Asamblea 2017: Aprobada gestión y nueva Fundación, con el apoyo del 95%

La Asamblea General del Montepío 2017  tuvo lugar el viernes 23 de junio en el Salón de Actos de la Obra Social de Cajastur-Liberbank de Oviedo (11 horas, calle Mendizábal) con mucha expectación, como quedó de manifiesto con la masiva presencia de medios de comunicación y la participación de más de 200 mutualistas acreditados. La dirección del Montepío había adelantado semanas antes a través de rueda de prensa, sus Juntas locales y su Revista el informe del balance de gestión y el Orden del día para esta importante en el presente y futuro de nuestra histórica entidad social, con cerca de 11 mil familias asociadas. Ese informe de gestión, primero en beneficios en todas las actividades del Grupo en años (636.359 euros, lo que supone “casi cuadriplicar (x3,91)” los resultados de 2015, que arrojaron  162.408 euros), fue aprobado con el 95% de los votos mutualistas presentes. También, con un apoyo similar en votos, se aprobó la creación de una Fundación para canalizar y distinguir la actividad de la obra social de la entidad de la aseguradora (Mutualidad) y la de sus residenciales y balneario.

El presidente, Juan José González Pulgar, explicó que la creación de una Fundación «es un paso legal necesario, pero al mismo tiempo que una necesidad legal es  una oportunidad para hacer un mutualismo moderno y de nuevo cuño, que posibilita reorganizar todo el proyecto social y solidario y abriéndonos las puertas a potenciar esta área con nuevos programas, servicios, ayudas… que redundarán en el bien de toda la familia mutualista».

A pesar de estos temas de interés, cuentas, Fundación, marcha de las actividades, inversiones…la repercusión del Caso Hulla, la investigación interna y la colaboración con autoridad judicial, marcaron desde el principio gran parte del intenso debate. Después de las intervenciones, el Presidente mantuvo su compromiso con la «transparencia total» sobre el pasado, continuidad en el desarrollo de los planes estratégicos y de modernización para las actividades empresariales, y la potenciación del proyecto social, poniendo como ejemplo los nuevos servicios como la Asesoría Legal para las familias o las becas, anunciado otros como programas de investigación, que contribuyan al apartado socio-sanitario, o la diversificación con la nueva línea de cosméticos.

Esta fue la intervención del Presidente del Montepío, Juan José González Pulgar, para el conjunto de mutualistas presentes que reproducimos de manera íntegra por el interés de las cifras y datos aportados:

«Mutualistas compañeros y compañeras: Desde la dirección del Montepío os damos la bienvenida y os agradecemos vuestra participación en esta Asamblea general donde pretendemos informaros de la evolución de nuestra Mutualidad y del Grupo de empresas Montepio a lo largo de este último año de 2016. Lo haremos con el rigor necesario la amplitud y el detalle que una reunión de este tenor permite.

Recuerdo que iniciamos la andadura en este Curso 2016-17 tras una Asamblea donde elegimos una nueva dirección para los próximos tres años. Una Asamblea marcada por la discrepancia, y con evidentes signos de confrontación, con dos visiones distintas sobre el modelo de Montepío que concluyó en un proceso de elección entre candidaturas alternativas. Los procesos electorales dirimen y miden los apoyos de cada cual y expresan finalmente la voluntad de la mayoría, por eso son vinculantes y se adquiere en democracia la obligación moral de respetarlos.

En aquella Asamblea de hace ahora un año, establecimos un compromiso e hicimos una propuesta para conseguir la estabilidad institucional necesaria para recuperar al Montepío, incorporando sensibilidades diferentes, pero con quienes compartimos ideas y proyectos. Sobre todo en un momento tan especial dentro de nuestra historia como el que nos toca.

Es una obligación de quien tiene la responsabilidad de gobierno encontrar la fórmula con la que hemos estado funcionando. Los presidentes de las juntas locales, afiliados a CCOO, participan activamente desde ese momento en todos los órganos de gobierno de la Mutualidad: Comisión regional, Comisión permanente, comisiones de trabajo, como las de Contratación, Asuntos Sociales, Reforma de Estatutos. También participan en la Comisión de control del Fondo de Pensiones. Esta fórmula, posible aunque inexacta, ha permitido gestionar el día día de la Mutualidad con sosiego, participación, pluralidad y propiciando acuerdos unánimes.

El resto del guión era previsible y con pocas sorpresas. Resulta muy difícil para algunas personas encajar los resultados electorales.

Parece que no está en su ADN aceptar resultados adversos aunque sean asamblearios.

Eran por tanto predecibles las iniciativas que a posteriori del proceso electoral se tomaron para impugnar las decisiones asamblearias, frustradas y desmontadas finalmente con un sencillo informe jurídico que les llevó a tomar acciones más contundentes y arriesgadas, como es la de crear un instrumento en forma de Asociación con el fin de ir causando el mayor desgaste político a esta dirección del Montepío, sin evaluar ni importar el daño que se causa a la entidad.

