Quinto año con beneficios para el Montepío, con 321.067€ y la cifra de negocio crece un 2% a 13M€

El Presidente del Grupo Montepío, Juan José Glez. Pulgar, presentó hoy viernes, 19 de junio de 2020, el Informe de Gestión Anual de la entidad, resumen del comportamiento de las actividades del Balneario de Ledesma, Los Residenciales de Destinos de Sol de Los Alcázares y Roquetas de Mar y la Residencia de Felechosa –generador de un empleo máximo de 300 puestos de trabajo y unos 30.000 clientes/año), así como de la propia Mutualidad y de su Fundación Obra Social, sostenida por unas 10.000 familias de raíz minera.

González Pulgar estuvo acompañado en la sede central en Oviedo del Interventor del Montepío, Arsenio Díaz Marentes y del Contador, Ángel Orviz. Como indicador de la buena marcha, destacaron que el Montepío en 2019 logró una cifra de negocio de 12.960.764,22 millones de euros, lo que supone un crecimiento de un 2% sobre el ejercicio anterior, es decir 254.552 euros. Todas las empresas y entidades registraron números positivos, ofreciendo el global un beneficio de 321.067,20 euros, entre los que el presidente no quiso computar otros 618.915 euros, recogidos como “ingresos extraordinarios”, por la indemnización recibida como compensación por los daños estructurados de la obra de la fachada de la Residencia de Felechosa.

Pulgar comenzó su intervención que la Asamblea anual 2020 no pudo celebrarse este mes de junio debido al Estado de Alarma declarado por la pandemia de coronavirus y las restricciones sobre reuniones colectivas de número superior; y que su objetivo es emplazar a la familia mutualista a una nueva convocatoria para después del verano, dentro de la nueva normalidad con una fecha prevista para el viernes, 2 de octubre. “Ahora mismo estamos intensamente centrados en la campaña de verano en los residenciales, en implementar todas las medidas de control y seguridad en nuestros centros para trabajadores y clientes, con el fin de lograr un perfecto funcionamiento de los protocolos de turismo seguro establecidos por la autoridades y las medidas higiénico sanitarias, que junto con el funcionamiento de los servicios pueden ya consultarse en la página web”, indicó Pulgar. “Estamos concienciados” en tratar de superar “el envite que ha supuesto el virus para el funcionamiento general de las actividades, especialmente las turísticas como las nuestras”. Cabe recordar que el Montepío opera con las marcas Balneario de Ledesma –capacidad para cerca de 600 personas, que se verán reducidas por el control actual de aforo- y los Destinos de Sol de Los Alcázares y Roquetas de Mar –con 365 apartamentos de diversa tipología-.

Responsabilidad Social Corporativa: Una apuesta por la Economía social y circular

Próximos a cumplir el 50 aniversario, el presidente de Montepío explicó que “hemos avanzado mucho en los últimos años, el Montepío de hoy es una entidad compleja en su estructura que agrupa a una Mutualidad, a una Fundación y un grupo de empresas turísticas y de atención sociosanitaria que operan en diversas zonas del país; y en este último año hemos avanzado aún más en definir nuestro modelo asumiendo una Responsabilidad Social Corporativa reconocible, transparente, con una tarjeta de presentación que pivota sobre nuestra función como empresas de Economía Social que propician una reversión de beneficios en diferentes acciones de tipo solidario, cultural y humanista, y de Economía Circular con empresas sostenibles y comprometidas con el territorio en el que se asientan como actividades tractoras y generadoras de riqueza, atractivas y protectoras del medio ambiente”. En ese capítulo Pulgar destacó que “se han hecho importantes inversiones en energías sostenibles, como la instalación de 360 nuevos paneles fotovoltaicos o de energía termosolar, la biomasa, o la geotermia, principalmente en el Balneario de Ledesma”, que con más de cien empleos y 16.000 clientes/año sigue siendo la primera línea de negocio, desde que el Montepío asumió la gestión de esta estación termal, una de las más antiguas de España, en 1980.

Otro de los aspectos subrayados por el presidente es la participación de la entidad y su presencia en foros institucionales como la Cámara de Comercio de Oviedo, ASCEGE –la Asociación de Residencias geriátricas de Asturias-, o la Asociación Nacional de Balnearios, ANBAL.

