Asamblea2️⃣1️⃣ Unanimidad a la gestión de «un año durísimo» y compromiso para revertir la crisis con la reapertura del Balneario de Ledesma

La Asamblea anual del Montepío 2021, celebrada este viernes 25 de junio en Oviedo, y que, como es tradicional, se desarrolló sobre el informe de análisis, debate y aprobación de la gestión llevada a cabo en el ejercicio anterior -totalmente condicionado por los efectos de la crisis global provocada en las actividades principales del Grupo por el impacto de la pandemia de Covid-19- se convirtió en un compromiso colectivo de la entidad para tratar de revertir la situación este mismo año, con la recuperación paulatina de la normalidad que puede ofrecer este verano la mejoría de los datos como efecto del avance de la campaña de vacunación y las mejores expectativas en los residenciales de turismo social y de salud en Los Alcázares y Roquetas de Mar, pero especialmente el Balneario de Ledesma.

El Presidente del Montepío, Juan José Glez. Pulgar, anuncio la buena nueva, la reapertura de la histórica villa termal salmantina, pionera en el origen de los balnearios y el turismo de salud en España, el próximo 23 de julio. La reapertura del Balneario de Ledesma, que es una instalación clave para el funcionamiento del Montepío en servicios de turismo y salud y para su balance desde su misma fundación, se producirá después de meses de cierre, tras su abrupta clausura el pasado mes de septiembre (tres meses antes de finalizar la temporada), cuando la suma de pérdidas por la falta de clientes, la suspensión del programa IMSERSO y los costes de mantenimiento de la instalación (es uno de los balnearios más importantes en tamaño del país, y cuenta con cerca de 120 empleos) amenazaran las cuentas globales del Grupo. Antes de la crisis, el Balneario de Ledesma contaba con 17.000 clientes cada temporada, un 65% a través del programa nacional del IMSERSO.

El presidente del Montepío señaló que el regreso del IMSERSO en octubre «nos marca el camino a volver a poner en marcha el Balneario de Ledesma y su reactivación, con un horizonte largo para el programa de termalismo social largo, hasta 2025, que resulta fundamental para la recuperación (podrían suponer unos ingresos de 5 millones € en esos cuatro años de conseguir la captación de los clientes IMSERSO asignados). Y sobre la apertura general del Balneario de Ledesma, Pulgar resaltó que para este nuevo reto de abrir el Balneario «hemos puesto en marcha una campaña de promoción de nuestros residenciales y Balneario, especialmente entre nuestros mutualistas y clientes, porque más que nunca su apoyo, con las reservas en este verano, desde el 23 de julio a octubre que arranque el IMSERSO, resultará fundamental hasta octubre para reactivar la instalación, que es un motor de actividad turística y de empleo en Salamanca».

La apuesta del Balneario de Ledesma para su regreso en este verano 2021 será poniendo énfasis a sus potenciales: su afamada agua termal, su experimentado equipo especializado en hidrología médica, su enclave, con 35 espaciosas hectáreas en la dehesa del río Tormes, y sus actividades dirigidas al turismo familiar y de naturaleza.