Sobre Resultados económicos y empresariales: Consolidación empresarial.

Hoy presentamos unos buenos resultados. Son fruto del trabajo intenso y riguroso, del esfuerzo colectivo de la dirección del Montepío y del conjunto de trabajadores de todas sus empresas. Son datos avalados y certificados por asesores y auditores independientes, que reflejan la imagen real y objetiva de la Mutualidad y de todas y cada una de las empresas que componen el Grupo Montepío.

Hemos tenido unos resultados consolidados antes de impuestos con un beneficio de 636.359 €, de los que 219.333 € han sido ingresados en la Hacienda pública a través del impuesto de sociedades. Son datos que mejoran sustancialmente los resultados ordinarios del año pasado, que fueron de 162.408€.

La evolución positiva de estos resultados es una consecuencia del desarrollo de los planes estratégicos establecidos, una hoja de ruta que combina diferentes acciones, que van desde la iniciativa para contener el gasto, a la reestructuración del grupo y sus empresas y a las acciones encaminadas al aumento de la cifra de negocio de nuestras actividades.

Este año nuestros ingresos han crecido en 810.000 €. Nuestra cifra de negocio ha quedado establecida en 12,4 millones de euros, frente a los 11,6 millones del año pasado.

Hubo por tanto un buen comportamiento de todas las empresas, que por primera vez desde que se puso en marcha la Residencia, entraron en la senda del beneficio, con una contribución neta a la cifra de negocio y de resultados. Y todo pese a que contamos con un lastre muy importante, como es esa deuda hipotecaria de 15 millones de euros, que nos ha ocasionado en este último ejercicio unos gastos financieros de 1,57 millones de euros.

Contamos en el Montepío (en la Mutualidad) con unos ingresos inferiores de unos 83.834€, por rebaja de la cuota familiar (17,80€) y la pérdida de afiliación. Esto se ha compensado con una mejor gestión, a través de lograr menos gastos financieros (ahorro de 89.722,01 €) y un menor coste del Consejo de Administración de la entidad (ahorro de 19.617 €).

En el Balneario de Ledesma, hemos aumentado la cifra de negocio en 99.000 €, aumentando la presencia de clientes mutualistas. Cabe destacar que el beneficio del balneario se logra pese a que incrementamos los gastos de personal en 45.000€ debido al cumplimiento del acuerdo de recuperación de la rebaja salarial que pesaba sobre esta plantilla, y que era de un 6%. Pero a la par, hemos conseguido ahorros importantes en transporte (ahorro de 25.781 €), Seguros (ahorro de 25.570 €) y energéticos, gracias a los frutos que nos brinda la nueva instalación de biomasa (ahorro de 37.938 €).

En el Residencial de Los Alcázares, hemos recuperado y estabilizado la empresa y se mantiene la cifra de negocio y de resultados. Se han potenciado los servicios con más personal, y hemos visto un buen comportamiento en el servicio de restaurante, con una mejora de 23.735€, que se combina con más ahorros energéticos cuantificados en 17.576€, gracias a la eficiencia en calefacción y sistema LED de alumbrado.

El Residencial de Roquetas de Mar obtiene también beneficios, que aunque discretos mejoran la cifra de negocio frente al año pasado en 81.761 euros, con más ingresos por pernoctaciones (+2.759 pernoctaciones), pese a tener más gastos de personal.

La Residencia de Mayores de Felechosa ha mejorado en este balance su cifra de negocio en 705.341 € y entra por primera vez en la senda del beneficio al conseguir 30.993 € positivos, antes de impuestos. El capítulo de gasto que más crece es el de Personal, que aumenta en 357.489 €.

Estamos seguros que nuestra Residencia, con un volumen de negocio de 2,55 millones de €, que fuese gestionada con una mentalidad menos social, de empresa privada, concentrada únicamente en la rentabilidad, obtendría seguro unos beneficios mayores, probablemente superiores a  200.000 €. Pero no es nuestro caso, porque hay una orientación clara de la dirección de Montepío de que este es un proyecto netamente social. Y por ello el camino es ir incrementando notablemente la calidad y cantidad de  los servicios, priorizándolo frente al beneficio y la cuenta de resultados.

Y así, han sido muchas las mejoras introducidas en la Residencia de Felechosa en materia de limpieza, operatividad de los servicios sanitarios, aumento de la atención de los servicios médicos, de atención integral a las familias, de incremento notable de los servicios de terapia ocupacional, de psicología, trabajo social y de conseguir una oferta más rica y variada en el servicio de cocina, con menús que ofrecen alternativas al primer y segundo plato.

Nuestro servicio de fisioterapia cuenta actualmente con tres personas en plantilla y con una prestación personalizada, muy valorada por los clientes y las familias en aspectos como la rehabilitación.

Este esfuerzo global por elevar la calidad de la Residencia ha supuesto un aumento de plantilla muy notable, que ha pasado de 66 personas a 84 empleos. Por ello, somos actualmente una de las empresas más importantes del municipio de Aller, y representamos una oportunidad para los vecinos de esa zona rural y un proyecto de vida para sus trabajadores.

