la zona de piscina termal, piscina exterior y zonas de reposo de tratamientos para poder mantener la distancia de seguridad obligatoria entre nuestros clientes. PROTOCOLOS DE SEGURIDAD. El uso de guantes y mascarillas será obligatorio para todo el personal de la instalación.

DESINFECCIÓN Y LIMPIEZA. Desinfección de las tumbonas en la piscina termal y piscina de verano tras el paso de cada cliente y desinfección integral de las cabinas de tratamientos.

LIMITACIÓN DE AFOROS EN LOS TRATAMIENTOS.

ACCESO EXCLUSIVO Y LIMITADO DE LOS SERVICIOS A CLIENTES ALOJADOS.