El Balance económico

En la presentación del informe de gestión «sobre un año durísimo, de muchos desvelos y preocupaciones«, el presidente del Montepío presentó sin paños calientes el impacto de la crisis en las cuentas: «Llegamos a 2020 tras cinco años de crecimiento sostenido, siempre en beneficio en todas las actividades, y con aportaciones constantes al proceso de modernización de las mismas; pero en esto llegó el Covid y nos rompió», dijo antes de dar las cifras: «El cierre obligado del Balneario de Ledesma y las restricciones en nuestros destinos turísticos del Sur provocaron una caída en más de la mitad de la cifra de negocio con la que contábamos: Pasamos de los 13 millones de euros de 2019 a los 6 millones de negocio total, es decir a disponer de 6,9 millones de ingresos menos. Los residenciales de Sol de Roquetas de Mar y Los Alcázares tuvieron unas pérdidas de 37.000 € y 163.000 € respectivamente.
El Balneario de Ledesma, con tan solo unos ingresos testimoniales de 534.000€ frente a los 5,86 millones del ejercicio normalizado anterior, ha estado muy condicionado durante todo el ejercicio por una temporada de verano a medio gas, sin IMSERSO y con unos costes estructurales muy importantes para su funcionamiento. Finalmente alcanzó unas pérdidas en 2020 de 1.155.539 €. De ahí, de esas razones, que se haya producido por primera vez en su historia el cierre de la temporada adelantado a septiembre. Estos resultados negativos tuvieron un efecto de arrastre sobre la Mutualidad, que añadieron unas pérdidas de 106.304 €, y que sumadas terminan elevando la cifra global de pérdidas hasta 1.471.187 €, cifra que pudo ser paliada en parte por el remanente de la Fundación obra social, con 4.791 € y el importantísimo beneficio de la Residencia de Felechosa que aportó 36.082 €, después de practicar los arrendamientos».

Dosier completo para la Asamblea 2021 (viernes, 25 de junio), que incluye el informe técnico de gestión del Montepío como entidad, la evolución de los resultados por actividades del Grupo y el balance y cuentas, además del Orden del día:

González Pulgar dedicó palabras emocionadas al trabajo desarrollado en la Residencia de Felechosa para evitar el Covid y proteger a nuestros mayores: «Han sido 15 meses manteniendo el espacio libre de Covid, pero, créanme que no ha sido cuestión de suerte, detrás hay un esfuerzo colectivo enorme, de sacrificios y esfuerzos constantes, de un trabajo profesional y riguroso que nos ha hecho crecer en todos los ámbitos, en la Residencia y en el resto del Grupo». Y más tarde añadió: «Estamos recogiendo frutos, la Residencia de Felechosa, por su profesionalidad y enclave y posición en un entorno rural y de gran calidad ambiental, esta siendo valorada y esta primavera hemos batido un nuevo récord de residentes, con 180, y la petición de 11 personas en solicitud de admisión».

El presidente del Montepío quiso también destacar entre las cosas positivas de un año de pandemia «el apoyo de los ayuntamientos mineros y los de la comarca de Ledesma, que han entendido por un lado que el proyecto del mutualismo minero asturiano es de largo recorrido, de muchas décadas de apoyo social y solidario y de que ahora nos estamos jugando mucho; y a los salmantinos del territorio próximo al Balneario porque han sabido comprender y han mostrado su preocupación por el futuro de una instalación que es motor de empleo y actividad turística desde hace siglos, como el Ayuntamiento de Vega de Tirados que ha llegado a apoyar el desarrollo para sus vecinos de un plan de salud termal con nosotros en cuanto volvamos a reabrir las instalaciones».

El presidente del Montepío no paso por alto que en este duro año la entidad cumplió su 50 aniversario: «Fue un aniversario de circunstancias, en tiempos de tanta incertidumbre, desconcierto y dolor: Solo se puede celebrar con un perfil público bajo. Así lo hicimos para conmemorar el 50 aniversario de la constitución del Montepío, un hecho acontecido allá por el mes de octubre de 1970, en tiempos de concentración minera, hacia pocos años que había nacido Hunosa, y de impulso a lo que sería más tarde el Régimen de la Minería en la Seguridad Social. Programamos algunas actuaciones con una proyección pública medida, pero con contenido denso y emblemático: Entre ellas la exposición de Guajes mineros, un capítulo que sumábamos al previo sobre la Mujer y la mina, y que en esta ocasión pone en valor y preservar otra de esas páginas duras en la memoria de la minería. Pero la principal fue la publicación del libro «Historia del mutualismo minero en la Asturias contemporánea», que editamos con TREA, y que es fruto de la beca de investigación financiada durante los dos últimos años por la Fundación MONTEPIO y dirigida y coordinada por el profesor de historia contemporánea de la Universidad de Oviedo, Luis Benito Álvarez, que también es mutualista del Montepío. Este libro, que cubre una ausencia incomprensible sobre un fenómeno social en Asturias, el del mutualismo, bucea en los orígenes de la unión y la cooperación primera de los mineros como respuesta colectiva de socorro ante una realidad dura y hostil para la familia minera, durante décadas, en constante desamparo por las interminables muertes y accidentes que a diario ocurrían en las minas, causantes de dramas, tragedias y penurias que bien conocemos en el seno de nuestras familias».