Somos ya en definitiva un servicio de calidad que cumple con todas las acreditaciones y homologaciones para tener conciertos con el Gobierno del Principado de Asturias y autorizaciones para desarrollar nuevas líneas socio-sanitarias, como la Unidad de Discapacidad en la que estamos volcados.

Hoy por hoy el Montepío, a pesar de los avatares judiciales en los que se encuentra envuelto, depende de sí mismo. En sus cuentas y balances están reflejadas todas las circunstancias conocidas. De nosotros depende la evolución futura del resultado de las empresas y por tanto de la propia marcha de la Mutualidad y de su gran reto: una campaña permanente de conexión con su público, que le permita la necesaria renovación de su masa social.

Inversiones.

Nuestras empresas están situadas en sectores muy competitivos en nuestro país (turismo, geriatría, productos de previsión social…), que durante estos años han realizado un gran esfuerzo inversor.

El ejemplo más destacado es el sector termal, con balnearios nuevos y muy potentes, otrora elitistas y que hoy se han incorporado a la oferta de termalismo social, mientras otros son nuevos, fruto de fuertes inversiones, o han realizado un gran esfuerzo de modernización para captar nuevos clientes. En este contexto, supone todo una reto para nosotros mejorar en los próximos años las instalaciones con escasos recursos económicos.

Las actuaciones que hasta ahora hemos podido realizar han estado orientadas a una mejora de la confortabilidad y calidad del servicio a los mutualistas y clientes en el área hotelera, termal y ocio y actividades alternativas, vinculadas con el territorio en el que operamos.

También en redes de energía, suministros e infraestructuras, buscando la eficiencia energética y el ahorro. La instalación de biomasa o la mejora potencial en el uso de los paneles solares, que en el caso del Balneario de Ledesma supone obtener energía más limpia y con menos emisiones de CO2, algo que, como hemos visto en el anterior capítulo, nos aporta un ahorro muy importante en la factura energética.

Con ese ahorro financiaremos en parte la climatización de los espacios comunes del Balneario y de un bloque de 90 habitaciones, las más afectadas por los rigores del verano.

Entre tanto, no cabe la improvisación, nuestro Balneario debe encontrar su propia personalidad, un tanto perdida por las obras de ampliación ejecutadas durante muchos años a impulsos y sin un criterio homogéneo de proyecto. Con el objetivo de superar esas dos situaciones, la necesidad de mejorar la calidad a los clientes y de dotar al Balneario de un proyecto identitario fiel a sus raíces, la Comisión de contratación ha adjudicado a la empresa especialista en este tipo de actuaciones, Warnon, el diseño integral que transforme el balneario, para conseguir desde un innegable patrimonio histórico como estación termal una imagen moderna y competitiva dentro de un paisaje singular propio como es el de la Dehesa salmantina en la ribera del Tormes.

 Iniciativas sociales.

 Las iniciativas sociales del Montepío son nuestro origen, nuestro eje vertebrador y la razón de ser como entidad. Debemos proyectarlo hacia el futuro.

Nuestras Políticas Sociales beneficiaron de manera directa durante el año 2016 a 2.071 personas, que supusieron un desembolso económico para el Montepío de 232.483€, sin duda un esfuerzo muy importante, pero también una herramienta de ayuda a las familias, que da testimonio del papel que el Montepío juega hoy dentro de la economía social en Asturias, desde su naturaleza previsora, sin ánimo de lucro.

El Plan Social y Solidario del Montepío ha puesto en marcha en los dos últimos ejercicios una veintena de líneas de ayuda a las familias que van desde becas de estudio y formación (hemos completado en este curso los niveles educativos hasta la Universidad y los Grados Profesionales) y con ayudas a nuevas parejas y matrimonios, nacimientos, estancias de atención a mayores en la Residencia de Felechosa, programas de respiro familiar etc.

En este conjunto, adquiere un significado especial, por lo que supone como apuesta de futuro, los dirigidos a la participación de los niños y niñas, de los jóvenes… tanto en la versión de los campamentos de verano en el Balneario, como en la modalidad de cursos de inmersión lingüística en inglés para colegios. Por nuestras instalaciones de Baños de Ledesma y Los Alcázares  han pasado cerca de 1.900 niños, y otros 158 compartieron experiencias intergeneracionales en nuestra Residencia de Mayores, dentro del programa denominado Juntos, que en la primavera del año pasado recibió una distinción por parte de los Galardones que concede la Universidad Internacional de La Rioja, denominados Súper Cuidadores.

Cabe recordar finalmente el premio Ciudadanos recibido en noviembre pasado, a la trayectoria histórica y solidaria del mutualismo minero. Un hecho que nos anima aún más a continuar desarrollando iniciativas sociales como las que supusieron el origen de los Montepíos mineros en Asturias, adaptándolos a nuestro tiempo, y con los que fortalecer nuestra relación con las familias, y la incorporación de iniciativas sociales nuevas, que precisarán más inyección presupuestaria para su consolidación.