El Plan Social de la Fundación Montepío llegó a 2.230 personas en 2019

El presidente del Montepío también destacó que el Grupo ha invertido en este último año unos 3 millones de euros en distintos procesos de modernización, destacando la tecnológica y la de atención al cliente y gestión administrativa. En cuanto a las iniciativas sociales, González Pulgar destacó la importancia y el peso del programa propio de Becas –de Primaria a Universidad pasando por Ciclos Profesionales y Necesidades educativas especiales- que llegó a unas 200 familias. También las ayudas directas y el funcionamiento de los servicios de Asesoría Legal y Familiar, la de Orientación Social y el nuevo Gabinete de Apoyo Psicológico puestas en marcha en los dos últimos años. En cuanto al balance de la Fundación Obra Social, gestora de este plan de ayudas o reversión de beneficios –como empresa sin ánimo de lucro- el Plan alcanzó los 182.425 €, con 147.966 € repartidos en prestaciones y 34.459 en otras ayudas sociales directas: El total de beneficiarios de esta política social de la Fundación en el último año fue de 2.230 personas

González Pulgar, en un mensaje directo hacia los mutualistas, quiso poner en valor estos resultados “como un valor propio de la fortaleza del Montepío frente a la adversidad”. Puso como ejemplos de adversidad “extrema”, “la superación del desgaste en los frentes judiciales civiles y penales, y también políticos, por el Tribunal de cuentas, que el Montepío actual aún mantiene abiertos por asuntos del pasado como la obra de la Residencia”. También cito entre las adversidades “los daños climatológicos o medioambientales causados por los distintos temporales y DANAS sufridas en Los Alcázares y su daño al Mar Menor y sus playas”. Y la última, “sobre la pandemia del coronavirus, cuyos efectos indicó a modo de adelanto que ya suponen unas pérdidas de entre 1,3 a 1,6 millones de euros, debido al impacto sobre el turismo, a la comercialización de plazas en la residencia de mayores –pese a no sufrir ningún caso- o a la suspensión del programa de termalismo social del IMSERSO para el Balneario de Ledesma”.

Plan de Emergencia ante los efectos de coronavirus

“Por estas pérdidas es por lo que hemos tenido que poner en marcha hace apenas un mes un Plan de Emergencia empresarial con una reducción importante en materia de gastos e inversiones y con diversos ERTES en las empresas, con el fin de paliar el ejercicio presente y hacer sostenibles todas las actividades”. El Balneario de Ledesma volverá a reabrir el 1 de julio, mientras que los Destinos de Sol de Los Alcázares y Roquetas de Mar trabajan ahora en tratar de salvar la temporada de verano con la vuelta a la nueva normalidad.

Por esa razón el presidente del Montepío valoró como una gran noticia que el Balneario de Ledesma en 2019, antes de esta crisis, alcanzase 214.227 € de beneficio y la Residencia de Felechosa, por cuarto año, 42.719 € de beneficio, o Roquetas de Mar, con 44.574 € de beneficio”.

Sobre la Residencia de Felechosa, González Pulgar destacó la importancia de haber reconducido un proyecto que en 2015 sufrió importantes pérdidas y que hoy ha pasado a tener beneficios, con 100 empleos directos para el Alto Aller, y prestando servicio directo a 160 personas mayores. La Residencia de Mayores “por su ubicación en zona rural de alto valor ambiental, no ha tenido ningún caso de positivo en coronavirus y ha mejorado sus resultados brutos en 76.821 €, ampliando sus ingresos en unos 30.000 y reduciendo sus gastos de explotación en 21.593 € en el último ejercicio, lo que supone para la familia mutualista minera un motivo de orgullo”.

También quiso destacar Pulgar la gestión en el Residencial de Roquetas, en la Costa de Almería, un centro que hasta 2015 nunca había tenido beneficios y que ahora vuelve a crecer con más ingresos en el último año 124.774 € y una mejora de resultados de 21.939 €. Señaló que el centro de Los Alcázares, aunque con beneficios, de 10.972 euros (con un aumento de 75.773 euros en ingresos), ha notado el impacto de lo sufrido en la zona, lo que llamó, los efectos económicos de las DANAs, que se traduce en 111.462 euros menos.

Fuerte reducción de la deuda y reducción de los intereses

Finalmente el presidente del Montepío destacó en la gestión de su equipo la fuerte reducción de la deuda contraída por la entidad, “que en 2014 era de 17 millones de euros y que ahora es de 12,67 millones de euros” -cerca de 5 millones de euros menos-. “En el último año, entre amortizaciones de capital e intereses hemos logrado una reducción de 1,28 millones de euros”, dijo Pulgar. En este capítulo, también puso en valor “la negociación de la deuda hipotecaria”: “una gestión que permitió reducir los intereses soportados, suponiendo un ahorro financiero de aproximadamente unos 100.000 € que ayudan en positivo a las cuentas anuales”.

Otro de los hechos destacados es que el Montepío estudia alternativas y productos financieros al Plan de Pensiones –suscrito como fórmula de ahorro por más del 80% de las familias mutualistas y que en 2019 ofreció un 4,5% de rentabilidad– señalando como un hecho destacado que el operador de esos productos exclusivos para la entidad, la firma Caser fue absorbida recientemente por Helvetia, dirección con la que ya ha comenzado a estudiarse nuevas fórmulas de servicio y prestación que aportan valor añadido a pertenecer al Montepío, entidad que ya abrió en 2016 sus puertas a hij@s, nietos y descendientes directos de mineros asturianos para garantizar un relevo generacional en la entidad.

Toda la rueda de prensa puedes seguirla aquí:

Así salió en los medios de comunicación:

Fuente La Nueva España, El Norte de Castilla y El Comercio