En la presentación del libro intervinieron por medios telemáticos el Presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, el entonces Rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda y el propio autor del trabajo Luis Benito García, además del presidente del Montepío, acto que pudo seguirse telemáticamente por redes sociales y YouTube.

Pulgar aprovechó la mención a este 50 aniversario del Montepío para hacer un homenaje a las miles de familias mineras que ha tenido la Mutualidad en su historia, «una colosal obra de cooperación obrera, que ha sido y es, no lo olvidemos nunca, gracias a la aportación de miles de familias mineras, las que hoy somos y estamos con nuestra contribución como socios mutualistas, pero también las que han estado y desgraciadamente ya no están (el Montepío llegó a tener más de 50.000 familias asociadas en el pleno apogeo minero de Asturias), durante todas estas décadas de contribución a este proyecto colectivo y social. Y a las que quiero recordar, porque ha sido un año de muchas pérdidas».

Y concluyó: «Con los apoyos de las familias mutualistas, los trabajadores, los ayuntamientos mineros y nuestros socios protectores, los sindicatos, nos basta para continuar la tarea, afanarnos en la labor nueva que ahora toca, en mirar hacia el futuro, diseñar estrategias nuevas y recuperar desde este mismo verano el ritmo y actividad económica. Es nuestro reto. Y a 24 horas de la caída de la mascarilla en espacios públicos, y tras meses muy duros de enfermedad, desvelos y preocupaciones, deseamos que este gesto de recuperar nuestro rostro completo sea un camino sin retorno hacia la vuelta a la normalidad en las grandes y en las pequeñas cosas de la vida. Porqué es urgente que volvamos a vivir con ilusión y esperanza«.

El apoyo de los socios protectores de la entidad

Tras la intervención del presidente solicitó la palabra el Secretario general del SOMA-UGT, José Luis Alperi, que anuncio el apoyo de su organización como Socio protector histórico de la entidad a la gestión del Montepío, destacando su «transparencia, resiliencia y fortaleza en esos meses de dura crisis, la capacidad de su organización mutualista y el compromiso de sus trabajadores y trabajadoras en los difíciles para superar una situación extremadamente compleja». Alperi elogió especialmente el papel de la Residencia de Mayores y su plantilla, por garantizar durante toda la pandemia un espacio libre de COVID a las personas mayores residentes y el apoyo de los ayuntamientos mineros y de la comarca de Ledesma para revertir la situación del Balneario desde este mismo verano. “Debemos sentirnos orgullosos del Montepío por su respuesta ante una situación de máxima dificultad, siendo capaz no solo de mantener la nave, sino incluso de desplegar acciones como mantener su programa de ayudas sociales y becas o poner en marcha como novedad una unidad de tratamiento para las personas que padecen aún las secuelas Covid, y demostrando con ello que su actividad social tiene mucho futuro”, reseñó Alperi.

Apoyo unánime

Al final de las intervenciones, y en las votaciones, toda la delegación mutualista presente y la representación delegada de los Socios Protectores votaron por unanimidad -por primera vez en los últimos años sin votos en contra o abstenciones- a favor del informe de gestión.

También se aprobó por unanimidad la nueva Comisión de control del Montepío para el periodo que ahora se abre, y que quedará formada por D. Herminio Fernández Vázquez, Ramón Fernández Ordiz y Dña. María de los Ángeles Ardura Torre, siendo los suplentes D. Belarmino Rodríguez Llaneza, D. Víctor Manuel González González y D. Vicente Sobrino Álvarez.

Vídeo intervención del Presidente del Montepío en la Asamblea 2021

Dosier de prensa y redes de la Asamblea Montepío 2021