Campaña de afiliación.

La campaña de afiliación es una línea estratégica permanente. Es una apuesta por la renovación de nuestra masa social y por la continuidad en el tiempo de nuestra entidad.

Lo hacemos desde el convencimiento, sin pararnos ni siquiera en pensar si los escenarios económicos o políticos que nos afectan, nos son favorables. Tanto es así que ni siquiera nos detiene las situaciones adversas que afectan al Montepío, porque como dice nuestro eslogan “tenemos un gran legado que mantener vivo”, un legado social del que debemos estar orgullosos.

La experiencia nos enseña que las nuevas afiliaciones que se producen en periodos económicos restrictivos o en situaciones difíciles, son para toda la vida, pues son fruto de una reflexión serena, en nuestro caso emocional y solidaria, por querer pertenecer a un importante colectivo como el constituido por la familia minera.

En ese escenario complejo socialmente, y especialmente para el Montepío, los resultados de la campaña son esperanzadores: Durante el periodo de desarrollo de la campaña de afiliación que iniciamos a finales de 2015 y durante todo el año 2016, han sido 737 las personas que adquirieron la condición de nuevos mutualistas. Esta cifra consigue en parte mitigar la pérdida de afiliación por bajas vegetativas, que se producen de forma natural en un colectivo tan envejecido como el nuestro, con 10.811 personas y donde el 50% de ellas tiene edades por encima de los 70 años. Suponen por tanto estas 737 altas un punto de inflexión en la tendencia negativa y un cambio en la cara de nuestros nuevos mutualistas, porque estamos pasando de un perfil netamente masculino, de productor minero, ya jubilado, a otro, donde el 46,6% de las nuevas incorporaciones ya son mujeres, y con un alto porcentaje de hijos y nietos que se dan de alta.

Plan de medios y nueva imagen corporativa.

En un proyecto social y empresarial amplio como el nuestro, un plan de medios de comunicación es vital. Más en nuestro tiempo, en la era de la comunicación global e instantánea: Nada se promociona o puede ser comercializado si no se conoce, si no llega al público.

La política de Comunicación de la entidad está al servicio del proyecto global, por ello hemos pasado en muy poco tiempo de un modelo tradicional de comunicación institucionalizada, que descansaba en notas de prensa, reducida publicidad institucional, y la Revista, a uno más moderno y dinámico, dirigido a conectar al Montepío y sus actividades con la sociedad de hoy, descubriéndolo para otros públicos (ahí está el ejemplo del Balneario, desconocido para muchos vecinos de la misma Salamanca, pese a sus muchos siglos de historia).

En ese reto diario por aparecer en el océano actual de la comunicación, no solo en Asturias, sino en España y en las zonas donde operamos, lo hacemos utilizando los medios tradicionales, apostando por una presencia humilde pero sostenida en aquellos que tienen un mayor número de lectores, oyentes, televidentes, o que son actores importantes en el marco territorial

Contribuimos con medios propios, con la revista, pero también con folletos y publicaciones. Por supuesto con páginas web (recientemente hemos puesto en marcha la renovación de la matriz digital del Grupo, que ya está operativa y a disposición como una imagen moderna y dinámica, y que nos permite mejorar la interacción con los mutualistas en sus gestiones y comunicaciones, como por ejemplo, entre otras cosas, con el plan social.

Estamos con una presencia muy activa en las redes sociales. Indispensable hoy. Ya contamos con canales de Facebook para el Montepío y para todas las empresas,  con miles de seguidores y con cifras importantes. También estamos en Instagram, en Twitter y en YouTube, porque es ahí donde está ese público joven y de futuro con el que queremos conectar, a quienes va dirigido ese legado. Otras herramientas (como Audioboom o Issuu) nos permiten colocar contenidos que sean de interés para la actividad del grupo y que en conjunto actúa como espacios publicitarios de actividades.

Mensualmente enviamos un nuevo Boletín digital de información y ofertas, a modo de Newsletter para mutualistas y aquellos clientes de nuestros residenciales con los que mantenemos vía mail una relación social y comercial.

En definitiva, hemos culminado en este curso la renovación de nuestras webs, con su adaptación a dispositivos diferentes como el móvil la Tablet, ordenador, Smart TV… con traducciones al inglés, en algunos casos, y con centrales de reservas que nos permiten llegar de manera directa a nuestro público y clientes. La presentación de la nueva imagen corporativa ha venido, además de contribuir a la reordenación del Grupo, a reforzar éste proceso de cambio, con un diseño de marca que partiendo de nuestros mimbres sociales, proyecta una imagen acorde con el mundo actual.

Fondo de pensiones y nuevos instrumentos financieros

De vez en cuando, conviene recordar que los fondos de pensiones y el seguro de ahorro colectivo están garantizados y depositados en Líberbank, siendo gestionados por CASER Seguros.

Todos los depósitos bancarios de los ahorradores están avalados por el Banco de España. Quienes asumen riesgos son los inversores en acciones bancarias, que no es nuestro caso.

Nuestra Fondo presentaba a finales de 2016 un patrimonio de 20.431.111€. Terminó el año con una rentabilidad del 1,35%.

El 2016 fue un año de sorpresas, que comenzó con un panorama muy sombrío en los mercados financieros.  Como es bien sabido, las situaciones políticas afectan de forma directa a estos productos financieros. El Brexit, el crecimiento de Estados Unidos y evolución de China, los acuerdos de producción del petróleo, la elección de Trump, el malogrado referéndum de Italia… fueron acontecimientos relevantes en un año convulso. Una fuerte recuperación en el último trimestre hizo posible que alcanzásemos una rentabilidad muy buena, del 1,35% muy por encima del índice de referencia.

En el último ranking del año 2016 en el que se comparan todos los fondos de pensiones en España, el del Montepío fue el primero en rentabilidades a un año y a 10 años; y el segundo en rentabilidades calculadas a 3 y 5 años. Quiere decir esto que nuestro fondo de pensiones bate de forma extensa la rentabilidad sostenida por los planes individuales de Renta fija mixta, que es donde nos encontramos.

El 80% de nuestros mutualistas cuenta con fondo de pensiones o con plan de ahorro. Son por tanto servicios valorados.

Reforma de Estatutos.

Los congresos de CC OO en Asturias, especialmente el de su Federación de Industria celebrado fechas atrás, supusieron la renuncia legal de esta organización a ejercer su condición de Socio Protector del Montepío. Es una decisión legítima y respetada.

Ante este escenario, quienes han mantenido su condición de socios protectores asumen la responsabilidad de buscar una alternativa viable y diseñar un Montepío más plural e integrador, con la presencia de las distintas sensibilidades que han convivido históricamente en la Mutualidad y que están dispuestas a seguir compartiendo un proyecto colectivo común.

Una parte del camino ya estaba hecha con la incorporación a los órganos de dirección de los presidentes de las Juntas locales vinculados a CC OO. Nos faltaba incorporar a los socios familiares, para que participen en esta línea de debate y trabajo. Tras un proceso selectivo, se llevó a cabo una reunión de socios familiares, en la cual resultó elegida una mujer, Sara Blanco, para que representase y ponga voz a ese colectivo de socios familiares. A la vez es una experiencia muy interesante para ir incorporando voces femeninas a la gestión futura del Montepío.

Está por tanto constituida la Comisión de Trabajo sobre Estatutos, incluyendo a las partes representativas de la entidad, es decir los socios protectores, SOMA-FITAG-UGT, Asociaciones Profesionales de Minería, la representación de los presidentes de las Juntas locales de CC OO y una portavoz del grupo de Socios familiares.

En ese marco, mantenemos un debate y diseño de futuro, sin prisas, para establecer un modelo de Estatutos donde todo puede ser debatido, pero no todo es revisable. Hay una estructura que va a permanecer inmutable, por ser la columna vertebral del Montepío. Adaptarse a los tiempos nuevos, SI, pero perder nuestra naturaleza, NO.

Tenemos muy clara nuestra posición en cuanto a la representatividad y proporcionalidad, el papel que van a seguir jugando los sindicatos, el control sobre la Mutualidad y su patrimonio y por supuesto sobre instrumentos financieros como son los fondos de pensiones.

En ese debate, está también la reducción del número de miembros en los órganos de dirección. También el dar derechos políticos a los mutualistas familiares, salvaguardando los derechos económicos de los denominados socios de número, que han forjado desde su contribución en el Régimen de la Minería, el actual patrimonio de la entidad.

No vamos a caer en cantos de sirena populistas y asamblearios. No vamos a dejar nunca al descubierto al Montepío, desprotegido al alcance de fondos buitre, de especuladores o de otros pájaros de mal agüero. Sin prisa pero sin pausa, hasta completar una propuesta sensata que podamos presentar al debate y aprobación de esta Asamblea. Lo haremos cuando el clima político de la Mutualidad cumpla los requisitos básicos para un debate sosegado, sin ruidos ni tensiones. Ese escenario es imprescindible para acertar en decisiones tan importantes como las que nos toca.

Deuda de fondos mineros con el Montepío por la Residencia.

El largo expediente de la deuda de fondos mineros que el Ministerio de Industria mantiene con el Montepío, del que ya va para 5 años, con el impago que sufrimos de la última certificación de obra por valor de 3.303.663 €. Ahora tiene un nuevo capítulo.

La última resolución del Ministerio, por decirlo en lenguaje coloquial y entendible, nos decía que no estaban dispuestos a pagarnos esos 3,3 millones de euros, y que por el contrario debía ser el Montepío, quien tendría que devolver al Ministerio, según su criterio, 2,98 millones de euros por toda una serie de gastos que ellos consideran no subvencionables, porque la ayuda no se orientó toda a todos los beneficiarios finales. En fin, clásicos argumentos jurídicos para esconder como trasfondo una decisión puramente política.

Tras algunas gestiones, conseguimos participar en la Comisión de Cooperación celebrada en el Ministerio de Industria, y donde pudimos defender, cómo el proyecto de la Residencia de Felechosa se ajusta perfectamente a la filosofía de los fondos mineros, es decir: es netamente social, reactivador para el territorio, generador de empleo, fija población en el ámbito rural y es viable económicamente.

La respuesta ministerial a nuestras alegaciones supuso un tibio avance, pero  insuficiente,  porque aunque  el Ministerio reconoció parte de nuestra alegaciones, mantiene su reclamación al Montepío por una devolución de la subvención cobrada, cuantificada en 428.957€, más 97.555€ de intereses de demora.

Esta resulta una resolución inaceptable para el Montepío, a la que hemos dado respuesta con el necesario aval bancario y un recurso de reposición. En el caso de que el Ministerio mantenga su criterio, ya estamos preparando la vía del Contencioso Administrativo, y por tanto la judicialización de la asunto, una decisión a la que nos ha empujado el Ministerio.

Expediente de la Residencia de Felechosa y demanda contra la empresa adjudicataria, Alcedo de los Caballeros, el Arquitecto y el Aparejador técnico.

Nuestra relación con la empresa Alcedo de los Caballeros que ejecutó obras para el Montepio por valor próximo a los 38 millones de euros ha sido profesional, correcta, pero exigente ante las distintas reclamaciones que hemos planteado por vicios de obras que íbamos encontrando. Siempre hemos tratado de buscar una solución dialogada.

Bien es cierto que algunos fallos de obra los hemos tenido que resolver nosotros ante la pasividad de la empresa y la necesidad de actuar de manera urgente debido a que algunos problemas afectaban directamente al buen funcionamiento de las instalaciones en el día día y a nuestros clientes. Sirva de ejemplo la sustitución del suelo del Área Termal del Balneario de Ledesma, porque era ya una auténtica pista de patinaje, con caídas de numerosos residentes. Urgía por tanto repararlo y posteriormente reclamarlo.

Con este panorama, en el verano de 2016, a solicitud de Alcedo, me reúno con Juan Antonio y su abogado Valdés-Hevia. Me hace una propuesta que consiste en que dada la mala situación por la que atraviesa Alcedo, próxima al Concurso de Acreedores, proponen renunciar a cobrar unas supuestas obras realizadas por ellos en los Residenciales de Los Alcázares y Roquetas de Mar, que cuantificaron en 700.000€, a cambio de que el Montepío les liberase de la responsabilidad civil que tienen sobre la obra de Felechosa.

La respuesta que dimos fue en una doble dirección: No hay constancia documental de esas supuestas obras no pagadas a Alcedo, y por tanto de ser así, deben aportar la documentación necesaria y las facturas correspondientes que demuestren la deuda pendiente. Y a continuación, pusimos en marcha iniciativas legales para reclamar las soluciones a los vicios de las obras y evitar prescripciones de plazo en las garantías correspondientes. Es en ese mismo momento cuando solicitamos los informes técnicos a gabinetes especializados en peritajes para conocer el verdadero estado de las obras realizadas en nuestras instalaciones.

Los informes técnicos en el caso de la Residencia son contundentes y recogen única y exclusivamente aquellos defectos que afectan a la seguridad de las personas, que se encuentran por encima del nivel del suelo. Los defectos constructivos encontrados están en los muros perimetrales de sótano, solados, puertas balconeras de vidrio, escaleras, rampas, desniveles exteriores, radiadores en dormitorios, soluciones para la limpieza de acristalamientos exteriores, puertas, impermeabilizaciones, y especialmente en la fachada.

La fachada del gran edificio, según informe técnico, debe retirarse el actual aplacado y reponerlo de forma correcta, con anclajes mecánicos, es decir, que se requiere de una fachada ventilada.  Y por consejo de los técnicos hemos procedido a la colocación de andamiaje en todo el perímetro del edificio, como medida preventiva de seguridad.

En el informe, también se relatan las obras realizadas con materiales de inferior calidad a lo proyectado, obras presupuestadas y no ejecutadas, y obras que no coinciden lo ejecutado con lo proyectado y liquidado, mientras que en otros casos hay obra proyectada que no está ejecutada pero sí liquidada.

El paso siguiente ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo fue poner las oportunas demandas judiciales contra el constructor, el arquitecto y el aparejador, por el importe de las partidas en litigio, según los valores del presupuesto que figuran en el proyecto. En total, hablamos de 1,98 millón de €

Dichos informes fueron enviados a la Fiscalía Anticorrupción para incorporar al proceso de investigación que tenía iniciado. De esa situación se deriva  la reacción visceral del Contratista ante nuestras demandas judiciales, con las medidas que posteriormente desarrolló para tratar de amilanar a nuestra dirección, con la denuncia pública para tratar de matar al mensajero, la demanda judicial interpuesta contra este presidente, por valor de 100.000€  y más recientemente el chantaje en forma de reclamación de 668.000 € de esas mencionadas supuestas obras realizadas en los residenciales de Los Alcázares y Roquetas, hace ya siete años y que nosotros no reconocemos. Es hoy en día otro expediente judicial iniciado.

Tal parece que hoy en día este presidente se ha convertido en la diana a batir desde diferentes frentes.  ¿Casualidad? ¿Coincidencia?

Nuestra relación con la Fiscalía Anticorrupción ha sido permanente desde que los visitamos en Madrid tras el conocimiento del inicialmente denominado como “Caso Villa y Postigo”, a comienzos del otoño de 2014, cuando un medio de comunicación nacional  destapó la regularización económica que habían realizado en 2012. Fue entonces cuando les entregamos los primeros informes.

En nuestra última visita, en octubre de 2016, establecimos un acuerdo para la no interferencia en la investigación sobre las posibles reclamaciones judiciales que el Montepío debía de desarrollar. Así, el Montepío resolvería sus asuntos judiciales por la vía civil, reservando la acción penal para la propia Fiscalía, una vez obtuviera sus conclusiones. En esas fechas ya se percibía el avance notable del proceso de investigación, que culminaría con la que hoy todos conocen ya como  Operación Hulla.

Son varios los informes técnicos que remitimos a la Fiscalía anticorrupción, y cuyo coste hemos asumido.

Unos días antes del 30 de mayo de 2017, fecha de inicio del proceso en Asturias en el Juzgado número 3 de Oviedo, les habíamos enviado dos: El primero, relacionado con la Residencia de Felechosa. Un informe técnico que calcula que la fachada del inmueble tiene una superficie de un panel inferior a lo proyectado y presupuestado inicialmente. Exactamente 2.325 m² menos.

Y el segundo, un informe relacionado con la compra del hotel Apartamento en Roquetas de Mar ligada a la venta de 61 dúplex del Residencial de Los Alcázares de Murcia, en el año 2003. En dicho informe se aportan datos nuevos, que deben de ser contrastados obtenidos de otras sentencias judiciales posteriores y registrales mercantiles.

Son datos que despiertan dudas razonables, pero que entendemos que le corresponden a la Fiscalía Anticorrupción decidir sobre su destino y valorar o no su posible prescripción. En aquel entonces Postigo ejercía una labor de coordinación muy intensa entre el sindicato y el Montepío.

Hoy se tiene conocimiento por el informe de investigación de la UCO que Postigo manejó 926.743 euros de dinero efectivo, entre el 1 de enero de 2003 y el 29 de julio de 2015, dinero de origen desconocido. Cabe recordar que obra de Felechosa se inició en el año 2008.

Tras la demanda interpuesta por la constructora Alcedo de los Caballeros contra el Montepío, por importe de 668.330,13€, en relación a supuestas obras no cobradas y realizadas en los centros residenciales de la Mutualidad en Los Alcázares y Roquetas de Mar, la entidad contrató los servicios técnicos profesionales para el análisis y  valoración de dichas obras. Actualmente el informe de los técnicos está pendiente de ser emitido.

En relación a las obras realizadas en el Balneario de Ledesma, entre los años 2012-2013, y sobre las que ya se está realizando una Auditoría Técnica, fueron adjudicadas el 28 de diciembre de 2011. En esa misma fecha se autoriza al entonces Presidente para la gestión de un préstamo, con el fin de financiar estas obras.

En la adjudicación concurren otras dos empresas, ambas con importes levemente superiores a Alcedo de los Caballeros, a la que finalmente se adjudica la obra proyectada por Manuel Sastre.

Dentro del análisis realizado de la documentación de la entidad, actas y contratos y al margen de las conclusiones que de la Auditoría Técnica se deriven, se detecta una desviación entre los importes aprobados por la Comisión Regional y los contratos firmados y abonados, por importes muy significativos.

Por tanto, el Montepío está en la colaboración y en la iniciativa por esclarecer lo sucedido, pero también por la reposición de todo el daño causado. Por eso hemos dado un paso más con la decisión de ejercer nuestro derecho a la Personación como Acusación Particular en la causa penal. La solicitud ya fue presentada en el Juzgado de Instrucción número 3 de Oviedo, a fin de ejercitar las ACCIONES PENALES Y CIVILES que pudieran correspondernos.

Además, el Montepío conociendo por el Sumario del Caso la presunta comisión de un DELITO SOCIETARIO de los previstos en el artículo 295 del Código Penal, también ha procedido a formular una DENUNCIA expresa contra José Antonio Postigo Postigo, y José Ángel Fernández Villa, y contra todas aquellas personas y entidades que hayan podido ser responsables de los hechos denunciados e investigados, causantes de un evidente daño a nuestra entidad.

Estas acciones por parte del Montepío, de su Mutualidad y de sus actividades como Grupo, respaldadas por el acuerdo de su dirección en pleno (por nuestra Comisión Regional), serán representadas por la dirección Letrada constituida por Miguel Ruiz Vázquez y Pablo Pérez Rodríguez.

Serán asuntos que requerirán mucha atención, y sin duda horas de dedicación y energías, pero la vida del Montepio, y de sus empresas  y actividades debe continuar, y requieren de nuestra máxima concentración, por eso hoy os presentaré algunos de los asuntos que estamos desarrollando:

-Asesoría Legal Múltiple y familiar.

El Montepío ha puesto en marcha un nuevo Servicio de Asesoría Múltiple Legal y Familiar. Ofrece un asesoramiento a los mutualistas sobre cuestiones legales, civiles, fiscales y sobre el plan de pensiones. Son asesoramientos relacionados con divorcios, separaciones, pensiones compensatorias, separaciones de bienes, propiedades alquileres, impuestos y un largo y certera.

Es un asesoramiento gratuito y personalizado que se ofrece desde casi todas las Juntas locales a través de cita previa que facilite una realización privada y profesional del servicio.

En el tiempo evaluaremos el grado de implantación en función de la aceptación de este nuevo servicio, con vistas a su consolidación futura dentro de la oferta de servicios ordinarios que ofreceremos a través de las Juntas locales. Tras las primeras semanas, tenemos sensaciones muy buenas

-Becas de investigación.

Como bien sabéis, desde el principio hemos eliminado los gastos protocolarios vinculados a la entrega de las Medallas de Oro de la entidad y de la festividad de Santa Bárbara, reorientando estos recursos económicos a otros fines sociales, culturales o de apoyo a la investigación. Y así estamos avanzando en la creación de una beca de investigación sobre temas relacionados con el estudio y el rescate del olvido de la memoria de los montepíos mineros de las muchas empresas carboneras asturianas existentes en casi dos siglos de actividad; y también sobre cuestiones relacionadas con la investigación socio-sanitaria y la prevención de la salud, un campo en el que operan nuestras actividades y en el que queremos contribuir.

Para su desarrollo, tenemos conversaciones con LíberBank, Caser y la Universidad de Oviedo. Contamos con un presupuesto de 15.000€ iniciales, cofinanciados por las entidades colaboradoras. Ponemos así nuestro granito de arena para animar e incentivar el necesario trabajo investigador sobre el que se forja una sociedad mejor.

-Nueva línea Cosmética 

Algunos balnearios históricos en la red nacional como el de Ledesma, con manantiales de reconocido prestigio,  cuentan con una línea cosmética como complemento a su oferta termal y hotelera, aprovechando los valores y propiedades de sus aguas termales que desde tiempos remotos han sido utilizadas para los tratamientos de la piel. Aparece hoy también una visión distinta de los cosméticos que, además de ser un producto estético y de belleza, es al mismo tiempo protector de la salud.

Desde esa concepción tradicional en propiedades, moderna en lo comercial, hemos elaborado una nueva línea de cosméticos con una fórmula reforzada y en una línea de calidad superior. Hemos mejorado su presentación estética. Nos hemos planteado este proyecto como una nueva línea de negocio para el Balneario, pero también para el Grupo, a través de las posibilidades que hoy nos brinda el comercio digital, con una página web online y en un futuro una distribución personalizada.

Creemos que nos ayudará a mejorar nuestra cuenta de resultados, aportando ingresos en aquellas épocas del año donde las instalaciones cierran para su mantenimiento y también para poder realizar inversiones. En fin una nueva línea cosmética del Balneario de Ledesma bajo la perspectiva de que no hay nada más bello que la salud

Balance final en el Informe de la Asamblea

Vivimos una situación excepcional y complicada, eso es innegable. Pero también lo es nuestro firme compromiso con el futuro de la entidad, con su viabilidad y con una mejor gestión: con otra forma de hacer mutualismo y de dar servicio.

A la dirección actual se nos debe de medir por la gestión del Montepío hoy. Una entidad que en dos años logra beneficios después de pasar una situación financiera muy complicada, casi quiebra técnica, como la que teníamos cuando partimos en el verano de 2014.

Pero también se nos mide y valorará por nuestra capacidad de reacción a los problemas que heredamos, por enfrentarnos a los acontecimientos que poco a poco hemos ido descubriendo y destapando de una manera leal con la entidad, con la justicia y con la sociedad en su conjunto.

Sabemos que en este doble proceso, el de hacer un Montepío mejor y el de conocer todas las irregularidades y llevarlas al servicio de las Justicia, contamos con el apoyo sensato de nuestros mutualistas.

Como diría el sabio, “el mejor modo de resolver una dificultad es no tratar de soslayarla”. En ello estamos. Y en hacer bueno para el Montepío aquel dicho clásico de Aristófanes, ese que nos dice que “solo en el enfrentamiento valiente a las adversidades, pueden salir a la luz nuestras virtudes”.